Paraguay desciende en el índice de seguridad alimentaria global 2014

PARAGUAY   –

 

A pesar del boom de la agricultura en los últimos años y de que la economía del país se basa práctica­mente en el sector prima­rio, Paraguay viene bajan­do en el ránking de índice de seguridad alimentaria, llegando este año a ocu­par el puesto número 58 de entre un total de 109 países analizados.
El año anterior, el país se hallaba en el puesto 56 y en el 55 en el 2012, lo que demuestra una clara tendencia a un peor ren­dimiento en comparación a los demás países selec­cionados, según el análi­sis anual desarrollado por The Economist Intelli­gence Unit.

FORTALEZAS

Según el informe, las mayores fortalezas que posee el país en cuanto a seguridad alimentaria se basan en primer lugar en los excelentes están­dares nutricionales que posee. La presencia del sector formal en el rubro alimenticio hace que todo lo que tenga que ver con la vigilancia y asistencia nu­tricional tengan un pun­taje excelente, 100 de 100.

La seguridad de los ali­mentos, la población por debajo de la línea de pobreza mundial y los aranceles de importación agrícolas se encuentran con puntuaciones por en­cima de 84 cierran esta lista.

MODERADA

Los ítems con puntua­ción entre 25 a 75 son considerados de fortaleza moderada.

La volatilidad de la pro­ducción agrícola es uno de los factores que todavía se encuentra en esta franja, aunque haya mejorado su puntuación con respecto al año anterior.

Asimismo, el consu­mo de alimentos como porcentaje del gasto en los hogares también ha tenido una variación positiva, pero aún se encuentra lejos de con­siderarse una fortaleza consumada, juntamente con la diversificación de la dieta de la población.

La infraestructura agrícola también sigue siendo un problema. Es de público conocimien­to que el Gobierno no ha podido aún avanzar de forma eficiente en el mejoramiento de la in­fraestructura vial, que permite que los facto­res externos incidan en mayor medida sobre la distribución y comer­cialización de los pro­ductos agrícolas. Las necesidades de caminos transitables en las áreas rurales, especialmente en épocas de lluvia, son uno de los principales obstáculos que todavía se presentan.

A los ya citados se suma el acceso al financia­miento por parte de los agricultores -especial­mente de aquellos pe­queños- para que estos puedan modernizar el proceso de sus cultivos y aumentar el rendi­miento de los mismos. Se necesita también una mayor presencia de programas de seguridad alimentaria al alcance de la población.

DEBILIDADES

Las mayores debilida­des del país se presentan como aquellos ítems con puntuaciones por debajo de 25.

En primer lugar con puntuación cero se en­cuentra la corrupción. Es sabido que esta pro­blemática afecta a todos los sectores y tiene un efecto expansivo, crean­do un mal circulo vicioso que impide en desarrollo nacional.

El gasto público en in­vestigación y desarrollo agrícola tiene la misma puntuación y la preserva desde 2012 que figura en el estudio. Indicando que no se ha hecho absolu­tamente ningún avance en esta materia por parte del Gobierno.

El informe señala que el producto interno bru­to per cápita también se configura como una debilidad, que si bien ha venido evolucionando positivamente aún se encuentra muy por de­bajo de un ideal además de que la redistribución de la riqueza no ha me­jorado.

AMÉRICA LATINA

Según los tres pilares básicos en los que se basa esta publicación, Paraguay ocupa el pues­to diez del top ten de países de América Lati­na en cuanto al criterio de “asequibilidad” que mide la capacidad de los consumidores para com­prar alimentos, su vul­nerabilidad a las crisis de precios y la presencia de programas y políticas de apoyo a los consumido­res en caso de catástrofe.

Sin embargo, en cuanto a los criterios de dispo­nibilidad y calidad y se­guridad, el país no figura entre los primeros diez, quedándose en los tres criterios, muy por detrás de Argentina, Brasil y Uruguay, con los cuales conforma el Mercosur.

EXPLICATIVO

Este indicador considera a tres pilares básicos de la seguridad alimentaria a nivel global: la “Ase­quibilidad” –descripción ya hecha más arriba-; la “disponibilidad” que mide la suficiencia del suministro nacional de alimentos, el riesgo de interrupción del su­ministro, la capacidad nacional para difundir los alimentos y los es­fuerzos de investigación para ampliar el producto agrícola; y por último la “calidad y seguridad” que mide la variedad y la calidad nutricional de la dieta promedio, así como la seguridad de los ali­mentos.

Las puntuaciones para cada ítem van del 0 (cero) al 100, siendo 100 el me­jor puntaje.

Fuente: 5días.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos