Reclaman un mejor pago por los corderos de las razas carniceras

URUGUAY    –   HUGO OCAMPO   –  EL OBSERVADOR   –

Piden que exista un precio diferencial como hay por vacunos o lanas

Por qué razón la industria frigorífica no paga en forma diferencial los corderos de razas carniceras, de la  misma manera que premia un novillo de variedades bovinas que son reconocidas como productoras de carne de alta calidad, se preguntó en nota con El Observador el  médico veterinario, productor y asesor de establecimientos ganaderos, Gabriel García Pintos.

Al ser consultado sobre la forma en que viene produciendo el sector ovino en el país, dijo haber quedado “muy contento” con el reciente seminario de carne ovina que la Sociedad de Criadores de Texel organizó en la Rural del Prado, “porque a través de sus disertantes nos permitió conocer un poco más de los requerimientos de la demanda”.

Explicó que la industria frigorífica está pidiendo carcasas de animales “que hace 10 años las tenemos, pero que además lo sabemos, porque precisamente ese fue el aporte que hicieron la primera y segunda auditoría sobre la carne ovina que se llevaron a cabo en nuestro país”.

García Pintos dijo que todo eso está documentado. “Está referido a la heterogeneidad de la producción del cordero en Uruguay. La zafralidad es un problema, porque al frigorífico le cuesta comprar corderos buenos a lo largo de todo el año. También los frigoríficos reclaman la tipificación, que fue modificada no para premiar, sino para beneficiar a algún  sector de corderos. Necesitamos una tipificación que premie la calidad”, sostuvo.

El asesor se preguntó “por qué en la tipificación en vacunos se castiga un novillo Holando o Jersey, que no se paga igual que  un Hereford o Angus o sus cruzas. Sin embargo, en el mercado de corderos, un buen animal cruza de cuatro meses se tipifica igual que un borrego de 12 a 14 meses de razas laneras”.

García Pintos opinó que esta situación “no es justa” y se preguntó  “por qué una lana Hampshire Down o Texel no se paga igual que una de raza Merino. Entonces si entendemos que hay una raza que tiene una mayor bondad, es justo que se pague en forma diferencial, como demuestra la propia industria  cuando pide ese tipo de animales”.

Agregó que el país gastó mucho dinero en la segunda auditoría de la carne que plantea ese tipo de situaciones y que las recomendaciones “las tienen escritas las instituciones, pero es poco lo que se ha hecho”.

Dijo que en el sector ovino los productores “estamos esperando el momento para hacer las ecografías, creemos que son muy buenas las perspectivas con muy buenos porcentajes de melliceros, las pariciones de las razas finas y encarneradas tempranas para cruzamientos terminales son muy buenas y además hubo pocos días de temporales”.

El profesional consideró que las señales son alentadoras desde el punto de vista productivo, entendió que hay algún estancamiento en el rubro de la lana y que también hay una merma en el precio del kilo de cordero, aunque admitió que el precio de este producto en Uruguay está por encima que en Nueva Zelanda.

Mercado interno testimonial

La última auditoría de la carne ovina (en 2009) presentada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Instituto Nacional de Carnes (INAC) detectó la escasa presencia de razas exclusivamente carniceras. También resaltó un mercado interno testimonial y zafral, así como una escasa cultura de consumo en Uruguay. Además, citó obstáculos para acceder a mercados: condición sanitaria, cortes con huesos, cuota y aranceles.

 La cifra

US$ 84,5 millones… fueron las divisas que ingresaron por las exportaciones de carne ovina durante 2011 con la Unión Europea como el principal mercado abastecido.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos