Frigoríficos piden acción oficial para asegurar reingreso a China

URUGUAY  –   Hugo Ocampo y Leonardo Luzzi   –   DIARIO EL OBSERVADOR

En momentos en que se complicó el ingreso a China de carne uruguaya –principal producto de exportación local– como consecuencia de una gestión que realizó Argentina buscando entrar a ese mercado, el gobierno de José Mujica evaluará la estrategia que sigue con el socio del Mercosur al tiempo que buscará en Brasil indicios de lo que sobrevendrá en la región en materia cambiaria y comercial.

Los industriales cuestionaron la actitud “hostil” de Argentina y reclaman al gobierno que envíe en forma urgente una misión oficial a China –integrada por autoridades y técnicos– para defender la calidad de la carne uruguaya.

La Cancillería, con el apoyo del Ministerio de Ganadería, está negociando una rápida salida a esta situación, en primera instancia por medio de gestiones en Pekín de la embajadora Rosario Portela.

El canciller Luis Almagro informó ayer jueves al portal de Presidencia que se evaluarán los resultados obtenidos en contactos mantenidos en enero y febrero con Argentina y a partir de allí “se decidirá la forma de encauzar las negociaciones”.  El director nacional de Industrias, Sebastián Torres, informó ayer a El Observador que se prepara una reunión con industriales, exportadores y el PIT-CNT para “hacer una puesta a punto” de los problemas comerciales con el vecino del Plata. En ese encuentro se incluirán las restricciones a los servicios y ahora los problemas con la carne para entrar a China.

Mientras tanto, el presidente Mujica, preocupado por la competitividad del país, anunció que conversará sobre la evolución del dólar con su colega brasileña Dilma Rousseff, informó el semanario Búsqueda.

La semana pasada el mandatario había dicho a El Observador que como forma de responder a las medidas proteccionistas hay que “patear la cancha para otro lado” y propuso acercarse a la India, acompañados de Brasil.

En tanto, el gobierno analizará enviar una misión a Buenos Aires –en respuesta a un pedido de la oposición– para buscar soluciones que permitan reencauzar el comercio, informó Almagro.

A los ya conocidos obstáculos que impone la administración de Cristina Fernández –licencias no automáticas para importar, declaraciones previas, presiones de ministros a empresarios, dificultades para cambiar dólares– se sumó el problema del ingreso de la carne a China, un mercado importante para las menudencias y carne con hueso.

Según informó ayer El Observador, ese mercado enlentecerá sus compras cárnicas a Uruguay, luego de una protesta de Argentina que se sintió discriminada a pesar de tener el mismo estatus sanitario. China le compra carne a Uruguay y Brasil, que tienen un rodeo libre de aftosa con vacunación, y no acepta comprarle a Argentina.

La hostilidad del socio del Mercosur para con el sector cárnico uruguayo había tenido un capítulo anterior cuando se negoció el ingreso de cortes de alta calidad a Rusia, señaló ayer Daniel Belerati, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica.

En declaraciones a radio Sarandi, Belerati afirmó que la actitud de Argentina “los sorprendió” y reclamó al gobierno que la misión oficial aclare en China que Uruguay no tiene riesgo sanitario.

En opinión del vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Pérez Abella, el problema planteado es  normal en la lucha de intereses comerciales y en este caso se transformó en un asunto de política exterior de China. Está claro que el argumento manejado por el país asiático se origina en la interpretación de un asunto administrativo en la normativa de la Organización Mundial de Sanidad Animal, referido a las menudencias y no a un temor del riesgo que pueda significar la fiebre aftosa a partir de los recientes focos ocurridos en Paraguay, explicó Pérez Abella. En ese sentido, Uruguay ofrece suficientes garantías, como es el hecho de exportar carne a EEUU, Canadá y México.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos