Retorno de US$ 20 por cada dólar invertido en investigación

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO EL OBSERVADOR   –

Entrevista con Mario Allegri, coordinador del Comité Internacional / Local del GCARD 2012

¿Qué significa para Uruguay haber sido sede de la GCARD? 
Fue un reconocimiento al país, al desarrollo del sector agropecuario y al sistema público-privado de innovación; y, a la vez, una oportunidad para consolidar y fortalecer la imagen a nivel internacional. Los beneficios para el país, para el sistema de innovación agropecuaria e INIA derivan de la amplia visibilidad internacional que se ofrece al Uruguay agrointeligente. Este reconocimiento internacional a la institucionalidad en Uruguay, además de la creciente inversión, se refiere a la organización y estructura de INIA, diseño incluyente que incorpora la efectiva participación de los productores en el cofinanciamiento y en la codirección de INIA.

Un estudio sobre impacto de la inversión en la investigación agropecuaria en los últimos años muestra un alto retorno.
Hubo un importante estudio reciente sobre evaluación de los impactos económicos, sociales, ambientales e institucionales de la inversión en investigación, desarrollo e innovación agropecuaria realizada por INIA.  Estuvo a cargo de IICA, conducido por un equipo multidisciplinario integrado por reconocidos especialistas internacionales. Sus principales conclusiones destacan que INIA muestra indicadores muy positivos de impacto económico a largo plazo que más que justifican su inversión, con contribución significativa al incremento de la productividad del sector de los últimos 20 años, representando un aumento al Valor Bruto de Producción Agropecuario. Se determinó una relación beneficio/costo en el eje de 20:1, lo que significa un retorno de US$ 20 por cada US$ 1 invertido. Además, INIA ha tenido impactos socialmente y ambientalmente positivos. Asimismo, se remarca que INIA, por su marco jurídico y técnico, es una innovación institucional per se, un referente regional, hemisférico e internacional. Se destaca el diseño del modelo institucional, el desarrollo armónico del capital humano e infraestructura, que asegura relevancia y pertinencia de la investigación agropecuaria, lo que se refleja en los indicadores de impacto resultantes. Precisamente, el interés por conocer la experiencia uruguaya, y evaluar las posibilidades de derrame hacia otras regiones y países, ha sido una de las razones por las que se eligió a Uruguay como sede de GCARD 2012.

En Uruguay se ha impulsado un modelo de investigación público-privada que permitió un desarrollo armónico…
El presupuesto destinado a investigación ha estado ligado al desarrollo del sector agropecuario, al que contribuye significativamente. Como consecuencia del reconocido crecimiento del sector, los recursos asignados a investigación agropecuaria se han incrementado sostenidamente, tendencia que se sigue con interés a nivel internacional. El desarrollo institucional supone responsabilidad por el impacto de sus resultados en su contribución al desarrollo del sector.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos