Los planes de suelos podrían regular los arrendamientos de tierras

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO   –

Pequeños productores no serán incluidos en la nueva normativa

Los planes de uso y manejo de suelos que entrarán a regir en forma obligatoria a partir de 2013 seguramente tendrán un efecto regulador sobre el mercado de tierras, sostuvo la directora general de Recursos Naturales Renovables (Renare), Mariana Hill, al responder a una pregunta sobre los problemas que generan los altos costos de los arrendamientos.

La experta respondió así a la inquietud de un asistente al congreso internacional de ciencia de suelos que tuvo lugar la semana pasada en el hotel Radisson.

El planteo hizo referencia a la situación de muchas explotaciones agrícolas, que por el alto costo de los arrendamientos deben encarar su actividad con un fuerte afán productivista, en perjuicio de la sustentabilidad del recurso.

Luego Hill reveló a El Observador que quedarán al margen de la normativa oficial los pequeños productores, aunque no se ha definido el límite de hectáreas que deberán poseer, en tanto que los productores de  nivel familiar serán atendidos por la Dirección General de Desarrollo Rural con sus iniciativas, que incluyen tareas de extensión. Dijo además que está todo dispuesto para que este mes se difundan las normas que regirán lo establecido en la renovada ley de suelos a partir de 2013.

Durante la disertación de la funcionaria del MGAP, un participante le hizo el planteo sobre el trastorno económico que le significaría a un productor que tiene un mercado de soja a US$ 600 la tonelada por ejemplo y una alternativa de rotación con sorgo a US$ 100 la tonelada para poder cumplir con las normas del MGAP.

Hill admitió que podría darse esa circunstancia, pero rápidamente concluyó que inevitablemente el recurso tierra le pasará “la cuenta al sistema agrícola”, provocando una caída en la productividad de ese suelo. Además habrá que buscar una solución, “a lo mejor la investigación logra –una soja de 6.000 a 7.000 kilos por hectárea– y compensa”, dijo la experta sin perder el ánimo y con la firme convicción de que esta normativa legal es la única alternativa para una agricultura sustentable.

Además sostuvo que sería bueno cuantificar el precio de la erosión que se podría provocar como contrapeso de esa renta. “Le tenemos que poner precio a las toneladas de tierra que se pierden por la erosión. En eso estamos trabajando”, comentó. Hill mencionó su participación en un congreso realizado en Mar del Plata que puso en evidencia el divorcio entre la ciencia y las políticas públicas, aspecto que no ocurre en Uruguay, donde existe una sinergia importante.

Un agrónomo se mostró complacido por las afirmaciones de la experta de que la ciencia y la academia generan conocimientos no solo para que el sector privado adopte decisiones, sino también para que las políticas públicas sepan qué es lo que debe controlarse y también para saber qué tipo de políticas deben promoverse. l

El agrónomo y el dueño del campo

Mariana Hill recordó que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca no aprueba los planes de producción, que los mismos son garantizados por el agrónomo que firma esos planes, y que la responsabilidad es del dueño de la tierra, que es el que toma las decisiones. Entre las novedades de la nueva normativa sobresale el aumento del tope de las sanciones de 2.000 UR a 10.000 UR, así como también responsabiliza al dueño del campo, dijo la directora general de Recursos Naturales.

 

FUENTE: DIARIO EL OBSERVADOR

Tags:

Comments are closed.

Contactenos