La UPIC cuantificó la sinergia entre ganadería, agricultura y forestación

URUGUAY  –

La Unidad de Producción Intensiva de Carne (UPIC) cuantificó las sinergias entre la ganadería, la agricultura y la forestación, lo que permite un crecimiento armónico. Un estudio realizado por la UPIC, a cargo de docentes de la Facultad de Agronomía, demuestra que la incorporación simultánea de la agricultura y la forestación a la producción ganadera resulta en un ingreso de capital de US$ 133 por hectárea, representando un aumento sobre el sistema base de ganadería en área mejorada de 68%.

Ayer se realizó la jornada anual de la UPIC, en el salón Egeo, en Paysandú, con la presencia de más de 1.000 personas que colmaron las instalaciones del recinto. Alvaro Simeone, director de la UPIC, y Juan Ignacio Buffa, coordinador ganadero y agrícola de la Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea), presentaron el trabajo.

Buffa dijo que el resultado económico de la ganadería –evaluado a través del margen bruto, para un sistema de ciclo completo basado exclusivamente en campo natural como fuente de alimentación– se estimó en US$ 63 por hectárea con una productividad de 73 kilos de carne vacuna por hectárea.

Agregó que la incorporación de tecnología a través del incremento en el área mejorada (30% del área de pastoreo), permitiría aumentar el resultado económico de la empresa ganadera en 24%, alcanzando un valor de US$ 79 por hectárea, con una productividad de 133 kilos por hectárea.

Con la incorporación de la forestación sobre 24% del área del campo como rubro adicional mejora el margen bruto del sistema mejorado (30% de área de praderas y verdeos) en US$ 21 hectárea, representando una mejora del 27% en términos de ingreso de capital. El sistema permite que la ganadería mejore su productividad en 24%, pasando de 133 a 164 kilos por hectárea. Además permitiría disminuir el riesgo de la empresa en su conjunto, destacó.

Simeone explicó que el avance de la agricultura sustentable genera gran disponibilidad de grano de sorgo que puede ser utilizado por la ganadería tendiendo un puente entre la agricultura y la ganadería. “El uso de la suplementación sobre verdeos en otoño para balancear la dieta o en invierno a bajas asignaciones de forraje para adicionar energía, así como en sistemas de alimentación a corral de terneros y novillos con dietas conteniendo más de 65% de sorgo, constituyen alternativas eficientes y eficaces de uso de ese grano”, afirmó.

El trabajo experimental realizado en la UPIC generó coeficientes técnicos que contribuyen positivamente a la toma de decisiones a nivel predial.

En particular la propuesta del novillo Icace (Invierno Carga Cero), que representa una opción que potencia el uso de las sinergias entre la agricultura y la ganadería, ya que combina tres elementos no competitivos sino complementarios: grano de sorgo proveniente de la rotación agrícola, campo natural remanente y alimentación a corral.

Mujica y cierre

Para el cierre de la actividad se esperaba la presencia del presidente José Mujica. Antes el doctor en economía Pablo Caputi, director de información y análisis económico del Instituto Nacional de Carnes (INAC), recibió el Premio Reconocimiento UPIC 2014 por la creación del índice Novillo Tipo. Y hubo una mesa de debate integrada por representantes de los tres rubros: Javier Solari, gerente de UPM Forestal Oriental (forestal); Gordon Storey, vicepresidente de Kilafen (agricultura); y Luis Fratti, presidente de INAC (ganadería de carne).

 

LUCAS FARÍAS  – EL OBSERVADOR  – ENVIADO A PAYSANDÚ

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos