Aguerre elogió al sector forestal por generar empleo de calidad y formalizar

URUGUAY      –   JUAN SAMUELLE  –  DIARIO EL OBSERVADOR –  

La Dirección General Forestal del MGAP y la gremial del sector celebraron 25 años de la ley.

No hay ningún sector en la economía nacional que haya formalizado tanto empleo en tan poco tiempo, destacó Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, elogiando uno de los valores que posee la forestación en Uruguay.

En el marco de una conferencia que se desarrolló para celebrar los 25 años de cuando se aprobó la Ley Forestal Nº 15.939 (el 27 de diciembre de 1987), Aguerre añadió que este sector está generando lo que más se necesita en estos tiempos, que no es tanto cantidad de empleo, sino calidad de empleo.

El ministro dijo también que es muy bueno que se esté celebrando el éxito de una política pública, que para el país la gran oportunidad pasa por seguir especializándose y que en la forestación el avance genético es lo que está explicando el avance productivo.

Aguerre también elogió –en ese caso con gran énfasis– al sector forestal por el aporte de los bosques a la mitigación de los gases de efecto invernadero, un aspecto que mucho le preocupa al gobierno.

Diego Mora, el presidente de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay (institución que convocó al acto junto con la Dirección General Forestal del ministerio), primero subrayó que los 25 años son un logro que “merece ser celebrado”, y luego remarcó que por consenso, tras un acuerdo de todos los partidos políticos, se generó hace 25 años una política de Estado que permite que hoy exista un sector productivo joven cuyos nuevos desafíos son ver cómo se proyecta considerando lo bien que se ha desarrollado (ver página 13).

Dijo que los forestadores hoy asumen su tarea con “compromiso y responsabilidad” y que el objetivo es que cuando se cumplan los 50 años se logre más que duplicar las muy buenas cifras que muestra el sector actualmente.

Pedro Soust, director general forestal del MGAP, comentó que se trata de una ley “excelente”, que hoy todo el mundo elogia, que dio lugar a un sector que promovió a la vez dos objetivos que se han ido concretando: la preservación del monte nativo (creció 25% en 20 años) y la formación de una masa forestal que permite la existencia eficiente de cadenas productivas y desarrollos industriales.

Luego de destacar la labor de quienes lo precedieron en el cargo (nombró a Mantero, Larrobla, Laffite, Capdevilla, Ligrone y Berterreche), cerró su mensaje diciendo que a la ley hay que seguir actualizándola porque los tiempos cambian y que uno de los desafíos a futuro es lograr que la forestación se siga complementando con otras producciones para que sea competitiva, cuestión indispensable.

En esta reunión, en la Sala de Conferencias de la Rural, Gustavo Michelin analizó al sector mediante una exposición que denominó “Logros y perspectivas de un joven sector que avanza: los datos básicos y el papel en el futuro”.

Señaló que el sector está recién en la mitad del camino a recorrer y que posee un potencial de crecimiento muy grande. Entre otros datos, además de los que parecen en el recuadro adjunto, citó por ejemplo que la tendencia productiva del sector es relevante, de 18 a 20 millones de m3 de madera anuales.

En una evaluación rápida, pero a la vez profunda, enumeró criterios indispensables para el Estado a la hora de promover determinados emprendimientos con los cuales la forestación cumplió y cumple.

Destacó, por ejemplo, su valor como generador de empleo de calidad, bien remunerado, con alta carga de mano de obra femenina y joven, y mucha mano de obra por hectárea y en alta cantidad en el medio rural,: 13 mil de los 21 mil empleos existen en la silvicultura.

En un país en el que la mira exportadora es clave, casi todo lo que se produce se comercializa al exterior, y con más valor agregado, estando previsto lograr pronto los US$ 1.250 millones anuales cuando se está “a mitad de camino”.

Otras virtudes del sector que Michelín marcó ante un auditorio de 150 personas fue su condición de promotor de la descentralización instaurando varios polos de desarrollo en todo el interior y que, además, es un rubro que se caracteriza por el uso de una tecnología limpia.

La forestación exhibe una firme apuesta a la investigación, el desarrollo y la innovación y, además, de ser un sector marginal y casi inexistente evolucionó a un sector con un fuerte impacto en la economía uruguaya, tanto que es uno de los tres que más divisas le aportan al país por sus embarques.

Finalmente, un séptimo punto citado por Michelin que cumple con lo que desde el Estado se promueve es, destacó, que la forestación genera un incremento de valor agregado nacional.

El economista concluyó su exposición enfatizando que la forestación es “una política de Estado exitosa”.

Por consenso

Además de Aguerre, Mora y Soust integraron el panel tres personas que mucho hicieron por la existencia de la Ley Forestal, uno por partido, los entonces legisladores Héctor Lescano y Alberto Zumarán y el ministro de Transporte y Obras Públicas Jorge Sanguinetti.

 

 

Las cifras

 

25
años se cumplen en 2012 de cuando se aprobó la Ley Forestal.

21.000
uruguayos trabajan en el sector forestal.

752.158
hectáreas es la superficie con bosques nativos.

969.500
hectáreas es la superficie con bosques implantados.

1.117.264.000
dólares ingresaron al país en 2011 por las exportaciones del sector.

2.424.308.000
dólares suman las inversiones de las empresas forestales.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos