“El SH es un valor agregado enorme para el mejoramiento de la raza Holando”

URUGUAY  –

Entrevista en El Observador Agropecuario al presidente de la Sociedad de Criadores de Holando, Fabián Hernández  –

¿Qué significó que lo eligieran presidente de la Sociedad de Criadores de Holando?
No me lo esperaba, es algo halagador y representa una gran responsabilidad estar al frente de una institución con 70 años de trayectoria. Es algo muy importante, porque significa continuar una obra realizada durante muchos años y con la participación de mucha y valiosa gente vinculada a la cría del Holando. Ya venía trabajando en la directiva durante los dos períodos anteriores.

¿Cuál es el trabajo que en forma prioritaria va a continuar la actual directiva?
La idea es estar cerca del socio, escucharlo, ver lo que precisa y lo que espera de nuestra gremial. Desde el año pasado estamos trabajando fuerte en esa dirección, tratando por ejemplo de aportarle la mejor información en materia de registros y en devolución de información.

La producción lechera ha dado un salto productivo importante, ¿cuál ha sido el papel de la gremial de criadores en ello?
El papel fundamental que ha tenido el criador es haber seguido invirtiendo en genética y que no se había podido expresar en todo su potencial. Todo lo que se venía invirtiendo en ese sentido  se ha podido expresar últimamente por los buenos precios que se han recibido por la producción de leche y también por el precio de los granos que ha dejado un margen razonable. De esta manera se ha podido manifestar mejor ese potencial, suministrando concentrado a las vacas y aprovechando esa genética que estaba acumulada desde hace varios años. Así lo han reconocido los propios jurados que han calificado nuestros planteles. Han destacado que nuestras vacas que participan de las exposiciones, están en condiciones de competir en cualquier muestra de ganado lechero del mundo. Y eso es el reflejo del nivel que han alcanzado nuestros criadores que integran esta gremial.

Hoy se paga por sólidos (leche y grasa), ¿se buscó un tipo de animal que aporte esas virtudes?
Desde hace tiempo venimos buscando esas características porque la industria láctea lo viene requiriendo desde hace años. En las liquidaciones que recibimos los productores por la leche que ha sido remitida ya no aparecen los litros enviados por los tamberos, sino los kilos de sólidos que se remiten. Esa característica se ha venido buscando mediante la selección de animales con mejores desvíos y porcentajes de sólidos en su información de evaluación genética, así como también de confiabilidad.

Hay un trabajo de orientación y selección muy severo de los criadores durante muchos años.
Efectivamente, se ha venido seleccionando desde hace muchos años en esa línea. Se ha venido seleccionando en lo referido a ubres y patas por ejemplo. Hace unos años se buscaban animales de mayor tamaño y capacidad, pero últimamente se está buscando una vaca más mediana, fuerte y con buenas características lecheras, con mucha fortaleza y sin descuidar las patas, la ubre y los sólidos. Lo que se trata de tener es una vaca funcional, longeva, que se desplace muy bien y que tenga potencial para producir en diferentes sistemas, tanto sea pastoril o semi estabulado, que se adapte a esas condiciones. Los tambos estabulados son  muy puntuales y especialmente se desarrollan cuando hay una sequía y los precios de la leche son buenos, así como también que sea bueno el precio de los granos como para alimentar las vacas, por lo tanto hay que tener una vaca que responda a esas dos condiciones. Si son vacas de una genética de un régimen netamente pastoril que se ponen en ese sistema, las vaca seguramente no produzcan más leche, sino que ganarán en estado y no lo que estamos buscando. Las vacas tienen que estar preparadas para producir en los dos sistemas.

¿Todavía hay cosas importantes para corregir en la raza?
Siempre hay cosas para corregir en la raza. En las patas, en el tamaño o en la ubre, por ejemplo. La genética es algo donde siempre hay algo para sumarle. Y luego hay que  mantener la misma línea lo que es también difícil. Porque hay que  mantener la misma línea de tipo con diferentes sangres para evitar la consaguinidad, lo que provocaría efectos contraproducentes.

¿Cuál es el papel de las exposiciones de ganado lechero?
Es algo que muestra los avances de la genética de nuestra raza y por ello es que en toda muestra que haya Holando nuestra sociedad debería estar presente. Es donde se exhibe el potencial y los avances que tiene en lo genético, tanto en el concurso lechero como en el tipo, porque se jura el momento de ese animal comparado con el tipo ideal de animal que se busca. Además sirve para evaluar la orientación que se está procurando, porque cuando uno va a una exposición y se muestra interesado en comprar una determinada vaca o un toro, lo que hace es continuar con una línea que ya tiene en el establecimiento o quiere un animal portador de una sangre nueva que quiere para innovar en sus planteles. Cuando se elige una vaca, puede ser madre de toros que están actuando en el mercado interno. Puede ser un animal que obtuvo premios relevantes en una exposición y por lo tanto marca una tendencia. Pero además ese ejemplar va a tener agregada la información de la producción de su madre, acerca de los días que duró la lactancia, cuantos kilos de sólidos produjo y la calificación de su madre.

¿Hay algún desafío que la sociedad se esté planteando como meta para este año?
El desafío para este 2015 es aumentar la cantidad de animales Holando SH. Son animales a los que les hacemos un trabajo de selección. Es una meta en la que venimos trabajando desde hace varios años. La gente lo mira como un costo, pero en verdad el SH es un valor agregado que se traslada a través de los años con una eficacia enorme para el mejoramiento de la raza.

HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos