Relación de precios favorece a la cría

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO   – DIARIO EL OBSERVADOR

La actual relación de precios ganaderos y en especial el Índice Flaco/Gordo de estos últimos meses, permiten visualizar un horizonte de apuesta a la mejora en los procesos de cría, porque la demanda existe y los precios están sostenidos para apostar al crecimiento del sistema criador, que hasta hace poco era el que estaba más rezagado dentro del complejo ganadero.

El concepto fue manejado por el técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA), Carlos Molina, en diálogo con El Observador Agropecuario y está en línea con la idea manejada en octubre pasado por el coordinador del Programa de Carnes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, Daniel Rearte, quien afirmó en su visita a Montevideo que si el ternero no tiene precios altos difícilmente la ganadería se pueda desarrollar.

En octubre pasado la relación era superior a 1/20, es decir que para comprar un kilo de flaco había que pagar un 1,2 kilo de gordo, lo que Rearte consideraba como el mínimo para una relación adecuada.

Molina coincidió con ese enfoque al señalar que las ganaderías que se han desarrollado, como las de EEUU y Australia, han tenido una relación Flaco/Gordo superior a 1/20, mientras que en Uruguay era muy inferior en las últimas décadas, inclusive por debajo de uno.

Recordó que en los años 1976 y 1982 por diversas circunstancias la relación Flaco/Gordo era de 0.50/1. Es decir que el precio del ganado gordo era el doble que el precio del ternero. “El negocio era comprar barato el flaco y vender caro el gordo, pero también es conocido el nivel de desarrollo que tenía en esa época la ganadería en el Uruguay”.

Pero luego se invirtió la situación en 1972 y 1979 con una relación de 1/50, siendo absolutamente desfavorable para los invernadores, coincidiendo con los ciclos ganaderos (medidas de liberación económica y de abasto interno, con años de bonanzas y de liquidación).

De 1990 a 2012 el promedio del mencionado indicador fue de 1/10, luego subió la relación por encima de uno, inclusive en el año de la fiebre aftosa, mientras que  en los últimos tres años la relación ha estado más cerca de 1,20 lo cual es favorable para la producción criadora. En los últimos meses ha fluctuado entre 1/25 y 1/30.

Esta relación de precios hace que la ganadería tenga un horizonte de crecimiento. A su vez, mientras el criador es estimulado por una valorización de lo que produce, el invernador debe mejorar su negocio a través de la eficiencia de los recursos que utiliza, que en la alimentación es central, ajustando adecuadamente los índices de conversión. “Ya no es más el compro barato y vendo caro”, dijo gráficamente Molina.

Estímulos

El martillero WalterHugo Abelenda dijo a El Observador Agropecuario que el Índice Flaco/Gordo se ha mantenido desde hace bastante  tiempo en un 1/25 a 1/30, lo cual es un buen aliciente para el criador que hace que la categoría de terneros tenga un valor importante.

Agregó que también es cierto que como consecuencia de esta realidad el costo del ternero “complica un poco el negocio de la invernada. Pero son ciclos y “entiendo que en la medida que estimule a ser más eficiente se incrementará la oferta y comenzará una ecuación más favorable para el invernador”.

Abelenda coincidió en que en los países donde la ganadería está bien desarrollada, los índice flaco/gordo se ubican en los mencionados, lo que estimula la cría que representa el comienzo del negocio.

Comments are closed.

Contactenos