Brote de vaca loca en EE.UU. puede beneficiar a Uruguay

URUGUAY  –  FUENTE.  ÚLTIMAS NOTICIAS  –

Según el vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando pérez abella, afecta a un competidor directo con el mercado europeo

Uruguay podrá incrementar la participación en el mercado europeo de carne de feedlot tras la aparición de un brote de la enfermedad en Estados Unidos, dijo el vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (Inac), Fernando Pérez Abella. Hay cautela entre los privados, que miran con atención hacia Corea.

“Uruguay puede tener una muy buena chance” de potenciar el posicionamiento de sus carnes en el mercado de la Unión Europea luego de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos confirmó ayer un brote de “vaca loca” en ese país. Se trata de una enfermedad que afecta al ganado bovino y puede transmitirse al ser humano.

“No nos gusta alegrarnos de las desgracias de los demás, pero claramente esto va a generar dificultades de colocación a Estados Unidos, que es un competidor directo nuestro,” afirmó a Ultimas Noticias el vicepresidente del Inac, Fernando Pérez Abella, al ser consultado sobre el posible impacto del brote en los mercados. Agregó que es factible que la actual coyuntura acelere el ingreso de carnes uruguayas a Corea, una autorización que el gobierno gestiona y espera con ansiedad, luego de la pérdida de ese mercado tras el brote de aftosa de 2001, que redujo el estatus sanitario de la producción local.

EXPECTATIVAS

Las expectativas del Inac están puestas en la cuota 620, un instrumento dispuesto por la Unión Europea que habilita el ingreso de hasta 20.000 toneladas anuales de ganado de feedlot con arancel cero, y que se duplicará a 45.000 toneladas a partir del próximo primero de agosto.

Uruguay está autorizado desde el año pasado a hacer uso de ese cupo, compitiendo con Estados Unidos -que utiliza la mayor parte-, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Los primeros embarques comenzaron en marzo, principalmente por parte de los frigoríficos San Jacinto y Breeders and Packers Uruguay (BPU), dijeron a Ultimas Noticias fuentes del mercado. Ambos realizaron un par de embarques que totalizan cerca de 25 toneladas, aunque se estima que el total de exportaciones es por el doble en lo que va del año, contando a otros operadores.

El feedlot es un tipo de cría de ganado de ejemplares menores a 30 meses, engordados en corral a lo largo de 100 días de encierro. Para el uso de esta cuota no está habilitada la aplicación de hormonas. Según estadísticas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (Mgap), en todo el Uruguay existen 39 corrales autorizados para la crianza.

Operando en su máxima capacidad, los criadores podrían engordar alrededor de 109.000 cabezas simultáneamente. Se estima que una tonelada de feedlot se paga en el entorno de U$S 9.000 en el mercado internacional.

La aparición del brote de la enfermedad tuvo una repercusión inmediata en la prensa mundial, a pesar de haberse constatado en un solo ejemplar.

Al tiempo que varios países compradores de Estados Unidos anunciaron que no tomarían medidas restrictivas del ingreso, el mercado internacional de granos -el alimento del fedlot- experimentó una sensible baja ayer, especulando con el último antecedente del brote en Estados Unidos, que lo expulsó del ámbito de los negocios casi de inmediato.

Sin embargo, y pese a los antecedentes, algunos operadores privados prefirieron cautela ante la evolución del asunto, en especial porque consideran que el brote puede generar
una desconfianza entre los consumidores del Viejo Continente, generando un efecto inverso al esperado. En diálogo con Ultimas Noticias, el director de United Breeders & Packers (UBP), Alejandro Berruti, advirtió que “la dimensión de Estados Unidos como mercado multiplicador de información puede generar miedo a los compradores y, en vez de abrir puertas, cerrarlas”, expresó.

“No es lo mismo un brote de vaca loca en Estados Unidos que en Birmania”, razonó Berruti.

No obstante, el empresario que interviene en las negociaciones entre los frigoríficos locales y sus clientes del exterior expresó que en un principio “lo lógico indica que los problemas los tienen ellos” y aventuró que existen ahora “mayores posibilidades” de que Corea autorice a los productos uruguayos, en función del nuevo panorama.

Reportes de agencias señalaron ayer que algunas cadenas de supermercados de ese país asiático ya habían suprimido la venta de cortes provenientes del lugar de donde surgió el foco, aunque el gobierno del país dijo que no suprimiría las importaciones.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natura (Aupcin), Álvaro Ferrés, también señaló a Ultimas Noticias que aún es temprano para una evaluación sobre los futuros negocios y que coexiste la posibilidad de una mayor presencia de carnes uruguayas en el mercado europeo, con una retracción del interés de los consumidores.

“Si va a haber una oportunidad más clara para Uruguay no lo tengo claro”, expresó, y dijo que en caso de que se generen los negocios “los procesos productivos son lentos” como para que los empresarios locales generen una “reacción inmediata” para cubrir el cupo dejado vacante.

Mercados de carne de Estados Unidos con fuerte baja

El hallazgo de una vaca muerta en California, anunciado el martes, representa el primer nuevo caso de la enfermedad en Estados Unidos desde 2006. En respuesta, dos de los minoristas principales en Corea del Sur suspendieron la venta de carne de res procedente de Estados Unidos. No hubo reacciones en el resto de Asia, y Japón aseguró que no existen razones para restringir la importación de esta carne. El mismo camino siguieron México y Canadá.

Rusia, en tanto, analizaba la situación y no descartaba implementar restricciones. Sin embargo, las colocaciones en los mercados de futuro tuvieron ayer su mayor caída en 7 meses. La detección de la enfermedad fue en sí un golpe de suerte. Los exámenes son efectuados solamente a una pequeña cantidad de animales muertos que se trasladan a la estación de transferencia en el centro de California. La vaca murió en una de los cientos de lecherías de la región, pero no mostraba los síntomas externos de la enfermedad: inestabilidad, falta de coordinación, un drástico cambio de conducta o una baja producción de leche, de acuerdo con funcionarios.

Pero cuando el animal llegó a las instalaciones el 18 de abril en un camión lleno de otras vacas muertas, su fresco cadáver de más de 30 meses de edad la hizo idónea para los exámenes realizados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
“Elegimos al azar un número de muestras a lo largo del año, y esta resultó simplemente ser una que analizamos de manera aleatoria”, dijo Dennis Luckey, vicepresidente ejecutivo de Baker Commodities. “No mostró señales” de la también llamada enfermedad de las vacas locas.

Las muestras fueron enviadas al laboratorio de seguridad alimentaria de la Universidad de California en Davis, el 18 de abril.

Al día siguiente, los análisis indicaron que la res podría presentar la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), una enfermedad mortal para los bovinos y que puede causar una fatal enfermedad cerebral en humanos que consuman la carne contaminada.

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos