Analizan elevar denuncia contra frigoríficos por precio del ganado

 

URUGUAY  –  FUENTE: EL OBSERVADOR  –

Las gremiales rurales siguen con “preocupación” caída en la cotización de la hacienda  –

Las principales gremiales agropecuarias están analizando y monitoreando con “preocupación” la coyuntura del mercado de la carne local –por la caída del precio del ganado y la baja faena– y no descartan recurrir ante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia –un órgano desconcentrado del Ministerio de Economía– para comprobar si existen prácticas anticompetitivas por parte de la industria. El propio presidente José Mujica denunció en su última audición radial de M24 la actitud que mantienen los frigoríficos con los productores. Para el mandatario, la industria frigorífica hizo “maniobras” para influir en los precios. Algunos frigoríficos, “al parecer deliberadamente mantuvieron un grado de faena baja en cuanto a la potencialidad técnica y a la disponibilidad del ganado”, alertó.

El presidente de la Asociación Rural (ARU), Ruben Echeverría, dijo ayer a El Observador que si bien la gremial aún no tomó una definición al respecto, está “analizando”  y “no descarta” presentar una denuncia ante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia si no se revierte la tendencia del precio del ganado gordo. “En principio, no lo veíamos necesario, pero ahora no lo desestimamos y lo tenemos en la agenda”, dijo Echeverría sobre la posibilidad de elevar una denuncia ante la Comisión.

En tanto, la Federación Rural (FR) también sigue monitoreando de cerca la evolución de los precios para ver si existe mérito para elevar una denuncia de este tipo. En esa gremial se tiene en cuenta que en 2010 hubo una fallo de la comisión que descartó prácticas anticompetitivas de la industria, aunque ahora se advierte que el “contexto” podría ser diferente por lo que no evaden recurrir a esa vía.

El integrante de la Comisión, Javier Gomensoro, dijo ayer a El Observador que el organismo tiene “total disposición si alguna de las partes presentara elementos para seguir una investigación” sobre el tema. “Sería muy bueno si vinieran (por las gremiales). Tenemos pocos recursos, pocos funcionarios, y si no contamos con ningún aliado del sector productivo o comercial para nosotros es muy difícil juntar elementos”, explicó.

El delegado de la FR en la Junta Directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Emilio Mangarelli, dijo a El Observador que “hay que seguir discutiendo” el tema en el INAC para buscar una explicación porque cada vez se “genera más desconfianza” en la cadena cárnica pese a que la industria diga lo contrario. Recordó que cuando los productores expresaron en una Junta del INAC que había dificultades para entregar ganado en las plantas, la respuesta del presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Alberto González, fue que esto no se estaba dando. Sin embargo, luego se “comprobó” que había dificultades para enviar el ganado a faena. La industria estaba pagando US$ 3,20 el kg de novillo en segunda balanza y había sondeos de algunas plantas por debajo de ese valor.

El titular de la ARU indicó que la gremial comenzó a mostrar su preocupación por la caída del precio del ganado desde fines de noviembre porque “no tenía justificación”. Agregó que eso determinó que luego se perdiera la “confianza” entre la industria y los productores porque el precio de la carne que Uruguay exporta no bajó, sino que aumentó en las últimas semanas de 2013.  “Estamos muy preocupados por el desestímulo que esto puede provocar en la industria ganadera porque no sabemos qué puede pasar con el récord de 3 millones de terneros que tenemos”, alertó Echeverría.

Cruce de acusaciones
La polémica sobre la actitud de la industria para fijar el precio del ganado gordo comenzó a levantar temperatura cuando el vicepresidente del INAC, Fernando Pérez Abella, declaró a El Observador que llama la atención que cuando hay una demanda internacional “pujante” y un precio muy bueno, cae la faena de ganados porque baja el precio de las haciendas. “Es evidente que hay alguna actitud que escapa al flujo normal de los hechos; no está claro por qué suceden estas cosas”, afirmó.

La respuesta no se hizo esperar. El director ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Daniel Belerati, calificó como “improcedentes e inoportunas” las declaraciones de Peréz Abella. “No fue ni es nunca una solución pensar en intervenir en los precios del mercado. Para prueba solo basta ver lo que ha ocurrido y ocurre en Argentina”, afirmó. En una entrevista con El Observador sobre fines de noviembre el CEO Conosur de Grupo Marfrig, Martín Secco, rechazó una acusación sobre acuerdo de precios entre los frigoríficos. “Está más que demostrado que la industria frigorífica en general, y en particular Marfrig, está totalmente ajena a ese tipo de prácticas (por el acuerdo de precios)”, respondió.

El tema volvió a la agenda pública cuando el propio presidente Mujica lanzó la pasada semana duros cuestionamientos a los frigoríficos. “Frecuentemente los ganaderos querían vender y les daban fechas muchos días hacia adelante para poder embarcar. Y no son pocos los que anotan que ésta ha sido una maniobra del conjunto de la industria para influir en los precios a la baja”, concluyó.

Mujica señaló como “curioso” que en promedio, mientras la carne se factura a nivel internacional a precios parecidos a los del año pasado, los ganados disponibles se han mantenido “en una tendencia a la baja, en ciertos casos un 8 o 10% menos”, con la excepción de un solo frigorífico. “Hace pensar que pudo haber algún acuerdo, como reviviendo esas viejas leyes que se mueven en nuestra economía”, expresó.

Comisión recomendó atender la concentración

La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia divulgó en febrero de 2010 el resultado de una investigación académica que realizó de oficio acerca de la formación de precios del ganado para faena, ante la posible existencia de prácticas anticompetitivas en la industria frigorífica. La investigación reveló que “no se pudo confirmar o descartar la presencia de poder de mercado a través de la formación de precios en el sector. Sin embargo, sí pudo establecerse que no existe transmisión perfecta de precios entre los productores y la industria del sector. Esto, sumado a un leve aumento de la concentración y los cambios estructurales que ha experimentado el sector indican la necesidad de continuar con el análisis del comportamiento de los actores”, sugirió. En su resolución, la Comisión recomendó “evaluar las condiciones de competencia en general de manera de desarrollar acciones de promoción de la competencia en dicho mercado”.  Gomensoro recordó que esa investigación arrojó con claridad que los frigoríficos estaban “usando feedlots propios para regular los precios. Ofrecían un precio, y si el productor ofrecía otro superior, ellos (por la industria) estaban en condiciones de aguantar con su ganado hasta que el productor viniera al pie”.

 

 

En las carnicerías bajó en noviembre

 

El precio de la media res que los frigoríficos entregan a las carnicerías ajustó por última vez sobre fines de noviembre y principios de diciembre. En esa oportunidad, la industria bajó de $ 93 a $ 89 por kilo la media res para el abasto. El presidente de la Asociación de Carniceros, Germán Moller, informó a El Observador que el cierre de algunos frigoríficos en las últimas semanas de diciembre provocó una escasez de asado y pulpas para las carnicerías, aunque esta semana la reposición “parecería” normalizarse.  A su juicio de Moller, una oferta de cordero a buen precio “impidió” que se notara al faltante de asado en los primeros días de enero.

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos