En Argentina preven que peligra la exportación de biodiésel a Unión Europea

ARGENTINA  –
La industria del biodiésel en la Argentina peligra luego de haber tenido un crecimiento exponencial en el último lustro con la instalación de plantas que transforman principalmente el aceite de soja en biocombustible
   Los motivos de la riesgosa situación se ubican en las supuestas medidas “antidumping” que la Unión Europea estaría por aplicar al ingreso de biodiésel argentino al Viejo Continente.

Actualmente las importaciones de biodiésel pagan un 8%, sin embargo la Comisión Europea resolvió subir a un rango del 22% al 25% los aranceles que deberá pagar la Argentina.

En rigor, según explicó la Cámara Argentina de Biocombustibles, CARBIO, el último jueves en una conferencia de prensa, la medida llegará a casi el 30%, ya que a partir del 1 de enero de 2014, la Argentina pierde un beneficio que es el “Sistema Generalizado de Preferencias” lo que equivale a que deberá abonar un 6,5% más de arancel.

El año pasado el sector de biodiésel exportó en promedio 1,5 millón de toneladas anuales, pero en 2013 se redujo y se espera que no supere el medio millón.

Mientras tanto, la inactividad ya copó a las pequeñas plantas que florecieron en los últimos años atraídos por lo que se presentaba como un buen negocio.

Según CARBIO, la debacle llevaría a temblar a toda la cadena de valor de la soja que terminaría exportando más poroto que productos con valor agregado.

Por su parte la consultora IES Investigaciones Económicas Sectoriales, el mismo día de la denuncia de la Cámara, publicó cifras muy desalentadoras.

En los primeros ocho meses de 2013, la producción de biodiésel cayó un 39,7%, mientras que en ocho meses bajó la exportación un 58,4%, en momentos en que la Unión Europea subirá aranceles a la importación desde la Argentina.

“El delicado panorama del sector de biodiésel se debe al conflicto comercial con la Unión Europea que ha derrumbado las exportaciones, que en 2012 representaron casi el 90% de los envíos de nuestro país”, explicaron especialistas de IES.

Además, consignaron que la Unión Europea representa el 65% en valores y cantidades en las compras de biodiésel, mientras que las exportaciones a otros países crecieron un 91% en valores y un 128% en cantidades.

También impactó en la baja producción del primer trimestre del año la menor producción de aceite de soja, principal insumo para el biodiésel, fruto de la mala cosecha de soja de la campaña 2011-2012.

Las ventas internas de biodiésel en los ocho primeros meses de 2013, alcanzaron un volumen de 508,5 miles de toneladas, una caída del 20% respecto de igual período de 2012. El principal destino en valores fue España, que concentró el 41,3% de los envíos, seguido por Perú (17%), los Estados Unidos (13,8%), y por los Países Bajos, con el 12,9% del total.

Por ahora, las empresas continuarán con sus esfuerzos para frenar los derechos antidumping y alentarán al Gobierno argentino para presentar las medidas legales ante la OMC.

Fuente: Ámbito Financiero

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos