Los cultivos transgénicos siguen creciendo en el mundo

INTERNACIONALES  –

En 2014, 18 millones de agricultores cultivaron 181,5 millones de hectáreas de cultivos transgénicos en 28 países. Bangladesh y la berenjena Bt se sumaron a la lista. Así lo señala el informe  del Servicio para la Adquisición de las Aplicaciones Biotecnológicas (ISAAA).

En 2014 se cultivaron 181,5 millones de hectáreas de cultivos transgénicos o genéticamente modificados (GM) en todo el mundo, 6 millones más que en 2013. Así lo señala el informe publicado hoy por el Servicio para la Adquisición de las Aplicaciones Biotecnológicas (ISAAA, por sus siglas en inglés). Con la incorporación de Bangladesh, fueron 28 los países que sembraron transgénicos, de los cuales 20 son países en desarrollo y 8 son industrializados.

Desde 1996, más de 10 cultivos fueron autorizados para comercialización, incluyendo commodities como soja, maíz y algodón y también frutas y hortalizas, como papaya, zapallo, berenjena y papa. Las características introducidas van más allá de la tolerancia a herbicida y la resistencia a enfermedades e insectos, incorporando también otros rasgos importantes para el productor y el consumidor, como la tolerancia a sequía y mejoras en la calidad. De esta manera, los cultivos GM contribuyen a la sustentabilidad de la agricultura y son clave para responder a los desafíos que plantea el cambio climático.

Según el informe, Estados Unidos continúa liderando la producción de transgénicos con 73,1 millones de hectáreas y registrando también el mayor crecimiento (un 4% más) desde 2013. El informe también describe los principales beneficios que brindan los cultivos transgénicos, destacando el aumento significativo de los ingresos de los productores de escasos recursos. La información disponible muestra además que el uso de cultivos GM en el período 1996-2013 incrementó la producción en 133 mil millones de dólares, entre 1996 y 2012 disminuyó el uso de insecticidas considerablemente (unos 500 millones kg menos de ingrediente activo) y en 2013 disminuyó las emisiones de dióxido de carbono, lo que es equivalente a retirar 12,4 millones de autos de las calles. Estos hallazgos son consistentes con el meta-análisis realizado por los economistas alemanes Klumper y Qaim (2014), que concluyen que la tecnología, en promedio, ha reducido el uso de insecticidas en un 37%, aumentado los rendimientos en un 22% e incrementado los ingresos de los agricultores en un 68% durante los 20 años de adopción.

El caso de la berenjena Bt en Bangladesh

Bangladesh aprobó la berenjena Bt (resistente a insectos) en octubre de 2013 y en 2014, 120 agricultores sembraron 12 hectáreas, brindando importantes beneficios económicos a los productores y la posibilidad de reducir la exposición a insecticidas en un 70-90%. “La aprobación y comercialización de la berenjena Bt habla del poder de la voluntad política y el apoyo del gobierno”, comenta Clive James, fundador de ISAAA y autor del informe. Este caso también reafirma el valor de la colaboración público-privada, ya que la tecnología fue donada por Mahyco, una empresa india.

Otro ejemplo en este sentido es el proyecto WEMA (Water Efficient Maize for Africa), que planea distribuir semillas de maíz tolerante a sequía a algunos países africanos en 2017. La tecnología, en este caso, es la que se está usando actualmente en híbridos de maíz en Estados Unidos.

Papas con beneficios directos para el consumidor
En 2014 el sistema regulatorio de Estados Unidos aprobó la siembra comercial de la papa Innate™, que produce menos acrilamida (asociada a ciertos problemas de salud) a altas temperaturas y resiste al pardeamiento y a las magulladuras o manchas oscuras, características que no son aceptadas por el consumidor y en consecuencia son causa de descarte de una gran parte de la producción. Además, en Bangladesh, India e Indonesia se están ensayando papas resistentes al tizón tardío, una enfermedad fúngica considerada devastadora y que causó la hambruna de 1845 en Irlanda, con más de 1 millón de muertos.

El crecimiento de los transgénicos en Asia, América Latina y África

En Asia, China e India continúan liderando el cultivo de transgénicos, con 3,9 y 11,6 millones de hectáreas, respectivamente. En China, más de 7 millones de agricultores usaron la tecnología, y la adopción de algodón GM fue del 93%, mientras que las variedades GM de papaya ocuparon el 50% del total del cultivo en 2014. En India la adopción de algodón GM alcanzó el 95%. Luego de otorgar las correspondientes autorizaciones regulatorias, Vietnam e Indonesia planean iniciar la siembra de transgénicos en 2015, incluyendo maíz GM en Vietnam y caña de azúcar GM en Indonesia.

En América Latina, Brasil continúa segundo en la lista, atrás de Estados Unidos y con 40,2 millones de hectáreas. Le sigue Argentina, que cultivó 24,3 millones de hectáreas en 2014.

Sudáfrica lidera la lista de países africanos que sembraron cultivos GM en 2014, Sudan aumentó la superficie de algodón Bt en un 50% y varios países, como Camerún, Egipto, Gana, Kenia, Malawi, Nigeria y Uganda, están realizando ensayos con arroz, trigo, sorgo, banana, mandioca y batata GM.

FUENTE: ARGENBÍO

Tags:

Comments are closed.

Contactenos