“Hemos manifestado al MGAP el interés de acreditarnos en nuevas áreas”

URUGUAY  –

El Observador Agropecuario entrevistó a la presidenta de la Asociación de Ingenieros Agrónomos (AIA), Daiana Martin Delgado  –

¿Usted es la primera mujer electa presidenta de la AIA?
Si, hubo que esperar 100 años para que los ingenieros agrónomos tuvieran una mujer presidenta. Es oportuno recordar a la primera mujer agrónoma que tuvo Uruguay, que se llamó Lucía Koch y que obtuvo su diploma en 1935.

¿Con qué desafíos asume esta presidencia?
Con varios desafíos. Esta institución trabaja  en equipo y lo hace a través de su comisión directiva. Por lo tanto, los desafíos son de toda la directiva. Entre otros, procura una mayor participación de los ingenieros agrónomos en su gremial. Actualmente tenemos unos 1.100 socios, la mitad de Montevideo, y estamos tratando de que todos participen de distinta manera en el quehacer de la institución y de esa manera contribuir a fortalecerla. En el interior del país, en la mayoría de los departamentos, los agrónomos están nucleados en los centros agronómicos regionales y con ellos es que procuramos tener una mayor y mejor comunicación. De esta forma la gremial trata de reposicionarse y volver a tener la fuerza que tuvo  hace unos años. Es necesario tener una profesión actualizada y por lo tanto sentimos la responsabilidad de estar presente en los lugares en donde en algún momento van a suceder cosas y que están vinculados con nuestra profesión.

El agro ha tenido grandes cambios. ¿Cómo se ha insertado la profesión en ese proceso?
Se ha insertado muy bien, pero hay que asumir que permanentemente hay que estar actualizándose, viendo lo que pasa en el resto del mundo, porque como ingenieros agrónomos tenemos la obligación de saber de esos cambios y de proponerlos con la adaptación que corresponda,  si entendemos que son beneficiosos para el país. Tenemos que ser proactivos e ir generando nuevos instrumentos.

¿Se trabaja en forma coordinada con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)?
Sí, desde hace dos años venimos trabajando con el MGAP y la Facultad de Agronomía, especialmente en lo referido a los planes de uso y manejo  de suelos. Entendemos que si trabajamos en conjunto podemos potenciar las actividades que hay que desarrollar  para mejorar el país. En ese marco el pasado 29 de diciembre le expresamos nuestro reconocimiento al ministro Tabaré Aguerre y a todo su equipo del MGAP. Hasta ahora venimos trabajando con los planes mencionados, donde ya tenemos 500 técnicos acreditados, y con proyectos. Hemos manifestado a las autoridades del MGAP el interés  para acreditarnos también en otras áreas. Hasta ahora tenemos identificado el manejo de agroquímicos y de efluentes. Consideramos que los agrónomos tenemos una cuota parte muy importante de responsabilidad en esas dos actividades. También estamos trabajando muy integrados con la Dirección General de Desarrollo Rural, del MGAP, donde también le manifestamos a su titular José Olascuaga nuestro interés de seguir siendo  un  instrumento de desarrollo productivo en otras áreas.

¿Entienden que las acreditaciones fortalecen a la profesión?
Creemos que sí. Que cuanto mejor preparados estemos para llevar adelante una tarea, mejor es. Y cuanto más vinculados estamos con otros agentes, que también están involucrados en impulsar esa tarea, más nos fortalecemos a nivel profesional. Es muy bueno el trabajo en equipo, es muy bueno el diálogo y la comunicación, tener claro los objetivos y sentir que no hay una sola parte trabajando en el logro de esos objetivos, sino que cada uno lo hace en lo que le corresponde. A nosotros en lo técnico profesional para lo cual nos preparamos durante varios años y en el caso del MGAP lo que son las políticas agropecuarias para el país. Para nosotros la capacitación y estar al día en temas nuevos, y refrescar a veces ciertos conocimientos que adquirimos en la facultad hace algunos años, es clave para un buen desempeño profesional.

La producción agropecuaria aumenta cada vez más su productividad. ¿Cómo se ve desde la AIA?
Se ve muy bien. Pero también somos conscientes que nosotros trabajamos con recursos naturales y humanos. Tenemos asumido que esos recursos naturales son la base de la producción y que no los podemos perder. No podemos impactar tanto sobre ellos y que terminen siendo alterados y no poder hacer un uso productivo de esos recursos. No hay que tener miedo de hacer uso de los recursos naturales, lo que hay que hacer es un uso responsable. En Uruguay tenemos recursos muy valiosos, tenemos un clima bastante bueno, tierras que son muy  fértiles, también una buena caminería, donde el acceso a la lechería, la forestación y la agricultura va de la mano de la generación de una mejor estructura para llevar adelante esas actividades y tenemos un muy rico capital humano. Tenemos que ser conscientes de que al momento de generar esa mayor producción, que es necesario para disponer de mayores ingresos, debemos tomar las mejores decisiones para que los recursos que estamos utilizando los podamos seguir usando a futuro.

¿Qué expectativa tienen de la colegiación de la profesión?
Es un sueño que hace  años empezaron a construir  varios colegas en la búsqueda de la excelencia y prestigio en el desempeño de su profesión. Es un proyecto de ley  impulsado por los agrónomos y que el MGAP lideró en su presentación  al Poder Ejecutivo. Ahora está en el Parlamento, donde seguiremos  de cerca su proceso. Luego queda en nuestro ámbito generar un código de ética y ver los decretos que regularán la ley.

FICHA PERSONAL
Edad       
42 años       
Estado civil       
Soltera       
Actividad       
Funcionaria de DIEA y asesora forestal privada       
Especialización        
Maestrías en Gestión forestal sostenible y Modelización en medio ambiente       
Hincha de       
Uruguay    

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos