Central Lanera mantiene sus ventajas a pesar de las dificultades coyunturales de mercado

URUGUAY  –  En un año difícil para la comercialización de la lana Central Lanera se mantiene fiel a sus principios de
seguridad, prudencia y responsabilidad. – 

Central Lanera Uruguaya realizó el cierre de la zafra de lanas 12/13 y la presentación de resultados a sus
productores junto con la apertura de la nueva zafra, donde se destacaron las condiciones comerciales y
servicios que se ofrecen. Se anunció que ya están abiertas las inscripciones, están operativos los
adelantos y hay más de un millón de kg inscriptos a la fecha.
Toda la información disponible muestra que la zafra 2012/13 ha sido dificultosa para la comercialización
de la lana, en nuestro país y en el mercado internacional. Los niveles de precio alcanzados, en la plaza local
y en el exterior, son inferiores a los de las dos zafras anteriores, donde se obtuvieron los máximos precios
de los últimos 20 años. La colocación en el exterior también se enlenteció, fruto de la crisis europea y el
enlentecimiento de la economía China. En lo local, se estima que un 30 % de la zafra estaría aún manos de
los productores, lo que habla de las dificultades de la zafra.
Esta conjunción de dificultad de colocación y disminución de precios determinó que el Consejo Directivo
de Central Lanera debiera asumir una serie de decisiones, actuando con prudencia y responsabilidad
respecto del patrimonio de la Central y de los productores.
Frente al bajo nivel de ventas registrados hasta fines de marzo, fruto de un enlentecimiento en el mercado
internacional, la cooperativa resolvió postergar el cierre de zafra 12/13 hasta junio, a la espera de una
mayor colocación y buscando minimizar los riesgos de tasar un volumen muy alto de lana.
Estas resoluciones fueron comunicadas en reuniones con los directivos y gerentes de las Cooperativas y
Sociedades de Fomento Rural que integran el sistema, en las que se analizaron el contexto de la zafra, las
decisiones tomadas, los resultados obtenidos y las perspectivas de rubro.
Se trata de decisiones difíciles que responden al espíritu fundacional de Central Lanera y que a lo largo de
46 años han permitido consolidar a la empresa, que ha liderado la innovación y la mejora de la
comercialización de lana en el país.
Un mercado trabado y con poca venta de lana.
La zafra 2012/13 se caracterizó por los siguientes aspectos:
· un descenso en los precios en el mercado internacional en torno al 15 %, en promedio, en
comparación con la zafra anterior donde se alcanzaron los máximos históricos
· Una caída aún mayor de las lanas uruguayas, como sucede siempre en un mercado en baja.
· compras mínimas de lana por parte de los clientes del exterior frente a la incertidumbre del
mercado, que llevaron a una baja de las ventas
· una inflación en dólares en torno al 20 % hasta el mes de mayo, que encareció todas las etapas en
el procesamiento de la lana: fletes internos, barracaje, lavado y peinado, costos administrativos, etc.
· Adicionalmente hubo una reducción de la devolución de impuestos indirectos a la exportación
decretada en nuestro país, que implica una baja del precio aproximado del 3 % al productor
· Escasa información de negocios realizados en la plaza. Adicionalmente los que se publicitaron
tenían un claro sesgo hacia arriba, haciendo difícil tener elementos objetivos para conocer los precios de
lotes promedio a lo largo de la zafra
La opción de Central Lanera.
Ante la situación presentada Central Lanera conformó sus precios en función de la realidad de los negocios
concretados y las ventas realizadas.
Al igual que todos los años cada uno de los lotes recibió un precio en función de la finura y calidad de la
lana en relación con su precio logrado en el mercado internacional, pagándose la totalidad de los lotes
enviados por los productores.
Los resultados fueron presentados en numerosas reuniones realizadas por todo el país, en una instancia de
contacto personal entre los directivos de la cooperativa y sus remitentes a lo largo y ancho del país.
La próxima zafra 13/14
Como es habitual en esta época del año se lanzó la zafra de lanas 13/14, donde se destacaron:
· los adelantos en US$ por kg de vellón inscripto: 0.80 en el Romney, 1.20 en Corriedale, 1.50 para
Merilín y Cruzas Finas, 2.00 en Ideal y 2.50 en Merino
· los beneficios por acondicionamiento:
o grifa celeste: de 2 a 9 cts por kg de vellón, según micronaje
o grifa verde: de 2 a 12 cts por kg de vellón, según micronaje
o grifa verde y preclasificación por finura: 3 a 8 cts adicionales a la grifa verde, según
micronaje
· sobreprecios por inscripción temprana, de hasta el 2 %
· sobreprecios por entrega temprana, de 4 a 7 cts según raza
· un sorteo especial entre los lotes que inscriban antes del 31 de julio su lote
A estos beneficios se agregan una serie de servicios destinados a valorizar la producción y mejorar la
productividad de las majadas de los productores remitentes.
Finalmente se remarca que los precios de la lana, aunque menores que las 2 zafras anteriores, siguen
siendo remunerativos y los precios de la carne ovina se han recuperado a niveles muy atractivos,
superando nuevamente el precio del cordero pesado al del novillo. Ambos factores, sumados a las ventajas
de los ovinos en los sistemas de producción, hacen que el ovino sea un negocio atractivo e insustituible en
la ganadería nacional.
Dpto.Promoción
Junio2013

Tags:

Comments are closed.

Contactenos