La tecnología argentina sigue cosechando elogios en el mundo

ARGENTINA  – FUENTE  –  INTA   –   Días atrás, el primer ministro de Georgia agradeció al INTA por el desarrollo de las bolsas plásticas para almacenamiento de granos, una innovación que forma parte del paquete tecnológico argentino con alcance internacional.

 

La tecnología argentina sigue cosechando elogios en el mundo

 El primer ministro de Georgia, Ivane Merabishvili, destacó públicamente el papel del INTA por su desarrollo en bolsas plásticas, una tecnología incorporada recientemente  por ese país euroasiático, que le permitió retomar la exportación de  granos y fortalcer su sector agropecuario. Las palabras del funcionario se conocieron en el marco de una gira del canciller argentino, Héctor Timerman. “En septiembre de 2011 empresas argentinas visitaron Lagodekhi, en la región de Kakheti, para introducir en el mercado local los silobolsas, un desarrollo ciento por ciento argentino del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria”, expresó el comunicado oficial de la Cancillería argentina.

“Una vez más llega un reconocimiento para el INTA en virtud del trabajo comprometido y sostenido de nuestros técnicos para posicionar la tecnología argentina en el exterior”, dijo Carlos Casamiquela, presidente del instituto. En la misma línea, el vice Francisco Anglesio consideró que “tenemos mucha capacidad de innovar y desarrollar excelente tecnología” y aseguró que “el auge que tuvieron los silobolsas fue impresionante y permitió a todos los productores de granos del mundo tener otra capacidad de almacenaje a un bajísimo costo”.

Ivane Merabishvili, destacó públicamente el papel del INTA por su desarrollo en bolsas plásticas, una tecnología incorporada recientemente por ese país euroasiático.

La Argentina es líder mundial en este sistema, que almacena 40 millones de toneladas de granos en bolsas plásticas. Actualmente, varias empresas argentinas comercializan estos productos en más de 50 países con el  apoyo del Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO.AR) de la Cancillería. Se trata de un sistema de guardado de granos secos en una atmósfera modificada con concentraciones bajas de oxígeno y altas de dióxido de carbono (CO₂), que permite disminuir el riesgo de deterioro del grano al controlar los insectos y hongos de forma rápida y a bajo costo.

Anglesio también se refirió al trabajo que el INTA desarrolla conjuntamente con la Cancillería: “Es un paso fundamental y estratégico a escala país, que nos permite tener un acabado conocimiento del desarrollo a nivel productivo y de tecnologías agropecuarias y eso se pone en valor en cada uno de los lugares en donde la Cancillería nos representa”.

Más allá de Georgia, el INTA también avanza en acciones para adaptar esta tecnología a diversos países como Vietnam, Camboya y la India. Este último incorporó hace dos años el know how argentino para mejorar las condiciones de conservación en poscosecha de las 160 millones de toneladas de granos producidas al momento de la vinculación.

La India incorporó hace dos años el know how argentino para mejorar las condiciones de conservación en poscosecha de las 160 millones de toneladas de granos producidas.

Innovación y trayectoria

“A partir de la incorporación de los silobolsas a mediados de los 90, el INTA comenzó a trabajar en esa tecnología a través de la firma de convenios con empresas fabricantes y en cooperación con proveedores de máquinas embolsadoras y extractoras para desarrollar nuevas tecnologías que hagan del almacenamiento de granos un proceso más eficiente”, explicó Ricardo Bartosik, coordinador nacional del proyecto Eficiencia en Poscosecha del INTA.

De acuerdo con el especialista, la participación del instituto junto con empresas privadas en exposiciones agrícolas, cursos, charlas, jornadas, más la difusión de material técnico sobre esta herramienta de embolsado, constituyeron “un aporte sustancial para la difusión de esta tecnología” en el país. Una vez adoptada nacionalmente este tecnología, el papel del INTA no se detuvo allí: “Gracias a la integración y el trabajo conjunto con empresas privadas, los beneficios de esta tecnología pudieron extenderse al exterior mediante el dictado de talleres de embolsado y extracción, conferencias internacionales y trabajos de investigación en países como Sudáfrica, Italia, Venezuela, Chile, Estados Unidos y China, entre otros”, agregó Bartosik.

En este sentido, para el coordinador fue gracias a este sinergia público-privada, “el INTA tuvo un rol predominante, la tecnología Argentina de almacenamiento en silobolsa se exporta a más de 50 países en el mundo”.

Hacia una cooperación bilateral con Vietnam

En la misma línea, una delegación de la Asociación de Campesinos de Vietnam, encabezada por su presidente, Nguyen Quoc Cuong, visitó la Argentina y recorrió varios centros de investigación del INTA, de cara a su objetivo de construir un país industrializado en 2020.

La Argentina se presenta como una de las naciones más tecnificadas del mundo, con 7 millones de hectáreas sembradas equipadas con herramientas de agricultura de precisión, que permiten garantizar un desarrollo rural sustentable para la región. La visita del presidente vietnamita abrió las puertas a la intención de ese país para la colaboración bilateral con nuestro país  para compartir conocimientos  y experiencias de producción, mecanización e introducción de adelantos científicos en la rama agropecuaria, donde el INTA ocupa un papel destacado.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos