Precoupa la incidencia de la tuberculosis en megatambos

URUGUAY  –

El director de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, informó en visita a la directiva de la Federación Rural (FR) sobre las medidas que se están tomando para mejorar la situación de brucelosis y tuberculosis. La situación preocupa porque en una empresa de Florida que tiene 21 unidades productivas registró  en 2013 la  faena de 1.000 animales positivos de tuberculosis.

La información fue destacada a El Observador Agropecuario por el presidente de la FR, Carlos Uriarte, quien remarcó la positiva reunión de la que participaron además integrantes de la Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal (Conahsa), las regionales del Ministerio de Ganadería (MGAP) de Rocha y Florida, y representantes de las comisiones departamentales de Sanidad Animal (Codesa) de Rocha, Florida y San José.

Muzio informó a El Observador Agropecuario que en Rocha se retomó una senda –que se pretende para todas las Codesa– respecto a que sean proactivas. También será relevante la nueva figura de los seguros sanitarios que ampliará la asistencia para atender la situación preventiva en los perifocos. Para ello se procura que el Parlamento apruebe la ampliación de la ley antes del receso.

Uriarte dijo que existía preocupación de los productores de esos departamentos por la incidencia de brucelosis y tuberculosis en función de los megatambos que existen en la zona. La incidencia es importante, porque si bien se trata de pocos focos, son muy grandes en cantidad de casos positivos en tuberculosis, dijo Uriarte.
Preocupa tuberculosis
En el caso de Florida la presencia de brucelosis es menor, pero es preocupante la tuberculosis, como también en Rocha. Son focos que están relacionados a los sistemas de producción actual, muy intensivos y exigen mucho el metabolismo de las vacas, les baja  las defensas y quedan más propensas a enfermarse.

Solo en Florida el año pasado se faenaron más de 1.000 animales de una sola empresa. Según los técnicos hay muchas cosas para hacer considerando que estas enfermedades son zoonosis, incluyendo aspectos relacionados con las recría de las vacas para garantizar que no contagien a las personas que trabajan en los predios.

“Nos dejó la sensación de que en Florida faltan recursos humanos en el MGAP para atender la demanda de servicios, por ejemplo para sangrar animales de tambos de gran porte, donde tienen que colaborar funcionarios de departamentos vecinos”, dijo Uriarte.

Hay puntos identificados como problemáticos sobre los cuales se adoptan medidas, como tratar de evitar el contagio de las recrías, el control de los movimientos, el tratamiento de los terneros machos, la faena de los animales positivos y los fondos disponibles para financiar las respectivas campañas. Se habló también sobre la prevención para evitar los riesgos en la salud humana en los operarios en los tambos.

Cumbre

El 18 de diciembre se efectuará la cumbre sanitaria en Durazno, donde por tratarse del fin de una administración de gobierno se va a plantear la necesidad de aumentar la integración público privada para atender la salud animal. Precisamente, para atender la problemática de  brucelosis, tuberculosis y la erradicación continental de fiebre afosa, es importante promover sinergias en ese sentido, dijo el director general de Servicios Ganaderos, Francisco Muzio.

HUGO OCAMPO  – EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos