Uruguay no aprovecha los tiempos de bonanza, sostuvo el economista Pablo Rosselli

URUGUAY  –  H. Ocampo y P. Silva DIARIO EL OBSRVADOR   –

El socio de la consultora Deloitte dijo en la jornada económica de Fucrea que el país construye “capacidades que nos dejen” mejor en materia de productividad y competitividad, “en un escenario menos favorable”

Uruguay no está aprovechando esta bonanza para construir capacidades que nos dejen con más productividad y más capacidad de competir en un escenario menos favorable” que el actual, aseguró el socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli.

Al disertar sobre la situación actual y perspectivas macroeconómicas de Uruguay y el mundo durante la 30 Jornada de Información Económica de la Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea), Rosselli fustigó la existencia de “una tendencia a un exceso de regulaciones”.

El analista dijo que “hemos visto en el último año y medio varias señales adversas para el sector agropecuario” y mencionó entre ellas el Impuesto a la Concentración de los Inmuebles Rurales (ICIR) y “la decisión de un tratamiento tributario menos neutral y desfavorable para la agricultura de secano, que es el motor del crecimiento del agro, la agroindustria y las exportaciones del país”.

Además, Rosselli recordó que “hay planteamientos de impuestos sectoriales atados a presuntas altas rentabilidades, que son impracticables y penalizarían a los sectores que les va mal”.

Si bien reconoció que Uruguay “va bien” aunque entra en “una desaceleración” de su crecimiento, el analista de Deloitte advirtió que “estamos con una inflación muy alta” y criticó la rigidez del gobierno respecto a los salarios.

Por otra parte, Rosselli aseguró que Uruguay “tiene buenos fundamentos para enfrentar un escenario de crisis internacional, pero es muy vulnerable a un cambio en los precios internacionales de las materias primas”.

El analista reconoció que “se han procesado mejoras relevantes en la productividad del sector agropecuario” y agregó que la expansión agrícola eleva el precio de la tierra, lo que alienta una mayor inversión por hectárea, retroalimentando las mejoras de productividad.

Sin embargo, Rosselli dijo que Uruguay “no logró competitividad en soja” y, al preguntarse cómo respondería la economía y el agro a un entorno internacional adverso, pronosticó que “no creo que haya una caída (en el precio) de los commodities”.

Enfatizó “hay que aprovechar el boom para elevar la productividad”, ya que los precios de las materias primas se mantienen altos y sostuvo que “hay que invertir más en investigación –pública y privada– para elevar los rindes en soja”.

Rosselli dijo que Uruguay “puede aspirar a crecer a una tasa de 4% anual en los próximos 20 años, con un ingreso alto per cápita y transformarse en un país desarrollado.

Al responder una pregunta del público, el socio de Deloitte que el gobierno debería tener una política fiscal contractiva.

 

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos