El norte argentino sufre una sequía sin precedentes

ARGENTINA  –   Biolcati reclamó la urgente declaración de la emergencia agropecuaria a nivel nacional para ChacoEl presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Luis Biolcati, reclamó hoy la urgente declaración de la emergencia agropecuaria a nivel nacional para la provincia del Chaco, que sufre una sequía sin precedentes.“Resulta imperioso que el gobierno nacional homologue la declaración de emergencia agropecuaria de la provincia de Chaco, ya que el panorama que vemos excede, incluso, la problemática del campo”, dijo Biolcati durante una reunión con productores agropecuarios, directores y delegados en Charata, provincia de Chaco, una localidad fuertemente afectada por la falta de lluvias. El presidente de la SRA visitará distintas provincias y localidades, para reunirse con los productores afectados por la sequía.Según un relevamiento realizado por la SRA, el sudoeste chaqueño, el Chaco santiagueño y el norte de Salta son algunas de las zonas más afectadas porque tuvieron el verano más seco en 70 años. Por el déficit de agua, registran pérdidas casi totales en los cultivos. “La zona está en situación de desastre y en muchos casos ni siquiera justifica la cosecha. Por eso se necesitan medidas urgentes”, dijo Biolcati.

La zona oeste del Chaco también se encuentra muy golpeada. En Avia Terai, centro agrícola de la provincia, cayeron sólo 20 mm desde enero pasado hasta la fecha, contra un promedio histórico de 300 mm. Es por eso que buena parte de los maíces y las sojas tendrán una pérdida del 100%.

De acuerdo con el relevamiento, en el centro oeste chaqueño y este santiagueño el rinde sojero no superará los 7 quintales, mientras el promedio histórico ronda los 25 quintales. En maíz, los rindes registran mermas de hasta el 90%. En ganadería, la situación también es acuciante ya que muchos establecimientos agotaron las reservas de agua y forraje. Muchos están vendiendo la hacienda para achicar la carga: “Por eso la reducción de las retenciones a los termoprocesados sólo ayuda a que un par de frigoríficos logren enormes márgenes comprando vacas baratas. Necesitamos medidas de fondo como la eliminación de los ROE y la apertura de las exportaciones”, agregó Biolcati. En algodón, las pérdidas son en algunos casos totales.

“Con retenciones del 35%, fletes que se llevan del 30 al 60% del ingreso según el grano, y una sequía que devastó a la zona, los productores enfrentarán fuertes quebrantos y va a ser difícil pensar en la campaña futura”, dijo Biolcati.

Para Juan Monin, director de la SRA, “el sector está esperando ver medidas urgentes ya que hay muchos productores que van a perder todo y quedarán fuera del sistema. El problema no es sólo de hoy sino cómo enfrentar el invierno y cómo hacemos para volver a sembrar, ya que muchos ni siquiera vamos a levantar la soja porque los rindes no van a cubrir los costos de cosecharla.”

Otras provincias

En la provincia de Tucumán, recién se inicia la cosecha pero la proyección es mala. Los primeros lotes de soja se levantaron y los rindes son muy dispares, de 300 a 1800 kilos.

En la provincia de Salta, en la zona Alta, en Lajitas y en la zona de Embarcación, se están registrando rindes de soja un 50% por debajo a la cosecha pasada. Para el maíz, cuya cosecha aún no comenzó, el panorama no es alentador. No se registraron precipitaciones desde febrero y los cultivos prácticamente se quemaron.

En Leones y Marcos Juárez, provincia de Córdoba, el promedio de pérdida es muy alto: Los rindes de soja entre los  25 y 30 quintales (el promedio es de 40), mientras que los rindes del maíz se encuentran entre los 30 y 70 quintales (el promedio es de 120).

En Noetinger, los rindes de soja rondan los  7 quintales (el promedio de la zona es de 30) y los del maíz están en torno de los 20 y 40 quintales (el promedio es 95). En Canals, el maíz de 1º muestra rindes de 10 quintales (cuando el promedio es de 90) y la soja entre 8 y 10 quintales (el promedio es de 23). Se calcula que el maíz de 2º rondará los 70 quintales.

En la zona de Río Primero, que sufrió una intensa sequía desde octubre de 2011 a enero de 2012, muchos productores no pueden pensar en siembras de invierno por la falta de humedad.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos