“Con el sistema silvopastoril producimos hasta un 30% más”

 

 ARGENTINA   –   

Los sistemas silvopastoriles, que complementan forestación con ganadería, tendrán su lugar en INTA Expone NOA en Cerillos, Salta, habrá demostraciones con estas características.

 

“Hace ocho años que trabajamos en esta modalidad, con el asesoramiento del INTA, y estoy convencido de sus resultados positivos tanto en ganadería, forestación y pasturas”, Tomás Dragell en referencia a la práctica silvopastoril. Con este sistema incrementó rendimientos hasta un 30 por ciento en el campo que administra en Árbol Blanco, a 90 kilómetros de Quimilí, Santiago del Estero.

 

Carlos Carranza, especialista del INTA en sistemas silvopastoriles, indicó que esta forma de producir es “una oportunidad para la diversificación y el desarrollo” y puntualizó la importancia del “correcto manejo de las distintas etapas del proceso de producción primaria”.

 

Con esta propuesta, “las pasturas son abundantes y la ganadería se beneficia con buenos índices de productividad”, destacó Dragell, quien además resaltó que, con este sistema, se pone el acento en el cuidado de la biodiversidad y en temas sensibles como los relacionados con el impacto ambiental y el cambio climático.

 

Según el productor, en términos productivos, “la cantidad de kilos mejora hasta en un 30 por ciento la productividad en los lotes con este sistemas que en aquellos que tiene el enrolado tradicional”.

 

untualmente, la estancia El Puma en Árbol Blanco posee 9.000 vacas de cría de raza Angus y Bradford y una densidad de plantación de 200 árboles por hectárea. Estos sistemas, en suma, contemplan las interacciones o relaciones que se dan entre estos componentes.

 

 

 

“La presencia de árboles nativos –monte– o introducidos –plantaciones–, los pastos y las especies vegetales influyen en la dinámica de la humedad del suelo que es determinante en la productividad de los árboles y los pastos que, a su vez, determina la capacidad de producción de carne y la regeneración de las especies forrajeras”, determinó Carranza.

 

En este contexto, la actividad forestal pasa a ser un complemento de las actividades agropecuarias tradicionales con el aporte de las ventajas ambientales y económicas propias de la diversificación productiva. Además, genera puestos de trabajo –tractoristas, vaqueros, hacheros, alambradores, agrónomos, forestales, biólogos, veterinarios, zootecnistas, entre otros– y mejora la distribución de la renta.

 

La actividad forestal pasa a ser un complemento de las actividades agropecuarias tradicionales con el aporte de las ventajas ambientales y económicas propias de la diversificación productiva.

 

Raíces productivas

 

Esta forma de producir permitirá a futuro destinar unas 6.000 hectáreas del campo para invertir en forestación –quebracho blanco y colorado–, indicó el productor santiagueño.

 

“La forestación en los sistemas productivos de la empresa agropecuaria permite aprovechar áreas improductivas, ya que existen sectores en la Argentina que presentan limitaciones de suelo que podrían ser forestados con especies apropiadas”, indicó el técnico del INTA.

 

Los árboles le aportan protección al suelo, los cultivos y el ganado. “Con la incorporación de los sistemas agroforestales y silvopastoriles –agregó Carranza– se maximiza la ocupación territorial y se reducen los efectos negativos derivados de la erosión eólica, hídrica como sequías, incendios, inundaciones, sobrepastoreo o tala excesiva”.

 

 

 

La receta para un mejor aprovechamiento silvopastoril, destacó Dragell, incluye el raleado de los árboles para que la luz del sol penetre el follaje y deje crecer las pasturas aptas para el ganado vacuno. “En esto avanzamos junto al INTA y las experiencias diarias en el campo. Se debe tener en cuenta que las especies deben ser acordes al lugar en el que se trabaja y con el personal técnico con el que se cuenta”.

 

“Desde lo productivo y la sustentabilidad estoy totalmente convencido de que este sistema es el mejor –afirmó Dragell–. Su potencial es enorme, sobre todo con los avances en los que día a día trabajan los técnicos del INTA”.

 

La vidriera

 

En la megamuestra INTA Expone que se realizará en Cerrillos, Salta, del 20 al 22 de abril, los visitantes podrán observar este sistema productivo ya que habrá demostraciones de ganado en pastoreo junto a los módulos forestales y bosques nativos con énfasis en el bienestar animal y la producción ganadera.

 

Para la ocasión se trasplantarán árboles de quebrachos blanco y colorado, mistol y algarrobo negro. La propuesta será la simulación de bosque de la región con pasturas implantadas (gatton panic) y nativas con implicancias en las alternativas productivas.

 

Un congreso que tiene banca

 

Para saber más sobre esta actividad se realizará del 9 al 11 de mayo en Santiago del Estero el congreso nacional de sistemas silvopastoriles (SSP) que bajo el lema “una oportunidad para el desarrollo sustentable” contemplará temas como: implementación, manejo y producción en SSP, interacciones ecológicas entre componentes de los SSP, foro de discusión y leyes, Aspectos socio-económicos y ambientales, escalas de paisaje y región, foro de discusión y leyes y visitas a campo.
Ganadería | INTA Expone NOA


Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos