Asociación Rural del Uruguay exige al gobierno mejorar la competitividad

URUGUAY  –

En su discurso en el acto de clausura de la Expo Prado, Echeverría reclamó un Estado más eficiente  –

Queremos hablar de competitividad porque no estamos bien. No es que esté todo mal, pero hay mucho a mejorar”, afirmó ayer en su discurso en el acto de clausura de Expo Prado 2014, el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Rubén Echeverría.

El acto, cumplido ayer sobre el mediodía, contó con la presencia del presidente de la República, José Mujica, del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, otras autoridades nacionales e invitados y escasa presencia de público. Se desarrolló por momentos bajo lloviznas.

Echeverría reclamó un Estado más eficiente, más austero, “que cuide la calidad del gasto, con mucho más control para no tener escapes y abusos que mucho nos cuestan a todos”.
Remarcó que “el Estado tiene entre otras obligaciones velar por la defensa de la competencia”.

En materia de educación, recordó el foro realizado recientemente con reconocidos técnicos representantes de diferentes orientaciones de pensamiento, donde se pudo constatar una gran coincidencia, sin poder identificar divergencias irreconciliables. ¿Qué dificulta entonces tomar las decisiones impostergables? ¿Es que lo político está por encima de la sensatez?, se preguntó Echeverría. Agregó más adelante que la ARU apuesta  a un gran acuerdo nacional que cambie rumbos inmediatamente.

Agregó que al sector le preocupa el tipo de cambio, lo que se justifica si se considera que el país exporta más del 80% de su producción. En los últimos tiempos sus efectos fueron disimulados por los buenos precios internacionales de los productos. La bonanza de los precios pasó y el país lo va a sentir. “Es importante un tipo de cambio que ayude a la competitividad, porque si al campo le va bien, al país le va mejor”, enfatizó el titular de ARU.
Opinó que la inadecuada infraestructura y el precio de los combustibles son desventajas que “afectan nuestra competitividad” y remarcó que “los costos de producción son alarmantes en este sentido, como ocurre con el arroz, la lechería, la granja y otros rubros intensivos, donde la utilización de insumos muestran la vulnerabilidad que tenemos. Cualquier baja adicional de los precios internacionales va a dejar nuestros números en rojo, con pérdidas de áreas de producción y desestimulo a la inversión”.

Echeverría sostuvo también que no han logrado que “se nos entienda que no es la tierra quién genera el resultado económico del negocio, sino lo que se produce sobre ella. Grabar la tierra es un recurso perimido que creíamos ya superado, sin embargo se insiste con impuestos ciegos que no se compadecen de los resultados del negocio”.

En materia de inserción internacional, opinó que resulta impostergable para “nuestra economía lograr crecer en acuerdos bilaterales, para lo cual el Mercosur ha sido antes que nada una gran traba”. Dijo no desconocer los esfuerzos en la apertura de mercados para carnes y cítricos, pero marcó la desventaja frente a competidores que disfrutan de los acuerdos bilaterales.
El dirigente defendió con firmeza la libertad del mercado ganadero, sosteniendo que no debe haber acuerdos de precios, ni pisos, ni techos, ni intervenciones, ni dirigismos. Son reglas que junto a sanidad, trazabilidad, calidad de “nuestras carnes y buenos precios”, han sido la base del crecimiento alcanzado por el sector.

Echeverría reclamó por la inseguridad rural, reconoció el compromiso de la producción por el medio ambiente, apoyando  el crecimiento productivo basado en el equilibrio de los recursos ambientales, sociales y económicos.

Apoyó los planes de uso y manejo de suelos y exhortó a los productores a cumplir responsablemente las normas vigentes. l


En peligro la salud humana
 El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Rubén Echeverría, consideró que los emprendimientos de minería de gran porte no deberían llevarse a cabo hasta tanto no se cuente con las garantías ambientales imprescindibles. Su ejecución puede poner en peligro la salud humana y la identidad del país como productor y exportador de alimentos saludables, seguros y confiables. Por otra parte, destacó el agronegocio, que explica el 35% del Producto Bruto Interno, más del 75% de las exportaciones y ocupa a 170.000 personas en forma directa. También resaltó el sistema nacional de investigación agropecuaria y que deben existir políticas de Estado que promuevan prácticas que estén en la fronteras del conocimiento tecnológico y de su aplicación real”

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos