Industria devolvió parte del cupo ovino y vende más a China

URUGUAY  –  PABLO ANTÚNEZ  –  EL PAÍS  –

Frigoríficos uruguayos priorizan la exportación de carne ovina hacia China y devolvieron el 35% de la cuota Unión Europea, donde estaría faltando exportar cerca de 600 toneladas. Las compras del gigante asiático crecieron 242,5% en un año.

Todos los frigoríficos uruguayos dedicados a la faena de ovinos devolvieron este año parte de los volúmenes de la cuota cárnica de 3.480 toneladas peso embarque con destino a la Unión Europea, asignada por el Instituto Nacional de Carnes (INAC). La devolución abarcó el 35% del cupo total y, de las alrededor de 2.200 toneladas que se cumplirán en este ejercicio, resta colocar cerca de 600 toneladas, según fuentes del INAC.

Al igual que en la carne bovina, Uruguay siempre apuntó a valorizar sus cortes. Siguiendo esa premisa en el caso de la carne ovina, para la industria hoy es más negocio venderle a China -un mercado en el que se puede ingresar con cortes con hueso- que colocar los más caros, pero desosados, en la Unión Europea.

Mientras que a los países de la UE se envían los lomos y las piernas sin hueso, hacia China va la carcasa en cuatro o seis cortes -pero con hueso-, lo que implica menores costos operativos para los frigoríficos al no tener que desosar y al vender más volumen en cada negocio. “El año pasado se devolvió cuota porque el mercado de la Unión Europea estaba muerto, pero a la vez, Uruguay tenía el precio del ovino muy alto y no se hacían negocios en ese mercado”, explicó a El País el vicepresidente de Frigorífico San Jacinto (Nirea S.A.), Gastón Scayola.

Ahora China conviene más, por los precios y por su fuerte demanda. Al igual que alguna otra empresa, Frigorífico San Jacinto se quedó con algo de cuota de la UE para no perder clientes en el viejo continente, pero las faenas vienen algo complicadas.

En cuanto a aquellas empresas que quedaron con mucha cuota, las continuas lluvias en septiembre complicaron las cargas y la zafra no llegó a los niveles de faena, ni a la intensidad esperada. La idea de la industria uruguaya era que se faenara fuerte durante octubre, pero la zafra parece correrse más hacia diciembre o enero. “No va a ser un mal año para el ovino, pero se correrán las faenas”, estimó Scayola.

Las compras de los importadores chinos crecieron 242,5% en un año, según los datos estadísticos del INAC y junto con Brasil, donde la demanda subió 48% en el mismo período de la comparación anterior, son los principales mercados. Al colocarse mayores volúmenes en China, la facturación creció 379,2%; en Brasil subió 32,2%.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos