El MGAP pone en marcha una propuesta renovada para el desarrollo rural

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO  –   DIARIO EL OBSERVADOR  –

El MGAP activó planes y fondos para alentar la producción familiar

La Dirección General de Desarrollo  Rural (DGDR) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) comenzó a trabajar activamente en su renovada propuesta que incluye el apoyo a planes de promoción productiva, de negocios, de fortalecimiento institucional y de carácter social. La gestión incluirá una asistencia externa por más de US$ 70 millones.

El director general de la repartición, José Olascuaga, resaltó a El Observador Agropecuario la modalidad de convocatorias públicas que ya comenzaron para que los técnicos y profesionales, junto a los productores, presenten planes concursables para acceder a los apoyos económicos reembolsables y no reembolsables.

El funcionario recordó que la DGDR, que fue creada en 2008, en su primera etapa coordinó los proyectos que ya estaban en marcha: el Programa Ganadero (PG), el Proyecto Producción Responsable (PPR) y Uruguay Rural (UR), que venían actuando con lógicas independientes.

Esa etapa ha finalizado porque los mencionados proyectos han terminado su ejecución y solamente queda el PPR, que finaliza a mediados de este año.

Se inicia ahora una nueva etapa con mayores recursos otorgados por el Presupuesto Nacional para este quinquenio, lo que le permite a la DGDR contratar un equipo técnico que no dependa tanto de los programas de endeudamiento externo.

Por ley de Presupuesto también se crea el Fondo de Desarrollo Rural, con US$ 1,5 millones anuales, para desarrollar acciones en el medio rural con un menor grado de dependencia de las fuentes externas. Si es necesario, es posible que se le asignen cifras mayores, según lo acordado con el Ministerio de Economía y Finanzas, dijo Olascuaga.

Este fondo se creó tomando remanentes o recuperos de proyectos que se venían ejecutando anteriormente (Pronapa, Prenader y convenio BROU/MGAP sobre endeudamiento agropecuario).

El Presupuesto habilitó también a la DGDR a negociar nuevas operaciones de préstamo, como el acuerdo de un proyecto global del MGAP con el Banco Mundial (BM) referido al cambio climático, en el cual la repartición realizará el componente II de ese proyecto con una dotación de recursos de alrededor de US$ 32 millones.
La primera etapa de ejecución ya fue iniciada –antes de tener operativo el proyecto–  con el llamado a los proyectos de agua para la producción animal.

Olascuaga mencionó otro proyecto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se ejecuta íntegramente a través de la DGDR, que se denomina Programa de Desarrollo Productivo Rural (PDPR), que también captó un financiamiento de US$ 33 millones. Trabajará esencialmente con grupos de productores para promover la adopción tecnológica y la mejora productiva.

Además, hay un proyecto vinculado  al fondo de adaptación al climático que recibirá una donación de casi US$ 10 millones. Es el primer proyecto que aprueba el BM y está destinado a mejorar las condiciones de adaptación al cambio climático de productores ganaderos de nivel familiar.

El funcionario señaló que las diferentes fuentes nacionales y externas de financiamiento serán canalizadas entonces a través de una sola ventanilla que es la DGDR.
Además de los planes para la producción ovina que la DGDR  implementará a mediados de junio, como adelantó el miércoles pasado El Observador, está previsto que se haga un llamado para planes de fortalecimiento institucional con un apoyo de hasta US$ 50.000.

Estará dirigido a organizaciones de productores de diferente naturaleza, formales o con cierto grado de informalidad que a través de esta acción puedan  formalizarse. Si es necesario se facilitará la obtención de la personería jurídica y apoyo administrativo, pero también la propuesta puede contar con un servicio técnico para brindar a los productores, dijo Olascuaga.
Finalmente, el funcionario dijo que la estructura de personal de la DGDR contará con una plantilla de 200 funcionarios, siendo una de las unidades más modestas dentro del MGAP, pero apuntando a una gran desconcentración, con una fuerte presencia en el interior. l

En el interior

La Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) tendrá una fuerte presencia territorial, por la que en cada departamento trabajarán alrededor de tres técnicos de las zonas respectivas,  los que estarán actuando junto a las autoridades y técnicos de las mesas locales de desarrollo rural. Para ello habrá un equipo de coordinación central encargado de esa estructura de técnicos profesionales que van a estar radicados en el interior del país, informó a El Observador Agropecuario el titular de la DGDR, José Olascuaga.  Por ese motivo, más de la mitad de los funcionarios de la repartición estarán radicados en el interior del país, dijo el jerarca del MGAP.

La generación de capacidades será clave

Las propuestas que se presenten para lograr el apoyo oficial tienen que ser integrales y deben contemplar los aspectos económicos, sociales y ecológicos, pero también se manejan distintos ejes transversales que deben ser tenidos en cuenta, adelantó a El Observador Agropecuario el director general de Desarrollo Rural (DGDR), José Olascuaga.

“Uno de esos ejes es el referido a la generación de capacidades a nivel de los productores, de las organizaciones y de los técnicos, porque la rentabilidad y la sustentabilidad en el uso de los recursos se va a lograr en la medida que mejoremos las capacidades de nuestra sociedad”, dijo el director de la DGDR.

Otro eje es la conservación de los recursos naturales. “Todo esto tiene sentido si actuamos con propuestas que tengan la precaución de conservar los recursos naturales para que las generaciones futuras puedan manejarse correctamente. No podemos hipotecar las posibilidades de desarrollo del futuro”, remarcó Olascuaga.

Además, el director de la DGDR aseguró que hay mucha acción transversal con otras direcciones del MGAP, como la de  Recursos Naturales Renovables (Renare), que trabaja fuertemente en el uso y la conservación de suelos y otros recursos naturales como pueden ser el agua y el campo natural. El tema del agua, tanto para uso doméstico como para consumo animal y riego, se convierte en una acción estratégica, especialmente para la adaptación al cambio climático, sostuvo Olascuaga.

La DGDR se manejará con una estructura integrada por diferentes unidades: una de información, seguimiento y evaluación de los proyectos; otra de fomento y extensión;  también un área de financiamiento para apoyos reembolsables –por la vía de fondos rotatorios– y no reintegrables y un área para producción, comercio y cadenas agropecuarias, explicó el jerarca.

Por otra parte, la DGDR tendrá una fuerte presencia territorial, por lo que en cada departamento del país trabajarán alrededor de tres técnicos de la zona junto a las respectivas mesas locales de desarrollo rural, dijo Olascuaga.

 

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos