Para ganaderos salteños es inexplicable la baja de los precios ganaderos

URUGUAY  –  FUENTE: DIARIO CAMBIO  –

Con una importante concurrencia se realizó en la noche del pasado lunes en la sede de la Asociación Agropecuaria de Salto, una charla sobre la baja del precio del ganado y su impacto en las empresas ganaderas. Estuvo a cargo del ingeniero agrónomo, Italo Malaquin, organizada por el Instituto Plan Agropecuario y la Asociación Agropecuaria de Salto.
Se logró una muy importante convocatoria de productores, técnicos, docentes y estudiantes, interesados en la temática. Entrevistado por CAMBIO, el Ing. Agr. Italo Malaquin expresó que se buscó analizar el tema ante la inquietud de los productores.
LO INEXPLICABLE
Dijo que no se explican los ganaderos, porque se dio esa baja de precios, si no hubo cambios en lo que recibe la industria frigorífica por la venta de la carne en el ejercicio 2012 – 2013, comparando con el actual 2013 – 2014 que está por finalizar.
Para las industrias no hubo cambios, pero si se recibió la mala noticia de la reducción de precios en el ganado gordo, lo que también se trasladó a todos los productos del proceso de la cría bovina, analizó.
Más adelante, Malaquin indicó que el debate aún está vigente y que el Instituto Plan Agropecuario como una institución de información, plantea comunicar a los ganaderos, como influye esas variables en el mercado. También se analiza la depreciación del peso uruguayo, que influye en los componentes de costos en moneda nacional.
TRABAJO COLECTIVO
Analizando esas realidades, se realizó un trabajo colectivo en el Instituto Plan Agropecuario para plantear que impacto tiene en la producción ganadera esa reducción de precios. Precisó Malaquín que la reducción de precios existe y que la magnitud de esa rebaja es muy contrastante, según alguna especificidad de la empresa.
Explicó que una variable que cruzaron para el estudio que presentaron anoche, fue que impacto tiene bajo esta reducción de precios, la proporción de tierra arrendada sobre la superficie total de una explotación ganadera.
HACIENDO HISTORIA
Malaquín recordó en un pasaje de su charla lo ocurrido en los años 2008 y 2009, con la crisis de los comotidies, donde el precio se redujo un 50 por ciento.
En Uruguay se redujo en los resultados de las empresas entre un 20 y un 40 por ciento. Recordó que a partir del segundo semestre de 2008, se manejaban precios promedios de 4.000 dólares por la venta de tonelada de carne bovina en el mercado internacional. En ese momento el ganadero recibía entre 1.90 y 2 dólares el kilo en pie.
De un mes para otro, el precio bajó a 2.000 dólares la tonelada y el productor recibió entre 1 dólar y 1 dólar con 10 centavos por kilo en pie de su ganado.
Planteó de qué manera el productor se puede resguardar, cuando la historia nos dice que siempre existen variaciones de esa magnitud.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos