Argentina: “En este mundo, el que no crece retrocede y eso nos está pasando” dijo Daniel Pelegrina

ARGENTINA   –  FUENTE: INFOLECHE.COM   –   El Tribuno, Salta, Argentina. 18-03-13

Entrevista a Daniel Pelegrina, Vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina y vicepresidente de la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE).

El dirigente detalló los pormenores de la participación argentina en la reunión de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), donde quedó expuesto el estancamiento de la producción láctea de nuestro país como consecuencia de políticas que atentan contra el sector. Durante el encuentro, se dejó en evidencia el fracaso de la intervención oficial en los negocios internacionales y en el mercado interno, además se pudo observar cómo, países como Brasil y Paraguay vieron incrementar su producción lechera en casi un 80% de la mano de una política gubernamental enfocada al fomento y no a la intervención.

En el plano gremial, ratificó la decisión de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias de no sentarse por separado a dialogar con el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, y repudió el espionaje por parte del Gobierno nacional sobre organizaciones civiles y gremiales.

La Sociedad Rural Argentina presentó ante sus pares de Sudamérica la situación inquietante por la que atraviesa la lechería argentina…

Sí. Nosotros somos integrantes de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale) desde hace más de 20 años cuando se fundó y parte de nuestra labor es sentarnos con el resto de las naciones de la región y analizar lo que va pasando en cada uno de los países. Lamentablemente en los últimos años a nosotros nos tocó tener que informar malas noticias en esas reuniones.
Vemos que todos los otros países van creciendo, perfilando claramente sus exportaciones hacia la competitividad y nosotros hace prácticamente 12 años que estamos en los mismos niveles de producción, con modificaciones leves. Hubo algunas bajas muy bruscas por temas climáticos, pero estamos en la misma producción.
En este mundo, el que no crece retrocede y eso es lo que nos está pasando en términos relativos con el resto de nuestros socios de la Fepale. En Latinoamérica, la Argentina ha perdido participación, estamos produciendo alrededor de un 20% menos que el resto de los miembros. Cada vez contribuimos con menos leche a la producción del continente.
Todo esto es preocupante y es fruto de la falta de política o, mejor dicho, la aplicación de una mala política que tiene que ver con esto de tratar de desvincular los mercados internacionales de los mercados locales. Es algo que se repite en otros rubros como el trigo, el maíz, y en varias producciones que intentan, con el argumento de proteger la mesa de los argentinos, desdoblar y desvincular los mercados y eso contribuye a desincentivar la producción.

Llama la atención que en este contexto en el cual Argentina no crece, Brasil ha crecido un 73%, Paraguay otro tanto, mientras nosotros hemos crecido un 11%. Es decir, que todos crecen menos nosotros…

Así es, y eso es fruto de un trabajo alineado con la política de un país. Brasil ha decidido -al margen de sus problemas internos, que son muchos, pero que trabajan para solucionarlos- ser un jugador mundial, el número uno en la producción de alimentos y, alineado en esa política, pone todas las cosas en función a ese objetivo.
La reunión de la Fepale se realizó en la ciudad de Juiz de Fora, en Brasil, donde el Embrapa tiene la central de investigación lechera. Allí se están haciendo investigaciones muy atractivas en lechería tropical. Hay avances muy importantes, generando un paquete tecnológico que puede llevarse a otros países, incluso a Africa.
Fruto de esta investigación, del trabajo de muchos años, van logrando productividades crecientes en lugares donde es difícil producir leche. Eso hace que en 20 años prácticamente triplicaron la producción.

Suponiendo que la política por parte del Gobierno cambiara y fuera más consecuente con las necesidades del sector, ¿qué potencialidad le ve a la lechería argentina?

Hay en Argentina un grupo que está trabajando hace tiempo en un plan estratégico, que intentó hacer algo al estilo de lo que se ha logrado con el sector vitivinícola e, incluso, es precursor del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial. Allí ya se hablaba de 15 a 18 mil millones de litros de leche para el 2020; eso es absolutamente posible, hoy estamos en un nivel de entre 10 y 11 millones, pero decreciendo.
Lamentablemente, para este año la perspectiva es que habrá un retroceso. Claramente podríamos estar en un nivel de 80% arriba de la producción actual: el paquete tecnológico existe, tenemos las facilidades para producir, incluso con una mano de obra altamente calificada, pero hay que alinear la política a esas metas.
Qué necesita la lechería

Días atrás, la Mesa Nacional de Productores de Leche (MNPL) realizó una presentación sobre la actualidad de la lechería. En el documento, dado a conocer en el marco de Expo Agro, reclamaron “una urgente actualización del precio de la leche cruda frente al aumento de los costos de producción, en un proceso inflacionario que afecta a su vez el valor del dólar con el que se cobran las exportaciones de productos lácteos perjudicando notoriamente los ingresos de la cadena”.

“Los tamberos argentinos recibimos el precio más bajo entre los países representativos de la producción de leche, con un crecimiento de apenas el 11% en comparación con los países de la región que tuvieron un alza que alcanza entre el 28% y el 70%. Como consecuencia, la Argentina es el país que menos creció entre aquellos que tienen potencial”, denuncia el comunicado.

Reclamaron porque “esta situación se ve agravada por las intervenciones en el mercado que posibilitan aumentos de precios al consumidor mientras se regulan los valores industriales, lo que redujo la participación del tambero en el precio final de los productos lácteos ya que los aumentos de los precios al consumidor no se trasladaron al productor”.

“Todo ello, en un contexto de sobreoferta de leche porque no se realizaron las inversiones adecuadas en la industria láctea, debido a la incertidumbre creada por falta de reglas y de políticas de Estado, la ausencia de estímulos adecuados y el exceso de arbitrariedades”, manifestaron.

Los tamberos señalaron que, “como resultado, tenemos un creciente endeudamiento de los tambos por la destrucción de su rentabilidad, lo que crea un creciente riesgo de desaparición de más tambos”.

“El resultado de estas políticas fue una caída de la producción en 2012 del 2% versus 2011, previéndose una nueva reducción en 2013, lo que nos llevaría a guarismos similares a los del año 1999. Así podríamos caracterizar este período como ‘una década perdida’ ”, advirtieron.

Se quejaron porque, al día de la fecha, la única respuesta oficial fue un congelamiento que solo consolidará las distorsiones existentes”.

Finalmente, destacaron las siguientes prioridades:

  • Retornar a un sistema de exportaciones automáticas.
  • Desarticular las distorsiones que generan las autorizaciones de precios mayoristas de productos lácteos.
  • Elevar los reintegros de exportación a los niveles máximos permitidos por acuerdos internacionales.
  • Devolución automática del IVA de exportación.
  • Prefinanciación de exportaciones, financiación de stocks, crédito a la producción y para ampliación de la capacidad instalada.
  • Garantizar un comercio fluido de lácteos en el Mercosur, liderando las negociaciones comerciales con Brasil.
  • Optimización del sistema de compra de lácteos por parte del Gobierno nacional.

La actividad gremial

¿Cómo viene la actividad gremial?

Recientemente hubo una reunión de la Comisión de Enlace (de Entidades Agropecuarias) en el marco de Expo Agro y resolvieron lo que ya se había hablado, que es no concurrir individualmente a las reuniones a las que nos convocan, las cuales se sabe que son una trampa para dividirnos. No vamos a concurrir hasta que no terminemos con estas asambleas que estamos haciendo para tomar el pulso de los productores.

Estaremos por Tucumán, Mendoza, terminando en Santa Fe en los primeros días de abril, donde tendremos un panorama claro de lo que sucede en las economías regionales que, sabemos, están muy golpeadas y con falta de competitividad, producto de las distorsiones que se han venido generando por los problemas macroeconómicos y los problemas propios de cada una de las regiones.

¿Tomarán alguna acción concreta respecto del espionaje de Gendarmería a las entidades rurales?

Nosotros repudiamos este accionar, la verdad que esta situación hace pensar en viejas épocas en las que esto era una práctica habitual y está todo fuera del margen de la ley, que nos protege y nos ampara para evitar lo que se está haciendo. Vamos a analizar en profundidad lo que podemos hacer y lo haremos por el bien de nuestro país porque hay que erradicar estas prácticas que son nefastas.

¿Se sienten con temor o presionados?

No, temor no tenemos. Esto ha salido a la luz ahora, pero nosotros lo suponíamos porque el accionar de este Gobierno sabemos a lo que apunta y cómo se maneja. Vamos a seguir adelante con nuestra defensa gremial, porque estamos para defender a los productores, a nuestro país, al federalismo y a una cantidad de temas que tienen que ver con el respeto a la Constitución Nacional y a los ciudadanos.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos