Gremiales reclaman corregir ley que extendió tributo al campo

URUGUAY   –  HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR  –   

Si no se logran esos cambios, se afectará inversión y caerá producción  –

Si no se corrigen algunos aspectos de la ley que extiende el Impuesto al Patrimonio al sector agropecuario se estará afectando la inversión, especialmente en un rubro que incidirá sobre los productores criadores: habrá menos terneros y menos corderos, afirmó a El Observador el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Rubén Echeverría.

Luego de la visita efectuada el martes 2 al vicepresidente de la República, Danilo Astori, el pasado martes, junto al titular de la Federación Rural, Carlos María Uriarte, la dirigencia rural tiene la expectativa de que se pueda mejorar en la reglamentación algunos aspectos de la iniciativa que aprobó el Parlamento.

Fue una jornada muy provechosa porque “fuimos escuchados acerca de nuestras preocupaciones y, si bien no nos prometió nada, lo va a conversar con los integrantes del equipo económico para que en la reglamentación tenga un impacto menor, especialmente en algunas situaciones que consideramos injustas” dijo.

Recordó que las gremiales se habían opuesto a este tributo porque son más partidarias de que se grave la renta, pero en función de que la extensión del Impuesto al Patrimonio ya es ley plantearon algunos puntos que consideran vitales mejorar y que lograron “una buena comprensión” del vicepresidente Astori.

Echeverría opinó que se cambió la focalización de este impuesto, que al principio apuntó a  las grandes extensiones de campo, pero que sin embargo ahora afecta también a los productores familiares que trabajan en forma conjunta, “algo bueno, porque logran hacer escala en sus explotaciones y alcanzan una mayor eficiencia, además de preservar los valores de la familia. Son productores de 400 o 500 hectáreas que serán afectados por la aplicación del concepto de la Unidad Económica Administrativa del Impuesto al Patrimonio. Este enfoque no estaba planteado por el derogado impuesto ICIR y sería bueno que quedara claro en la reglamentación que no los incluye, porque está poco claro ese punto en la ley”, dijo Echeverría.

Esta situación tiene un mayor impacto en la actividad ganadera donde la rentabilidad no es de las mejores, pero especialmente lo hace sobre los campos más pobres de menor índice Coneat, al norte del país, que es precisamente donde están ubicados los campos dedicados  a la cría de los ganados, sostuvo Echeverría.

Si este impuesto afecta la rentabilidad de las empresas familiares y por otro lado incide en el aspecto productivo especialmente en la cría, “habrá una menor producción de terneros y de corderos. Si se baja la rentabilidad, se pierde el incentivo de seguir invirtiendo en el campo”, afirmó el titular de la ARU. Se invierte menos en fertilizantes, semillas, genética animal y vegetal, especialmente para producir forrajeras. Esta situación de desestímulo impacta en toda la cadena, porque detrás del productor están los frigoríficos, y las actividades relacionadas con los cueros y la lana, lo que hace que repercuta en otros ámbitos de la economía, concluyó Echeverría.

Piden no gravar la máquina productiva

El presidente de la Asociación Rural, Rubén Echeverría, se logró una buena comprensión del vicepresidente Danilo Astori respecto a la inconveniencia de gravar en el campo a la verdadera máquina de producción, como son  la vaca de cría, la vaca lechera y la oveja de cría. “Sería bueno que, al igual que la industria que no tiene gravada su máquina de producir, el campo también pueda tener esa facilidad”, acotó.

 

 

 

Tags:

Comments are closed.

Contactenos