Nuevo impuesto a la tierra suma polémica

La Federación Rural analiza alcances del ICIR

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO   –   DIARIO EL OBSERVADOR

La Federación Rural (FR), que sigue trabajando en el análisis de la reciente ley que aprobó el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR), estima que en un mes definirá su posición luego de concluir un estudio que se viene llevando a cabo para determinar la validez del acto legislativo.

Mientras tanto, en el sector forestal algunas empresas analizan la situación y es posible que se encaren acciones que están vinculadas a este cambio impositivo y que afecta a las inversiones en este rubro, señalaron fuentes empresariales a El Observador.

Esas empresas interpondrían recursos por lo que se considera fundamentalmente un cambio de las reglas de juego, en cuyo marco se promovieron fuertes inversiones en el país en los últimos años.

En la FR se viene trabajando en el tema a través de la asesora jurídica Fernanda Maldonado y  mediante la consulta a diferentes constitucionalistas que están ofreciendo sus visión sobre los contenidos de la ley aprobada, informó a El Observador el presidente de la gremial ruralista, Miguel Sanguinetti.

En la edición de ayer El Observador informó que la Asociación Rural del Uruguay (ARU) interpuso un recurso ante el Poder Ejecutivo y de no tener respuesta es posible que lo haga ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, al cuestionar errores técnicos en el coeficiente que estima el valor teórico de la tierra anterior a julio de 2007 para la venta de campos a partir de enero de 2012.

A diferencia de la ARU, que además de asesorar a sus socios en esta materia presentó el recurso como propietaria de un campo en Melilla, la FR no está en condiciones de accionar esa herramienta, pero sí  informará a la opinión pública acerca de una eventual inconstitucionalidad de algunos puntos de la ley cuestionada y asesorará a los productores para iniciar las acciones que correspondan.

Desde el primer momento, la dirigencia de la FR expresó sus dudas sobre la constitucionalidad de la ley que aprobó el nuevo impuesto a la tierra, que afectará a unos 1.200 productores en forma diferencial en franjas de entre 2.000 y 5.000 hectáreas (que deberán pagar por cada hectárea US$ 8); entre 5.000 y 10 mil hectáreas (US$ 12); y más de 10 mil hectáreas (US$ 16).

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Diego Mora, dijo a El Observador que la gremial no tiene previsto realizar ninguna acción formal en esta materia, aspecto que queda delimitado a la iniciativa individual de las empresas.

Sin embargo, opinó que más allá del monto que pueda representar este cambio económico, que en muchos casos puede ser relevante, lo más significativo es el cambio en las reglas de juego que representa para el sector forestal  la aprobación del ICIR.

“Como consecuencia el inversor está viendo que de alguna manera lo que se le prometió no se le está cumpliendo, porque le están cambiando las reglas de juego permanentemente y eso no es bueno para un sector que está todavía en la etapa de crecimiento”, dijo el dirigente.

Mora agregó que falta todavía para afianzar al sector y que “sería bueno que se pudieran desarrollar otros eslabones de la cadena, que incluso al Poder Ejecutivo le interesa desarrollar, como  pueden ser otros procesos de industrialización que generen un mayor valor agregado. Se estimula por un lado darle un mayor valor a la madera, pero cuando se cambian las reglas de juego se va en  contra de la posibilidad de atraer a inversores interesados, lo que provoca un daño importante a la imagen del  sector y del país”.

Hay inversiones de US$ 1.500 millones en UPM y más de US$ 2.000 millones que hará Montes del Plata, “por lo que esas  inversiones requieren de un área plantada importante y resulta que ahora aparece un impuesto que grava a las grandes extensiones”, dijo por su parte, el gerente de la gremial, Edgardo Cardozo al programa Tiempo de cambio de radio Rural.

Explicó que el 70% de la producción es manejado por las empresas como forma de mantener la competitividad, mientras que el resto lo aportan los productores en forma individual.

 

 

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos