Tres millones de terneros que generan temores

URUGUAY  –  PEDRO SILVA  – ENVIADO DE  EL OBSERVADOR  A TACUAREMBÓ  

Uruguay tendrá una producción récord, pero hay que ver si está preparado

La mesa estaba servida para el debate ganadero cuando se levantó el jueves 27 el telón para un nuevo encuentro del ciclo Agro en Foco. El escenario fue el anfiteatro del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) en Tacuarembó. Y uno de los temas que encendió la mecha fue la llegada de tres millones de terneros en la próxima primavera, una producción que será un récord para el país

Uno de los anfitriones, el director del Programa de Carne y Lana del INIA, Fabio Montossi, fue muy crítico con el hecho. “Vamos a no vendernos el espejito: los tres millones de terneros llegan por la mano de la naturaleza y no nos preparamos”, sentenció el investigador del INIA.

De alguna manera, al participar en el encuentro organizado por Blasina y Asociados, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y El Observador,  estaba desnudando los temores que ya se escuchan respecto a cómo administrar esa riqueza ganadera inédita.

Para el presidente de la Federación Rural (FR), Carlos María Uriarte, “es un salto cualitativo para el que Uruguay está preparado” y advirtió que “Uruguay no puede permitir que el productor pierda. Tenemos la capacidad industrial instalada” para procesar ese crecimiento.

Un desafío para los tres millones de terneros será que los productores puedan alimentarlos bien, pero Uriarte remarcó también la importancia que tendrá la exportación de ganado en pie para aliviar la carga.

Sin embargo, el presidente de la FR enfatizó que “no puede estar esa rienda en el suelo. Hoy está muy mal porque hay más de 100 trámites aprobados y no se pueden usar”.

“El Instituto Nacional de la Carne (INAC) está haciendo un gran trabajo en los mercados de la carne, pero tal vez haya que hacer lo mismo para promocionar en el mundo –con la plata de los uruguayos– las exportaciones de ganado en pie”, dijo el presidente de la FR.

El otro punto que mencionó fue el plan de uso y manejo de los suelos que comenzó a aplicar el gobierno de manera obligatoria y que “liberará 200.000 hectáreas, que serán una oportunidad para mejorar la recría”.

Pero Uriarte adelantó que “se necesitará financiamiento –de acuerdo a la capacidad de pago de cada productor–para preñar esa vaca y criar mientras al ternero”.

La productora Patricia Damiani, quien contó la experiencia de engorde en base a pasturas y granos en su empresa Conpriste Acisa, reconoció que la exportación de ganado en pie “es un recurso para que no baje el precio del ternero”, pero dijo que le parecía “una ironía” y abogó por procesar el ganado en la industria local.

Por su parte, el asesor privado Bernardo Andregnette, aseguró que para saber si los tres millones de terneros llegarán para quedarse “será clave en el futuro la relación flaco/gordo” y agregó que “para que haya más terneros hay que mejorar la cría y la recría”.

En otro momento del debate, el presidente del Frigorífico Carrasco, José Costa, enfatizó que “hay mercado para los tres millones de terneros y estamos en el mejor momento de ventas de carne”, pero recordó que “Hay que mejorar la recría y la invernada, y hacerlo de manera estable. El precio es un componente importante, pero no es el único”.

Enseguida, Uriarte aseguró que “el precio es importante, pero ahora es más importante la productividad que el precio. El precio bajó, pero el dólar también bajó”, y agregó que “debemos incluir al gobierno en esta discusión para saber si habrá un dólar fuerte o débil. Y debemos confiar que lo que nos están pagando por las haciendas es lo correcto”.

El productor y dirigente de la Sociedad de Criadores de Hereford, Alejandro Costa, quien contó cómo hace la recría intensiva por módulos, remarcó que el sistema productivo que desarrolla en la zona de Tupambaé se apoya en tres pilares: el lotus Rincón, donde hace toda la recría de machos; una cría estandarizada; y la suplementación invernal.

Esta apuesta ganadera, que cobra fuerza ante la llegada de los tres millones de terneros, fue avalada en una conclusión del coordinador ganadero de Fucrea, Juan Ignacio Buffa, quien remarcó que los productores ganaderos que obtienen los mejores resultados son “los que tienen más área mejorada, los que gastan más en alimentación”.

 

Que no castigue al criador

 

Por otra parte, el director de la consultora Blasina y Asociados, Eduardo Blasina, dijo que el gran desafío de la ganadería es que “si pasamos los tres millones de terneros”, como se espera para la próxima primavera, “ello no redunde en un castigo al criador, que lo lleve a volver a la producción de entre 2,6 millones y 2,7 millones de los últimos años”.

Blasina subrayó también como otro desafío la necesidad de “encontrar un nuevo relacionamiento entre privados, donde el riesgo sea compartido”, en alusión a las divergencias por el lugar donde se pagan las haciendas en las plantas industriales (ver página 5).

“Con la cuarta balanza da la impresión de que todo el riesgo es para el productor, pero en la tercera el riesgo es para la industria. Siempre es mejor un acuerdo entre privados que recurrir a un árbitro estatal, que hoy falla para un lado y mañana puede fallar para el otro”, dijo el consultor, y remarcó que es importante “reconstruir la confianza para sostener el crecimiento ganadero”.

Durante una intervención en Agro en Foco, en la que trazó un panorama de los mercados de la carne, Blasina dijo que “si miramos el índice FAO de los alimentos, en la carne no hay grandes alteraciones ni caídas” y, si bien recordó que los precios de exportación de la carne uruguaya sufren “un leve declive, el negocio no perdió su atractivo”.

Luego de señalar una serie de oportunidades que tiene la ganadería –la cuota 481, los planes de suelos–, el director de Blasina y Asociados advirtió que se generaría un problema por los altos costos si el precio del novillo bajara para mejorar la competencia con Australia y otros países en los mercados externos.

 

 

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos