El canciller Luis Almagro relativizó las trabas a la carne en el mercado de China

URUGUAY   –   DIARIO EL OBSERVADOR

Destino. Los chinos compran carne con hueso y menudencias para preparar sus caldos en cazuela

Las exportaciones de menudencias y carne con hueso de Uruguay a China nunca se cortaron, dijo ayer el canciller Luis Almagro. Explicó que esta situación fue un malentendido, según le informaron autoridades de la Administración Estatal General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena de China (Aqsiq) a la embajadora uruguaya en ese país, Rosario Portell. Sin embargo, autoridades del gobierno uruguayo se comunicaron ayer con empresarios de la industria frigorífica para pedirles que no realicen más declaraciones públicas por el bloqueo del ingreso de carne a China, a los efectos de no entorpecer las negociaciones.Almagro agregó que continúan los trabajos técnicos de actualización sanitaria que siempre son necesarios.

La situación se originó cuando exportadores uruguayos recibieron la comunicación de importadores chinos que ese país había resuelto trabar las compras de carne con hueso y menudencias de naciones libres de fiebre aftosa con vacunación, ante el reclamo argentino que con similares condiciones sanitarias aún no ha podido ingresar a ese mercado.

 

Caldo chino
Las exportaciones de carne con hueso y menudencias vacunas al país asiático tienen destinos variados, pero fundamentalmente son ingredientes que los chinos utilizan en la elaboración de caldos servidos en cazuelas que se presentan en restaurantes de diferente nivel social.

El Observador consultó ayer al funcionario del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Daniel Sparano, quien vivió unos meses en el gigante asiático y fue gerente administrativo del restaurante de INAC en la Feria de Shanghái en 2010.

Sparano dijo que una de las primeras diferencias de la comida china es el uso de palitos en lugar de cubiertos, lo que condiciona a que toda la comida sea presentada en porciones o cortada.

El arroz blanco es infaltable en todas las comidas, con una variante: el arroz que gusta a los chinos es mucho más aglutinado, de forma que con los palitos puedan hacer una bolita para llevársela a la boca. Y la presencia de vegetales, sean frescos, saltados en aceite o al vapor, siempre son un componente en los platos.

Una comida típica es el Hot Pot. Existen restaurantes que poseen unas mesas dobles redondas, con un círculo central móvil y el externo fijo. En estos lugares se apoyan y calientan unas cazuelas con un caldo generalmente muy picante y en el que cada comensal introduce distintos elementos que se ofrecen en platitos puestos en la parte giratoria de la mesa.

Esos platos tienen brotes de bambú y soja, hongos, hojas verdes, mondongo bovino y ovino, esófago de pato, tendones, tejido elástico (tela del diafragma, penes bovinos, etcétera), aletas de tiburón, carnes en lonjas finas, trozos de aves (pato, pollo ) mariscos y pescados.

En este plato se incluye la carne con hueso (asados vacunos y ovinos), en pequeños trozos que el comensal lo toma con sus manos. Todo esto acompañado con arroz blanco aglutinado y té.

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos