Advierten que regular bien la carga ganadera en los potreros es clave

URUGUAY  –

Se valora el uso adecuado de la oferta de forraje y carga animal –

En un clima que cambia todos los años es necesario variar la carga constantemente a nivel de potreros dentro de un establecimiento, utilizando la oferta de forraje y carga animal en forma adecuada, destacó a El Observador Agropecuario Martín Do Carmo, investigador asistente del Programa Nacional de Pasturas y Forrajes del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

El ingeniero agrónomo Do Carmo resaltó los aspectos salientes de este tema manejado en la jornada realizada el pasado jueves 22 en el establecimiento El Galpón, de Alejandro Acosta, en Salto.

En primer lugar el especialista definió a la oferta forrajera, explicando que es una relación de kilo de forraje/kilo de peso vivo (PV), “por tanto si conozco la cantidad de forraje del potrero y la carga animal, divido el forraje entre la carga y obtengo el coeficiente de oferta al cual están los animales”.

Por otra parte, explicó que la investigación nacional y regional ha realizado trabajos donde se controla esta variable mes a mes y se mide la respuesta vegetal y animal y, en base a esos resultados, luego se recomienda el coeficiente de oferta que optimiza ganancia individual y carga animal al mismo tiempo.

Do Carmo sostuvo que en un clima que cambia todos los años y todos los meses, como el uruguayo, la producción de forraje cambia constantemente y el consumo animal y la senescencia (se detiene por vejez el crecimiento de las plantas) cambian también, por tanto es necesario variar la carga constantemente a nivel de potrero dentro del establecimiento.

¿Cómo variar esa carga animal entonces?, se preguntó el investigador. Explicó que hay que utilizar la oferta de forraje como guía: “si la fórmula de oferta es kg de pasto/carga=oferta y fijo la oferta y conozco la cantidad de pasto puedo llevar la carga animal para llegar a la oferta que quiero”, dijo.

Agregó que el concepto de oferta de forraje “es como calcular la cantidad de invitados cuando voy a hacer un asado, si vienen cinco personas compro tres kilos, pero si vienen 10 compro seis kilos. Aquí el asado es el pasto y en función de cuánto hay, la categoría y la estación del año, es la cantidad de animales que puedo poner en ese potrero”.

El especialista de INIA recordó que hace dos años, “cuando buscamos socios para difundir tecnología de manejo de campo, fuimos a la Sociedad de Fomento Basalto Ruta 31 y allí  Acosta estuvo dispuesto a seguir algunas de nuestras recomendaciones. Acosta ya era en general un manejador muy bueno de su rodeo ganadero, aunque necesita una ayuda en la toma de algunas decisiones”.

El predio de Acosta es de 465 hectáreas con un promedio de Coneat 44.5 lo que permite tener una idea de lo duro del campo. Maneja unos 330 vacunos y unos 560 ovinos, en ambos rubros hace ciclo completo, pero además compra vacunos machos para invernar que ingresan como terneros o más grandes dependiendo de las circunstancias del pasto y los precios.
El manejo en El Galpón
Acerca del manejo del campo y los animales en el establecimiento El Galpón, de Alejandro Acosta, el investigador Do Campo dijo que los potreros no tienen categoría definida, no hay un potrero de la cría o uno de la invernada.
Explicó que hay potreros mejores y peores según la época del año donde van las categorías que así lo exigen.

Por ejemplo, el potrero donde se invernan los novillos durante primavera-verano y algo del otoño luego pasa a ser ocupado por las vacas que permanecen allí hasta el fin del invierno con el objetivo de pelar el campo y que en cada primavera venga pasto nuevo.

Las vacas pasan al potrero reservado del otoño y donde estuvieron los novillos que no salieron en el otoño previo y estuvieron en una oferta de forraje de seis o más con el objetivo de que no pierdan mucho peso.
Seis es el coeficiente de oferta de forraje al que fueron sometidos los animales, dado que la oferta es un coeficiente. En general, los valores más comunes están entre dos y seis.

Capacidad forrajera
El seguimiento del forraje en los dos potreros más grandes del predio “nos permite, en momentos críticos, inicio de primavera y entrada al invierno, definir con certeza la carga de esos potreros con el objetivo de optimizar performance animal y carga”, dijo el experto.

Por otra parte, en esta jornada se manejaron datos acerca del resultado económico de esta explotación, según material elaborado por el Instituto Plan Agropecuario, con quienes en forma conjunta promovieron esta jornada.
Esa información describe que el ingreso bruto del establecimiento de Acosta en este ejercicio será de US$ 212 y los gastos de US$ 65, por lo que como es propiedad y no tiene deuda arroja un ingreso neto de US$ 147/ha con una relación insumo/producto de 0,31.

“Esto es lo que hace al sistema de este predio muy estable ante cambios en los precios de los productos que vende”, concluyó Do Carmo

FUENTE: EL OBSERVADOR

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos