Advierten sobre la importancia de la reproducción en el ganado lechero

URUGUAY  –

El manejo y el correcto desarrollo de la genética son clave para tener un buen desempeño reproductivo en los ganados lecheros y ese es un factor determinante para alcanzar un resultado productivo exitoso en el tambo, remarcó a El Observador Agropecuario Diego Ibarra, integrante del Área Técnica de Conaprole.

Considerando que en esta época “se comienza a trabajar fuertemente en el servicio a los ganados lecheros es importante que el productor, que tiene varias prioridades a lo largo del año –siembra, reservas de silos de sorgos y guacheras, entre otros–, reciba nuestro asesoramiento en determinados momentos para seleccionar las tareas más importantes”.

El veterinario de Conaprole dijo que  a esta altura del año hay que ponerle un poco más de foco al aspecto reproductivo del rodeo “porque estamos convencidos que nuestros sistemas de producción han ido creciendo en cuanto a cantidad de leche e ingresos, esencialmente a través de un aumento de la carga animal, como uno de los mecanismos utilizados para alcanzar ese objetivo”.

Explicó que la carga animal representa uno de los mecanismos para crecer y para ello no hay dos opiniones: hay que “andar bien desde el punto de vista reproductivo para que los rodeos estén en condiciones, con potencial de producir leche, y además nos provea de un buen nivel de reemplazos de terneras y vaquillonas, de forma que nos permitan seguir aumentando el volumen de vacas en ordeñe”.

Ibarra consideró que la situación reproductiva es siempre mejorable. Explicó que principalmente se pueden tomar dos medidas que son la detección de celos y el reinicio de ciclicidad sobre todo.

En los rodeos grandes, la detección de celos es un problema importante, por lo que no parece un camino efectivo aspirar a que la gente vea directamente el celo. Ello porque la vaca tiene 26 o 27 montas, de tres o cuatro segundos cada, durante 21 días. Tiene no más de dos minutos el toro montado y hay que recurrir a ayudas, como pueden ser los parches, los tratamiento de inseminación a tiempo fijo, que permitan levantar la limitante de detección de celos.

A su vez, con relación al reinicio de la ciclicidad, o sea, con qué rapidez se vuelve a alzar la vaca después de parida, existe también la posibilidad de hacer un monitoreo de la condición corporal como forma de estar alerta si ese ganado está perdiendo peso y está cerca de caer en anestro. También hay algunos tratamientos hormonales para sacar al animal de esa condición, dijo el técnico.

Son dos herramientas en las que hay que difundir más su uso, un tema en el que el productor debería consultar con su veterinario, así como también con el Área Técnica de Conaprole, que está a disposición de los interesados  –

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos