Aunque llueva hay cultivos con daños irrecuperables

Pablo Antúnez   –   Diario El País

La menor producción de soja y maíz en el Mercosur abre expectativas de mejores precios en el mercado internacional o por lo menos, de que no sigan bajando, aunque algunos analistas sostienen que la recuperación demorará en llegar.

La Niña sigue castigando a la agricultura granelera de Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay. Por más que llueva en la región, ya hay daños que son irrecuperables en maíces y todavía no tanto a nivel de la soja.

En Argentina algunos analistas sostienen que la seca le restará valor a la cosecha entre US$ 1.100 millones y US$ 4.000 millones en conceptos de derechos de exportación que tributan soja y maíz, según publicó esta semana El Cronista. Sin embargo, si a ese número se le suman las pérdidas generadas por el déficit hídrico en los maíces, la caída de ingresos llegaría a US$ 5.300 millones. En Paraguay el gobierno declaró el estado de emergencia.

Mientras tanto, en Uruguay, nadie se anima a realizar una proyección de la soja que se podrá exportar. Las lluvias que no llegaron la semana pasada a la zona que agrupa el 70% del área agrícola del país -Soriano, Río Negro y parte de Colonia- dejaron superficie y rendimientos por el camino. Por más que llueva ahora, hay daños que son irrecuperables.

“Tenía mucha esperanza en las lluvias que no llegaron (la semana pasada), porque le permitirían a las sojas de segunda -que se plantaron antes de las lluvias importantes que hubo entre Navidad y Fin de Año y a las que se sembraron después- seguir en carrera para poder salir de los rastrojos. Hoy recorrés las sojas de segunda y la mayoría sigue siendo rastrojo”, aseguró a El País Marcelo Ferreira, técnico del Departamento Agronómico de Barraca Erro (Soriano).

En sojas de segunda, “para nosotros, hay un 50% del área que está en una situación muy crítica y no se sabe todavía cuánta área va a seguir adelante y cuánta área se perderá. En base a eso, podemos llegar a construir una idea de dónde estamos parados hoy”. Pero el técnico, al igual que varios de sus colegas consultados, aseguran que es prematuro adelantar cuál será el volumen a producir por Uruguay a esta altura. Es que, en algunas zonas, si llueve esta semana, hay un porcentaje de sojas de segunda que puede seguir en carrera.

Por su parte, no se puede resembrar la sojas de segunda porque no hubo episodios de lluvia y debido a la fecha en que se está, por más que se resiembre, no crecerá el área a nivel país.

Mientras tanto, Gonzalo Gutiérrez, docente del área de agronegocios de la Facultad de Agronomía aseguró que “las sojas de primera también están empezando a sufrir mucho por la falta de agua -las de segunda están muy mal- y van a quedar peores”, por lo que, en esos casos, “se darán abandonos de área”.

MERCADO. La sequía había provocado que los precios de maíz y soja subieran, pero la semana pasada, el informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) no ajustó como el mercado esperaba las estimaciones de producción de soja y maíz para el hemisferio Sur y eso provocó una nueva caída de los precios.

“El mercado de Chicago está mostrando un contexto financiero donde todavía no se solucionó la crisis económica en la Unión Europea (UE), donde cualquier decisión tomada por la UE o las calificaciones de riesgo, impactan sobre el dólar y eso se refleja en las cotizaciones de los granos”, dijo a El País desde Argentina Lorena Dangelo (analista del portal Fyo.com) y exanalista de la Bolsa de Cereales de Rosario. Por otro lado, está todo lo vinculado a oferta y demanda en cada uno de los países productores.

Dangelo sostuvo que la producción que estimó el USDA la semana pasada para el hemisferio Sur “está muy sobrevaluada”. A su juicio el mercado mundial muestra “una demanda alta y si se confirma definitivamente esa caída en la producción de soja y maíz del hemisferio Sur, sería una señal alcista para el mercado. Lo que vemos son expectativas de precios mejores o por lo menos, que no sigan bajando”. La misma visión de Dangelo la comparten algunos analistas de Uruguay.

El último informe de granos lanzado por el USDA generó la liquidación de fondos especulativos que estaban muy jugados a la suba del maíz. Si los precios no caen, para Gutiérrez, “la recuperación va a demorar un poco en venir. Hay deudas soberanas en Europa que no están resueltas”.

En paralelo, “el panorama para un inversor de riesgo, de volver a meter el pie en los commodities, no es muy alentador. Con las pérdidas que tuvo ese inversor la semana pasada, ahora lo va a pensar dos veces”, estimó el analista de la Facultad de Agronomía. Por eso sostiene que la recuperación demorará un poco en llegar.

Visión de producción del USDA

En maíz, la producción de Argentina sería de entre 26 y 29 millones de toneladas, lo que representa una caída de 7,4 a 7,8 millones de toneladas, respecto a la estimación previa del USDA. Mientras tanto, en soja, para Argentina se pasa de 52 a 50 millones de toneladas, con una exportación estimada de 10,80 a 9,8 millones de toneladas. En Brasil se pasaría de 75 a 74 millones de toneladas, con exportación de 38,5 a 39 millones de toneladas.

 

El País Digital

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos