Prevén que área sembrada de trigo se mantenga pese a mayores costos de poducción

URUGUAY    -PABLO BESÓN   –   EL PAÍS   –  

Cultivos. Soja y maíz avanzan e insinúan buenos rendimientos en cosecha

Operadores y productores prevén que se mantenga o aumente levemente el área de siembra de trigo que en la zafra pasada fue de 450.000 hectáreas. El incremento se daría por razones de rotación de los suelos y no por el mayor precio del grano.

“A priori el panorama para el trigo no es bueno. Venimos de una muy mala cosecha. Es difícil que se pueda crecer en superficie en las actuales condiciones”, aseguró a El País el presidente de la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran) Mathías Mailhos.

El área para este cultivo, sin embargo, no caería, ya que la zafra pasada fue un piso en superficie de alrededor de 450.000 hectáreas. “Lo más probable es que el área se mantenga”, estimó el analista de Copagran.

Miguel Carballal, presidente de la Asociación Uruguaya de Siembra Directa (Ausid), sostuvo que “dado que la cosecha pasada fue muy mala, la semilla que quedó es de baja calidad y no se podrá utilizar en la próxima zafra, aumentando así los costos”.

Otro factor que juega en contra del aumento de área es el incremento de los costos de producción, los que subieron para el trigo de los US$ 550 por hectárea de la pasada zafra a los US$ 700 de la actual. “Para empatar hay que sacar entre 3.000 y 3.200 kilos por hectárea”, estimó el presidente de Ausid.

Carballal, por otro lado, afirmó que existen factores positivos también, como que en esta campaña y por primera vez, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca pondrá en marcha la campaña de Planes de Uso y Manejos del Suelo, lo cual fomenta la rotación entre cultivos y evita hacer soja sobre soja. También se está dando un aumento en los valores internacionales, debido a mermas productivas sufridas en el hemisferio Norte.

“Tomando en cuenta que el agricultor uruguayo y argentino, que produce aquí tiene tradición de producir trigo, estimamos que se daría un leve aumento en la superficie, que seguramente ronde el 10% de la misma, llegando a unas 500.000 hectáreas, pero bajo ningún concepto se dará un área como la de dos zafras atrás (593.400 hectáreas)”, afirmó.

Por su parte, el presidente de la empresa agrícola Agronegocios del Plata (ADP) Marcos Guigou sostuvo que la mala campaña experimentada en la anterior zafra “en donde se perdieron, según el caso, entre US$ 150 y US$ 300 por hectárea, desalienta. Los altos costos de producción que existen en Uruguay, hacen que la única alternativa realmente rentable en la agricultura sea la soja”.

El empresario indicó que de todas formas se espera un leve aumento en el área de trigo debido a que por un lado las 450.000 hectáreas plantadas en la zafra pasada representan un piso y, por otro lado, “la superficie aumentaría levemente por la necesidad de rotación y de mantener cubierto el suelo. Las causa de este aumento serán más agronómicas que económicas”, sostuvo Guigou.

BUEN ESTADO.

En lo que hace a cultivos de verano la soja y el maíz de primera presentan un excelente estado, al tiempo que se confirma que la oleaginosa será récord en su área, según los productores y operadores consultados.

“El partido para el maíz de primera -sembrados en agosto y septiembre- ya está ganado. Los rendimientos seguramente sean dos veces mayores a los del año pasado, superando en muchos casos las ocho toneladas por hectárea”, afirmó Carballal.

El presidente de Ausid también explicó que la principal diferencia pasa porque mientras en la pasada zafra se sufrieron serios problemas hídricos, en la actual las lluvias han sido muy buenas.

Este es un cultivo particularmente sensible a la falta de agua. El maíz de segunda, también está en una muy buena condición y se espera que su estado sea muy bueno, aunque se encuentra todavía en fase temprana como para estimar rendimientos, señaló.

La soja no parece ser menos y su estado – en especial en la de primera- también es muy bueno.

“Poseen excelentes perspectivas. Es muy probable que se ubiquen en rendimientos similares a los del año pasado, que fueron buenos”, afirmó Carballal.

Al ser consultado sobre a cuánto ascendería el área de soja para esta campaña, el gremialista sostuvo que la misma se ubica entre 1,1 millón y 1,2 millón.

Mailhos coincidió con Carballal sobre el buen estado de la soja y el maíz. Consultado acerca de las razones del buen estado de ambos cultivos, el titular de Copagran explicó que “el hecho de que el grueso de la producción se sembrara en fechas óptimas fue clave. Esto se debió a la decisión de muchos agricultores de no plantar trigo en la pasada campaña de cultivos de invierno y permitir que la soja entrara a las chacras antes que lo que venía ocurriendo en años anteriores. A esto hay que sumar el buen clima que se registró, tanto en lluvias como en temperaturas”.

Con relación a posibles rendimientos Mailhos informó que “todavía no sabemos qué puede pasar con los mismos, pero hay una realidad y es que el potencial que presentan las chacras es superior al que tenían a esta altura del año pasado”.

Su estimación sobre el área de soja, es que la misma ronda el 1,1 millón de hectáreas. Al ser consultados, otros integrantes del sector agropecuario coincidieron en relación a que la superficie de soja será récord.

Mientras el gerente de la Cámara Uruguaya de Semillas, Daniel Bayce, indicó a El País que la misma ascendería a 1,2 millón de hectáreas.

En tanto, el directivo y expresidente de la Asociación Rural (ARU), Roberto Symonds, afirmó que la misma superaría cómodamente el millón de hectáreas.

El País Digital

Tags:

Comments are closed.

Contactenos