Tamberos reclaman ser actores clave en negociaciones salariales

URUGUAY  –   HUGO OCAMPO  –   EL OBSERVADOR  –

Piden cambios porque creen que todo se refleja en precio de la leche

Los productores lecheros quedaron en una situación de mayor fragilidad como tomadores de precios de un negocio que funciona con precios volátiles en el mercado internacional, luego de superarse el conflicto del sector lácteo, pero que revela la necesidad de que un actor tan relevante en la cadena debiera estar presente en las discusiones de los consejos de salarios.

Este concepto fue destacado a El Observador por diferentes actores del sector productivo e industrial al ser consultados sobre esta situación.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Eduardo Viera, resaltó la declaración de las gremiales del pasado viernes 19 en la asamblea realizada en Santa Lucía, especialmente a que “no se puede seguir por este camino donde es más fácil conseguir más salario a los empujones, que precio de leche dialogando y razonando”.

Aclaró asimismo que “no haber quedado conforme con un representante del gobierno, no quiere decir que se deja de reconocer el esfuerzo que ha hecho el gobierno desde el presidente (José) Mujica hasta el ministro Tabaré Aguerre”.

Viera opinó que a futuro tendrían que cambiar algunas cosas a nivel del consejo de salarios, como por ejemplo que es ineludible la presencia de los productores en ese ámbito, porque es el primer eslabón de la cadena y le corresponde defender el precio de la leche. Aunque no se sume como un actor más de negociación, tendría que estar por lo menos como asesor de la industria láctea”, sostuvo el dirigente.

El presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois, expresó que las pautas en las negociaciones salariales no dependen del sector industrial. “Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance (para lograr un acuerdo equilibrado), pero el acuerdo fue manejado por el Ministerio de Trabajo y de Seguridad Social (MTSS)”, expresó.

El industrial admitió que es claro que el precio de la leche que percibirá el tambero, será el resultante luego de tener en cuenta los diferentes costos, entre ellos el salarial. “Ese es el gran problema, no entender cómo es la cadena lechera, sobre todo cuando tenemos tanta dependencia de los precios internacionales”.

Ambrois reconoció que el sector lechero queda en una situación de fragilidad económica frente a la volatilidad de los precios internacionales y los mayores costos internos y en los hechos se espera que todo esto no se vea reflejado, pero “alguna pequeña industria fundamentalmente puede quedar por el camino en este período, ojalá que no ocurra”.

El dirigente consideró trascendente que a futuro se tome conciencia de la integración de la cadena y que se busquen acuerdos de largo plazo, “porque estamos todos involucrados”.

Horacio Rodríguez, quien actúa como delegado de la Cámara de Productores de Leche del Uruguay ante el Instituto Nacional de la Leche (Inale) afirmó que no se trata de un buen acuerdo, pero es el menos malo en el marco de la referida situación conflictiva. Opinó que las pequeñas industrias lecheras son las que van a sentir mucho  las consecuencias de este “mal acuerdo”.

Problema de fondo aún sin solucionar 
El presidente de la  Intergremial de Productores de Leche (IPL), Martín Lindholm, dijo a El Observador que si bien se llegó a un acuerdo en el conflicto lácteo, los problemas laborales no se han solucionado. Lo que se rescata de todo este proceso es que hay un plazo de tres años para que en un ambiente más sereno se pueda profundizar en las relaciones laborales, que permitan buscar acuerdos distintos y que competitividad y productividad sean conceptos ineludibles.

 

 

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos