“Estamos tratando de compartir el plan estratégico que tiene el MGAP”

URUGUAY   –   HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR   –

El Observador Agropecuario dialogó con el flamante presidente de la Federación Rural, Carlos Uriarte  –

 

¿Qué significa haber llegado a la presidencia de la FR? 
Es una gran responsabilidad y emoción. Recuerdo la figura de mi padre y la de mi padrino, que fueron dos productores rurales que me inculcaron el amor por el campo y que lamentablemente ya no están, pero que me imagino la alegría que tendrían si supieran que me tocaba este honor. También me emociono por las figuras históricas que han pasado por este cargo. Además siento la responsabilidad de no fallarle a esa gente y a la demostración de apoyo que hemos tenido en el sector.

¿El campo ha cambiado? ¿Es solo en Uruguay? 
Es un fenómeno regional. Nadie predijo estos cambios. Soy de la generación que se crió en plena crisis social, económica e institucional. Éramos de los que en las décadas del 60 y del 70 no podíamos salir a la calle porque había peligro, había manifestaciones y no sabíamos si podíamos volver a nuestras casas. Luego vino la dictadura; por lo que somos una generación que hemos padecido dos regímenes bastante egoístas que no tuvieron en cuenta nuestra formación,  a lo que se agrega que vivimos siempre en crisis. Cuando elegí la profesión sabía que no era fácil tener trabajo, porque en el establecimiento de mi familia no había lugar para uno más, había que salir a trabajar afuera del predio para mantener una familia. Esa situación se prolongó hasta hace poco más de cinco años.

Y ahora el agro uruguayo está en un buen momento.   
El mundo sufrió en  las últimas décadas sucesivas crisis, especialmente en países desarrollados, y en ese marco Uruguay ha sido uno de los países favorecidos. Así fue que los capitales corridos de esas regiones se fueron refugiando en muchos países de Sudamérica y a su vez se dio la eclosión de nuevas economías emergentes, especialmente la de China, que provocó una demanda por las materias primas que Uruguay produce que ha ido cambiando el escenario en forma bastante acelerada. Actualmente Uruguay está viviendo esa situación que fue provocada por esas bonanzas que perfectamente se pueden revertir, porque en la medida que las economías del primer mundo se reviertan, estarán en condiciones de recuperar esos capitales que se fueron. Uruguay ha hecho muy bien las cosas, ubicándose en mercados donde puede colocar sus productos, crear marcas y diferenciarse, pero tenemos que consolidar esa posición porque es la única que nos permitirá enfrentar los tiempos de crisis.

¿Cuál es el punto de mayor preocupación hoy para la FR?  
Lo primero es profesionalizar la institución para que pueda concentrarse en sus reales cometidos. También debemos definir el país que queremos para tratar de contribuir a que sea posible. También fomentar la familia viviendo en el medio rural y revertir esa migración del campo a la ciudad. En los temas macro deberíamos trabajar en un plan estratégico que entendemos que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) lo tiene. Estamos tratando de compartirlo, pero hemos tenido solo dos reuniones en un año que han sido coparticipadas y no hemos podido encarar el tema. Creo que el Uruguay necesita saber hacia dónde vamos. Saber que vamos a tener ahora una parición récord de 3 millones de terneros, y que vamos a seguir produciendo más, y que no vamos a tener problemas luego de colocación de esa producción.  Un plan estratégico es eso. Es también referirse al uso de la tierra, porque el plan de uso y manejo de suelos del MGAP va a generar reacomodos de las zonas ganaderas. También hay que ver la necesidad de infraestructura, que se habla y se habla, pero no vemos ningún plan estratégico; si hay no lo conocemos.
 ¿Y para el largo plazo? 

El acceso a la tierra. Para productores que vienen de tradición agropecuaria y que hoy son arrendatarios es una necesidad, porque tienen la espada de Damocles, y en eso me incluyo. No pueden hacer mejoramientos de pasturas o de selección de ganados porque no tienen la certeza si van a estar en el campo un año, cinco o 10. La posibilidad que brindan las AFAP de invertir a largo plazo puede ser una solución.  Y, si bien el Instituto Nacional de Colonización (INC) está haciendo un esfuerzo importante y es una gestión mejor que las anteriores,  hay algunos aspectos que nos involucran; no abarca por ejemplo a los profesionales y a los hijos de productores. La actual dirección del INC tiene una marcada tendencia a facilitar tierras a los hijos de empleados o a gente que no sean profesionales, lo que nos preocupa porque se compromete seguramente su viabilidad y pueden llegar a terminar en minifundios que terminan con las tierras esquilmadas. No es solo otorgarles tierras, además hay que armar un aparato de apoyo a esos productores.

¿Qué pasa con el relacionamiento con el gobierno?
No estamos tan cerca como quisiéramos. Creo que a veces somos víctimas colaterales de una estrategia general que tiene el gobierno de dividir entre los que están de un lado y del otro, entre el campo y la ciudad, o en lo que sea. La estrategia es dividir para gobernar. Eso nos preocupa como estrategia, no en forma personal. Por eso nos quedamos con el gesto que tuvo el presidente Mujica cuando visitó nuestro congreso en Melo. Compartimos sus palabras de que tenemos que estar unidos, que tenemos que pensar en un país productivo y que el agro es importante para el país. Nos quedamos con sus palabras y creemos en sus palabras, que sabemos que a veces es difícil poder cumplir en el marco político que le toca gobernar. Por eso también nos sentimos en la obligación de dialogar, para hacer nuestros aportes en representación de los productores.

Ficha Personal 
edad
53 años
estado civil
casado
hijos
tres (un varóny dos mujeres)
profesión
ingeniero agrónomo y Master en Ciencias Agrarias
hincha
nacional

Tags:

Comments are closed.

Contactenos