El TLC China-Australia causará problemas para la colocación de productos uruguayos

URUGUAY  –

Bienes australianos como carnes, lácteos, lanas y hortalizas pagarán 0% de arancel  –

El acuerdo de libre comercio que el pasado lunes firmó China con Australia, un competidor directo de Uruguay en productos como la carne, lana y lácteos, dejó otra vez al descubierto la falta de dinámica en el comercio exterior del país que, atado al Mercosur, no concreta casi relaciones preferenciales con otras naciones y extiende la brecha con el resto del mundo, estimaron expertos. Además, las conversaciones entre el bloque regional y la Unión Europea (UE) –que lleva más de una década de idas y vueltas– se encuentran estancadas una vez más.

Tras nueve años de negociaciones, Australia y China llegaron a un Tratado de Libre Comercio (TLC) que permitirá que en cuatro años 93% de las exportaciones australianas a China queden libres de derechos aduaneros. A su vez, China, entre otras cosas, mejora las condiciones para invertir en Australia. La segunda potencia mundial es el primer socio comercial de Australia. Los intercambios anuales entre los dos países superan los US$ 130 mil millones.

“Toda vez que un competidor directo tuyo y con un padrón de negocios parecido al tuyo consigue acuerdos preferenciales, existe la potencialidad de un eventual desplazamiento” de ese negocio, dijo a El Observador, Marcel Vaillant, profesor titular de comercio internacional de la Universidad de la República (Udelar). “Es un riesgo que venimos alertando desde hace años, que se enmarca en seguir atado a una política de acuerdos con terceros extremadamente pasiva”, añadió.

Gonzalo Oleggini, director de la licenciatura en Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica, dijo que el acuerdo entre chinos y australianos pegará en rubros como la carne, los lácteos y las hortalizas, donde China accederá a esos productos con mayor facilidad. “A nosotros (por Uruguay) nos impactan porque en tres cuatro años esos productos van a tener mayor apertura. Es un camino de no retorno. Es una situación en la que vamos a perder competividad cada vez más. La brecha queda fija”, alertó.  Para el académico Uruguay y la región siguen parados. “Es un juego en el que queda parado pierde, el que no arriesga pierde. El Mercosur no apuesta, no juega sus fichas, y así pierde”, dijo Oleggini. Añadió que China buscará el que ofrezca bienes más baratos y, frente a Uruguay, terminará pagando la carne o la lana un 25% menos al caer las trabas arancelarias con Australia. Además, la cercanía tampoco ayuda al país. “La situación geográfica es difícil de combatir y también por la capacidad de producir de Australia”, explicó.

Copiar el modelo
En lo que va del año, China es el principal destino en volumen para la carne bovina uruguaya, importando 71.691 toneladas por US$ 221 millones. Por tanto, el ingreso de Australia en condiciones preferenciales a este destino es un tema que tendrá su impacto en el comercio de Uruguay con la potencia asiática aunque “no será dramático”, reconoció a El Observador el director del frigorífico Pando e integrante en la Junta Directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Eduardo Urgal.

Precisamente, el ejecutivo comentó que en el INAC se está “analizando” la estrategia de inserción internacional de Australia para compararla con Uruguay. El país de Oceanía, es un competidor directo de Uruguay en mercados claves como EEUU, Europa, Chile, China, Rusia y Corea.

“Australia es un referente que estamos observando y por eso estamos estudiando a fondo su modelo”, reconoció Urgal. El director del frigorífico Pando recordó que hasta hace poco semanas, Australia estaba sufriendo “restricciones” por parte de China para exportar su carne por el uso de hormona, pero que la firma del TLC de esta semana cambió totalmente el panorama. “No hay duda que Australia va a elevar sus posibilidades de negocio con China”, aseguró el industrial. Explicó que seguramente el país optará por direccionar carne que hoy envía a EEUU al país asiático porque será un destino más competitivo, además de la ventaja que ofrece su cercanía geográfica. Si bien Uruguay, podría en cierta medida verse beneficiado por una menor oferta de carne australiana en EEUU, el país cuenta actualmente con un cupo de 20 mil toneladas que ingresa sin pagar arancel, mientras que Australia tiene un cupo ilimitado.

Otro de los productos donde Uruguay quedará en desventaja con Australia en el mercado chino será en lácteos. En el último año, China se había convertido en un importante destino para la colocación de sueros y leche en polvo. En declaraciones al suplemento Campo de Búsqueda el director en Conaprole, Miguel Bidegain, cuestionó la “inoperancia” del gobierno para mejorar el acceso de los productos uruguayos y denunció que el país estaba perdiendo mercado por esta coyuntura. “Varios países están apuntando al centro donde está el crecimiento de la demanda mundial que es China. Personalmente no discuto si Mercosur sí o no, pero en definitiva quedamos presos de nuestros hermanos gigantes (Argentina y Brasil) en algo que hace al negocio, tenemos las manos atadas y el gobierno debe encarar este tema como país (…) es el abc del comercio”, afirmó.

El propio gobierno reconoce que es un tema que preocupa. En las últimas Jornadas Académicas 2014 organizadas por la Facultad de Ciencias Económicas el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Andrés Masoller reconoció que el país tiene como desafío “mejorar” el acceso a mercados para su producción, producto de nuevas prácticas proteccionistas y aranceles altos que están aplicando los países desarrollados y emergentes. Masoller indicó que si las empresas uruguayas exportaran a países donde Uruguay tiene un TLC, el país obtendría una ganancia de US$ 633 millones por eliminación de aranceles.  Solo en el caso de la carne, según un informe de la Cámara de la Industria Frigorífica, Uruguay pagó US$ 223 millones por concepto de aranceles en 2013.

TLC Mercosur-UE sin avances concretos
Desde julio hasta el presente los contactos entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur para intentar fijar una fecha y las condiciones para el intercambio de ofertas para negociar un TLC han sido nulos, así los reconocieron ayer El Observador fuentes al tanto de las negociaciones. Explicaron que el cambio de autoridades en la Comisión Europea (CE) y las elecciones en Brasil no ayudaron a que se lograra avanzar para definir “cómo, cuándo y de qué forma” se harían los intercambios de ofertas entre ambos bloques, en una negociación que hace más de una década está estancada.

EL OBSERVADOR

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos