ARU criticó el proyecto que devuelve el 1% municipal

URUGUAY   –  HUGO OCAMPO –  DIARIO EL OBSERVADOR   -José Bonica fustigó la cantidad de trámites para acceder al crédito fiscal

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), José Bonica, expresó una visión crítica acerca del proyecto aprobado en Diputados, por el cual el pago del impuesto municipal del 1% a las ventas ganaderas se podrá utilizar como crédito fiscal.

El dirigente señaló a El Observador que la iniciativa que ahora fue elevada al Senado fue acordada por el presidente José Mujica y los intendentes municipales. La propuesta del Poder Ejecutivo establece que el pago del mencionado impuesto se podrá descontar mediante un certificado en la liquidación de otros impuestos nacionales o pagos del Banco de Previsión Social (BPS).

Bonica puntualizó que oportunamente se había  logrado el compromiso del gobierno para que fuera derogado, lo que no ocurrió por un acuerdo que “se hizo a espaldas de los productores”. Explicó que la modificación tendrá dos efectos. Uno muy menor de tipo financiero, por el desfasaje que se produce entre que se paga a las intendencias y se acredita luego como pago en la Dirección General Impositiva (DGI) o en el BPS.

Pero el mayor inconveniente se observa desde el punto de vista  burocrático, en virtud de que es necesario concurrir al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), para que avale el recibo municipal. “Surge entonces que ante la DGI no es lo mismo una factura por ejemplo de un vendedor de fertilizantes que un recibo municipal. Cualquier empresa incluye la factura de su proveedor en la contabilidad y no tiene ningún problema, pero en este caso es necesario un tercero que asegure que lo que dice la Intendencia es correcto”.

Bonica sostuvo que todo esto se aparta de la filosofía de la reforma tributaria de 2007, que apuntaba a simplificar la gestión de los contribuyentes y de la propia DGI. “Se trata de un sistema burocrático que puede provocar que no todos los pagadores del impuesto a la venta de semovientes ante las intendencias  gestionen el crédito fiscal que les corresponde ante la DGI”, acotó.

Recordó que durante la sequía anterior el MGAP instrumentó con muy buena intención el uso de raciones para destete precoz, con una deducción incremental en la liquidación de impuestos. Pero también era necesario pasar por el MGAP para que avalara las facturas de compra de raciones con más del 16% de proteína.

“Ahora nos encontramos que hay productores que no hicieron el trámite y otros que lo hicieron nos han expresado que aun no se emitieron los certificados para poder ser utilizados ante la DGI”, concluyó Bonica.

 

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos