El 53% de la mano de obra agropecuaria corresponde a la ganadería

URUGUAY  –

La actividad en el sector agropecuario uruguayo generó 245.000 puestos de trabajo en 2013  –

El sector agropecuario generó la  ocupación de  245 mil puestos de trabajo, incluyendo la actividad agroindustrial, lo que representa 14% del empleo utilizado a nivel nacional según los últimos datos a 2013. A su vez, dentro del sector agropecuario el mayor uso de empleos fue requerido por la ganadería que representó 53% del total.

El 14% del empleo asociado al sector agropecuario incluye la fase primaria, con todos los servicios agrícolas y ganaderos de los predios, la agroindustria y el comercio de base agropecuario.

En general, en el período 2006/2013 se mantuvo el nivel de puestos de trabajo, según un estudio elaborado por las economistas María Noel Ackermann, Ángela Cortelezzi y Verónica Durán Fernández, publicado en el Anuario 2014 de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa).

El trabajo se elaboró en base a los datos de las encuestas continuas de hogares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) durante el período señalado.

En la presentación del estudio, Cortelezzi destacó que en los 245 mil puestos de trabajo se incluyó toda la fase primaria, la agroindustria y también el comercio vinculado  al sector agropecuario. No fue posible incluir al comercio minorista y al transporte.

En el 14% que representa las cadenas agroindustriales en el total nacional, las fases primarias representan dos terceras partes, es decir un 9% aproximado en el total del empleo generado en el país.
El empleo agropecuario se mantiene en los mismos niveles de 2006, luego de registrar un pico de actividad en 2010. A su vez se observa una alta masculinización del empleo en este sector, ya que ocho de cada 10 personas ocupadas son hombres.

También existe una reducida educación formal, verificándose que dos de cada tres personas ocupadas tienen como nivel máximo alcanzado la enseñanza primaria completa. Si bien se observó una mejora apreciable entre 2006 y 2013, como en el resto de la economía, esas mejoras tuvieron una menor intensidad, por lo que hay un desafío en cuanto a la calificación y capacitación de la mano de obra.

Acerca de la calidad del empleo, donde toda la actividad económica mejoró sus registros a la seguridad social, se observa que en el sector agropecuario no hubo sustantivas mejoras. En la economía en su conjunto a 2013 el no registro a la seguridad social fue de 25%, mientras que en el agro se supera el 30%. Conjuntamente con la construcción son los rubros que presentan mayores niveles de no registros, por lo que queda un desafío importante.

Igualmente hay logros importantes para los trabajadores, como la participación en la negociación colectiva de 2005, la limitación de la jornada laboral y el estatus del trabajador rural. La mejora de los ingresos por vía de la recuperación del salario real 2006/2013 y el incremento del salario mínimo, acompañó el proceso de mejora del mercado laboral en su conjunto. El incremento promedio anual de salarios en el período fue de 7%.

También sobresale la sustantiva reducción de los trabajadores rurales que se ubican por debajo de la línea de pobreza, que en 2006 se estimaba en 25% por el método del ingreso y que en 2013 cayó a 7% (unas 10 mil personas). Las condiciones de pobreza se estarían concentrando en las actividades de servicios ganaderos y agrícolas, forestación y pesca, y algo más en la horticultura.

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos