El cordero y el asado lideran ventas de fin de año en carnicerías

URUGUAY  –

En algunos comercios, colocación de ambos productos creció 15% con motivo de las fiestas tradicionales –

Las ventas de carnes con motivo de la celebración de la Navidad se mantuvieron firmes y especialmente sobresalió el crecimiento de las ventas de cordero y asado, a la vez que se incrementó la demanda por carnes elaboradas, según destacaron diversas fuentes consultadas por El Observador.

Por otra parte, voceros de las empresas abastecedoras de carnes para el mercado local advirtieron que la faena de esta semana fue restringida a solo tres días en la mayoría de los frigoríficos, lo que podría provocar una oferta limitada de carne en los días previos a fin de año, especialmente de los cortes que son destinados a la parrilla.

La menor actividad de los frigoríficos fue determinada por el feriado del jueves pasado, a lo que se agregó el asueto dado al personal el viernes y ayer. Similar situación de régimen laboral en los frigoríficos habrá de ocurrir la semana próxima.

En consecuencia, se entiende que hasta la primera semana de enero próximo habrá una menor disponibilidad de carnes, como los cortes de asados.

En los días previos a la Navidad se destacó la venta de corderos y asados, que para algunos abastecedores marcó un aumento del 15%, que se explicó como “una actitud de mayor consumo de carnes de la población”, pero en especial a que “dentro de una misma semana, por lafecha en que ocurrió la Navidad, se generaron dos fines de semana, lo que incentivó la constumbre de los uruguayos propicia a un mayor uso de las parrillas”. Esa situación se volverá a constatar también en los días 31 de diciembre y 1° de enero próximos.

Demanda en carnicerías

A nivel de los carniceros, la situación es heterogénea, según la zona que se analice, pero en general han trabajado estos días a un ritmo similar a meses anteriores, en tanto que algunos comercios han registrado aumentos y en otros especialmente han subido las ventas de carnes elaboradas.

El presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Heber Falero, informó a El Observador que el nivel de ventas operó en forma normal y similar al año pasado, período en que la demanda se mostró muy activa.

El dirigente dijo que los barrios donde hay barbacoas lo que más se vendió fue el cordero. El lechón se vendió en menor cantidad, así como también se efectuaron buenas ventas de achuras, chorizos y asados. En los barrios donde no hay barbacoas se vendieron muchas carnes elaboradas que se cocinan al horno.

Falero agregó que la venta de lenguas y matambres son buenas en los primeros días (21 y 22 de diciembre) para preparar por los consumidores, pero cada año se va perdiendo esta costumbre de elaboración propia.
Principalmente se observa que se está perdiendo la costumbre de elaboración casera del matambre relleno, lo que tradicionalmente y para distintas ocasiones era un recurso ampliamente utilizado por la familia, especialmente en las fiestas tradicionales.

El titular de la UCV consideró que para fin de año el cordero y el asado son notoriamente los productos de carnicería de mayor venta para atender los requerimientos de los consumidores, así como también sobresale la demanda por lechones, pero en menor cantidad.

En materia de precios un cordero se puede conseguir entre $ 1.600 y $ 2.000, mientras que un lechón puede comprarse entre $ 2.000 y $ 2.400. Falero dijo que los precios de la carne en general se encuentran estabilizados.
A nivel del Instituto Nacional de Carnes (INAC), se observó que en el último trimestre las ventas  tuvieron una pequeña baja en carne vacuna, pero que fue compensada por el pollo y el cerdo.l

El consumidor apostó a las carnes elaboradas

Las ventas fueron aceptables y con una tendencia muy fuerte de la demanda por carnes elaboradas, aseguró a El Observador el ex presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UCV), Rafael Rodríguez. Agregó que el cordero y el asado se disputaron el liderazgo en  las ventas para las celebraciones navideñas.

En cuanto a las carnes elaboradas, como pollo relleno, colita de cuadril rellena, bondiola rellena, pamplona y brochete, que son todas carnes con valor agregado, las ventas aumentaron en más de un 10%, con relación al año pasado. Rodríguez comentó que es un rubro que en algunas carnicerías se viene trabajando bien, respondiendo a la demanda creciente por este tipo de productos. En el caso de su carnicería, que está ubicada en la zona de Colón, la venta de corderos y lechones se incrementa más todavía en las celebraciones de fin de año.

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags:

Comments are closed.

Contactenos