Se complican las exportaciones de carne a Rusia

URUGUAY  –

Inestabilidad del rublo frena negocios cárnicos

El industrial Gastón Scayola dijo que por la crisis en Rusia habrá “un parate” en la venta de carne vacuna

“No podemos dedicarnos a tirar pálidas”, fue ayer el primer comentario de Gastón Scayola a El Observador Agropecuario. Desde Moscú –vía telefónica–, el vicepresidente del Frigorífico San Jacinto buscó con esa frase quitarle dramatismo a las dificultades de colocación que padece de manera coyuntural la carne uruguaya en Rusia.

”Por suerte Uruguay tiene muchos mercados y muchas alternativas”, remarcó Scayola, quien participó esta semana en representación del Instituto Nacional de Carnes (INAC) en la ProdExpo, la feria de alimentos y bebidas más importante de Rusia y Europa del este.

Explicó que “la gran devaluación que hubo  en los últimos meses, el bajo valor del petróleo asfixiando y el bloqueo internacional por la actuación en Ucrania, hace que los empresarios y los consumidores de Rusia estén sumamente prudentes”.

Según Scayola, existe una incertidumbre acerca de cómo continuará la crisis que “dificulta a los compradores de carne rusos asumir compromisos y hacer negocios con valores en dólares, cuando no saben cuánto puede valer el rublo en semanas”.

El industrial reconoció que los precios que obtenía Uruguay –y en general los proveedores de carne vacuna– bajaron porque en estas circunstancias “la precaución de un comprador es bajar. De todas maneras, el mercado ruso para Uruguay en el último año no es de volumen para el commodity, segmento en el que Paraguay y Brasil tienen precios más competitivos”.

Scayola recordó que Uruguay tiene “alternativas mejores, como fue EEUU en el último trimestre de 2014”, aunque advirtió que la realidad rusa “entorpece un poco a las empresas que venían desarrollando un trabajo de nichos, de productos de alta calidad” en restaurantes y otros comercios.

“Hasta diciembre pasado, los clientes seguían con embarques de carne enfriada, de alta calidad, con precios altos y envíos aéreos”, aseguró el vicepresidente del San Jacinto, y agregó que “ahora tendremos dos o tres meses de parate para ver dónde se estabiliza. Los importadores lo único que necesitan es tener un panorama de cierta certidumbre para poder organizar sus negocios a los nuevos valores. Para ello se necesita una cierta estabilidad en el valor del rublo para poder asumir compromisos”.

Scayola enfatizó que la actual coyuntura en Rusia “no es para generar alarmas, porque Uruguay ha podido vivir sin Rusia y tiene todos los mercados abiertos y tiene muchas armas” y agregó que “se está dando una coyuntura internacional de valorización del dólar, que hace que los precios en esa moneda les resulten caros a Rusia y a Europa. Y tratan de llevarlos a la baja”.

 

La exURSS

Por otra parte, el vicepresidente del Frigorífico San Jacinto dijo que la definición de alta calidad para el ingreso de carne vacuna de Uruguay a Rusia “continúa negociándose” entre ambos países y que, si se concreta, “nos puede ayudar a acceder a la colocación de volúmenes interesantes”.

Respecto a la posibilidad de extender las exportaciones de carne bovina a los países de la exUnión Soviética (URSS), el industrial aseguró que “se pueden generar oportunidades”. Scayola concluyó que “hay que seguir recorriendo y buscando oportunidades de negocios. Uruguay tiene una reputación muy fuerte” que facilita.

 

PEDRO SILVA  –  EL OBSERVADOR

Comments are closed.

Contactenos