Expectativa por misión sanitaria mexicana con vistas al compartimento ovino

URUGUAY  –  

En setiembre próximo llegará a Uruguay una misión  sanitaria de México para actualizar las habilitaciones de plantas frigoríficas, pero esta instancia se espera con particular interés porque permitirá que los técnicos aztecas puedan conocer el funcionamiento del compartimento ovino, puesto que ese mercado podría ser  el primero en iniciar una corriente comercial de carne ovina con hueso desde este país.

La información fue destacada a El Observador por el director general de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio,  quién señaló que Uruguay envió también una nota a otros países como Estados Unidos y la Unión Europea informando sobre el sistema avalado recientemente por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Es el primer paso para iniciar las negociaciones bilaterales para ingresar con carne ovina con hueso a esos mercados.

 La misión de México actualizará la habilitación sanitaria de las plantas frigoríficas que vienen operando con una prorroga dispuesta oportunamente. Si bien los negocios de carne ovina no tienen actualmente demasiada relevancia, se entiende que se están reactivando, en función de que la economía de ese país se está recuperando.
Viaje a China 

Por otra parte, Muzio dijo que el ingreso de terneros a China antes de fin de año es posible desde el punto de vista sanitario, aunque habrá que ver si es viable en el aspecto comercial. La exportación de ganado lechero a ese país representa una situación distinta, dijo Muzio. El jerarca del MGAP que viajará a ese país el próximo17 de agosto,  tiene en carpeta varios puntos para tratar con sus colegas  chinos, entre los que sobresale  alcanzar una flexibilidad en las exigencias sanitarias vinculadas a las exportaciones de ganado Holando, las que se han realizado en gran volumen y sin haber tenido ningún inconveniente. También se empezará a trabajar en la habilitación para ganado en pie, carne equina y además para equinos de competencia. 

Por otra parte, Muzio comentó que el Programa Hemisférico de Erradicación de la Fiebre Aftosa (PEFA) considera que en la región se avanzó mucho contra esta enfermedad y por ello es que se maneja como un desafío la posibilidad de dejar de vacunar al año  2020. En ese marco se debe tener en cuenta que en América del Sur no se registran casos de fiebre aftosa desde hace 30 meses y además Bolivia logró reconocimiento como país libre con vacunación.


Desafío al 2020

El desafío de cesar la vacunación contra aftosa en el hemisferio sur al 2020, será el resultado de avances sanitarios y a disponer de sistemas de vigilancia  y planes de emergencia que son clave

HUGO OCAMPO  – EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos