INAC monitorea la caída de precios de haciendas gordas

URUGUAY  –  HUGO OCAMPO  –   EL OBSERVADOR  –

Si se encuentran anomalías se informará al Poder Ejecutivo

El Instituto Nacional de Carnes (INAC) está monitoreando la  caída de precios en el mercado de haciendas gordas vacunas, por el cual en las últimas semanas se han producido bajas que aparentemente no responden a una depresión de los valores del mercado de exportación. Si se encuentra alguna anomalía se asesorará al Poder Ejecutivo sobre este tema, reveló a El Observador, el vicepresidente del INAC, Fernando Pérez Abella.

Explicó que este asunto  lo viene siguiendo muy de cerca junto al presidente de INAC, Luis Alfredo Fratti –que son quienes representan al Poder Ejecutivo en ese organismo– y los  servicios técnicos del instituto. Explicó que llama la atención que cuando hay una demanda internacional “pujante” y un precio muy bueno, cae la faena de ganados porque baja el precio de las haciendas. Esto provocó que la relación flaco/gordo cayera de 1/25 a 1/115.

En materia de precios, la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), que semanalmente publica los precios manejados por sus asociados en las diferentes ventas a los frigoríficos, estableció  en la última semana un valor de US$ 3,21 en cuarta balanza, lo que representa una caída en dos meses de aproximadamente US$ 0,22 por kilo.

Los representantes industriales consultados se han limitado a señalar que estas variaciones responden a las oscilaciones delmercado de la carne.

Según Pérez Abella, nunca ocurre que “baje tanto la faena, porque caiga el precio de los ganados. La retracción de la oferta puede suceder en una postzafra normal y eso provoca un aumento de las haciendas, pero en este caso es claro: hay una retracción de la demanda y no hay nada que lo justifique.

Agregó que esta situación del mercado provocó que no se faenaran más de 100.000 reses gordas, por lo cual de una faena proyectada de casi 2,2 millones de animales, apenas se va a llegar a 2 millones de vacunos faenados.

En opinión del jerarca de INAC esta situación está representando un problema agregado. Hay más de 100.000 reses gordas en el campo que estaban prontas para faenar y que están apretando una producción ganadera muy buena, que es el fruto al estímulo que se ha promovido en de los últimos años.“Todo el sistema está funcionando bien y nada explica que repentinamente caiga el precio, como también que en plena zafra se anuncie el cese temporal de algunas plantas de faenas”, dijo Pérez Abella.

El funcionario comentó que esta situación provoca efectos muy complicados, porque el productor está preocupado al no disponer de espacio en sus potreros para una producción normal. A ese excedente de más de 100.000 cabezas, se agrega la producción de reposición que está presionando para entrar en el proceso de engorde. Además, si llegara a ocurrir un período de sequía tendrían que salir a malvender sus ganados, porque no tienen otra alternativa.

La exportación de ganado en pie hasta ahora está prácticamente paralizada y recién pareciera que surge alguna posibilidad de negocios. “Es evidente que hay alguna actitud que escapa al flujo normal de los hechos; no está claro porque suceden estas cosas”, enfatizó.

Si se toma como referencia la evolución del Novillo Tipo (Virtual) que elabora INAC y que tiene en cuenta los diferentes valores promedios de venta y costos, se observa que llegó a US$ 1.22, que descontando el valor de la hacienda de unos US$ 890, se logra un plus de US$ 335 por animal, que descontado los gastos  dejaría un margen de utilidad por cabeza de US$ 115, lo que indica “que el riel está muy corrido para un costado”, concluyó.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos