Instan a hacer foco en la Unión Europea

URUGUAY   –  JUAN SAMUELLE –  EL OBSERVADOR   –   

El industrial Marcelo Secco identificó al bloque como el socio comercial uruguayo de mayor valor a la hora de exportar carnes

Marcelo Secco, industrial frigorífico, definió como una virtud la potencialidad de Uruguay de ir modificando su mix de mercados y, tras señalar que hubo apariciones explosivas como Rusia hace algunos años y China ahora, enfatizó que el foco debe estar en la Unión Europea, bloque que consideró el socio comercial de más valor para Uruguay.

Secco expuso esa reflexión en la conferencia “El agronegocio en los tiempos que vienen”, en la 108a Expo Prado, donde el viernes en el salón Multiespacio –con José María Elorza como moderador– también expusieron otros expertos en los rubros ganadería de carne y lana, granos y lácteos.

Secco, a propósito del valor que le otorgó a la Unión Europea, argumentó que en forma permanente genera ventanas comerciales de acceso, la última de ellas la Cuota 481.

Exhibiendo el último anuario estadístico del Instituto Nacional de Carnes, destacó que el negocio cárnico es el que genera más información, en otra gran virtud.

A la hora de citar un cuello de botella, como se le pidió, admitió que salvo en el último trimestre en los últimos cinco años hubo un aumento incesante de los costos.

Llamó, pues, a tomar decisiones que impidan exportar impuestos, y elogió la capacidad del sector de responder en forma rápida y agresiva a las señales del mercado.

Pablo Carrasco citó fortalezas de la cadena ganadera: es sólida; si se la deja quieta y en calma crecerá; la ubicación del país entre 30 y 35 grados latitud Sur le permite producir el churrasco perfecto recurriendo a razas británicas, pasturas templadas y un sistema pastoril; y el precio alto de la tierra dejando atrás la relación un novillo = una hectárea.

Señaló que la gran ganancia la hace el aduanero en EEUU y en la Unión Europea, y lamentó la oportunidad perdida de disponer de un tratado de libre comercio con EEUU que hubiese significado una competitividad un 24,6% mejor.

Añadió que es más fácil llevar armas que un contenedor de carne a ese destino, que es clave aumentar la cantidad de compradores y que no solo se pueda comprar a los dueños de los frigoríficos y denunció que otro obstáculo son las incertezas tecnológicas. Y sumó como un serio problema los costos, poniendo como ejemplo la existencia del gasoil más caro del mundo.

La carne no es un comoditie, de la vaca se pueden obtener 100 productos, por lo tanto la carne es un producto sofisticado, enfatizó.

Y aclaró que del valor CIF al que se aprecia en la góndola en algunos mercados hay un 200% de incremento, instando a salir a tomar parte de ese valor.

Alberto Gramont marcó que el crecimiento agrícola será menor. Lamentó que los grandes grupos agrícolas hayan dejado de venir y en casos optado por irse a países con costos productivos menores.

Visualiza una agricultura en dos millones de has de buenos campos y otros dos millones de has de campos no tan buenos para alternar en un 50% su uso, para tres millones de has en uso simultáneo.

Eduardo Pietra destacó que el rubro ovino es competitivo apostando a carne y lana con fuerza. Tras elogiar desarrollos tecnológicos en carne (cordero pesado) y lana (las grifas), hizo una cuenta que generó el reconocimiento del público: si a lo que se paga por kilo de cordero pesado (US$ 3,70) se suma lo que da el vellón Corriedale, por ejemplo, se logra un promedio de US$ 0,40 más por kilo, por lo que ese animal reporta al bolsillo del productor US$ 4,10 por kilo.

Dijo que algunos desarrollos del Secretariado Uruguayo de la Lana en Cerro Colorado lograron márgenes similares a los del cultivo de soja. Lo que falta, dado que la tecnología está, es que en la cabeza del productor se produzca “un click” y que no pida milagros si a los ovinos los relega al peor potrero.

Elogió a la industria topista por su calidad y abanico de mercados, lamentó que otras industrializaciones ya no existan y que sea más caro trasladar una tonelada de lana de Salto a Montevideo que de Montevideo a Shangai.

Álvaro Ambrois destacó el gran compromiso del tambero. Dijo que en 2005 se producían 860 millones de litros y en 2013 se llega a 1.300 millones, en la misma superficie, ejemplo de cómo el tambero se adaptó y mejoró sin cesar, tanto que tras un año de brusca caída de precios y con una seca inmediata igual pasó el mal trago y al año siguiente contribuyó con la industria a un récord de producción y exportación.

Subrayó que haya inversiones constantes y un producto premium que llega a un mercado de perspectivas favorables, por cómo crece la población de la clase media, e instó a invertir en educación para disponer de recursos mejor capacitados, señalando al costo país como un escollo relevante.

Mides fiscalizado
Alberto Gramont lamentó que el gasto del Estado haya crecido mucho, con menos inversión. Puntualizó que está de acuerdo con el Plan Mides, pero instó a que sea fiscalizado. Y mencionó con un dejo de ironía el concepto de “compra de votos”.

 

 

Sector estratégico

 

Pablo Carrasco dijo que el sector ganadero es el único rubro con un potencial de crecimiento del 50% al 80% para los próximos 20 años y que, por ello, el Estado debería invertir en el mismo.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos