Fuerte devaluación brasileña impacta en el novillo Mercosur

MERCOSUR – FUENTE VALOR CARNE DE ARGENTINA

Mientras se abarata la cotización en dólares de la hacienda en Brasil arrastrando los valores en Uruguay y Paraguay, en la Argentina se encarece de manera preocupante en relación a sus vecinos. En estas condiciones, la ganadería argentina no podrá superar en 2015 las alicaídas exportaciones del último trienio.

En los últimos diez días, el real perdió el 8% de su valor frente al dólar al pasar de 2,97 a 3,21 (llegó a un máximo de 3,28 en esta semana), lo que resulta un movimiento muy fuerte en una economía que tiene, al menos hasta ahora, una inflación del 7% anual. La devaluación desde principios de septiembre, poco más de siete meses, ya alcanza al 44%.

Este movimiento cambiario hizo que el novillo se abaratara 6,7% en dólares en estos diez días y que acumule una baja del 20% desde noviembre, cuando pasó de U$S 3,80 por kilo carcasa a los U$S 3 de hoy.

Mientras tanto, el precio recibido por el ganadero en moneda local sigue en un nivel muy alto. En noviembre había alcanzado el mayor pico, en términos deflacionados, de los últimos 15 años. Hoy se mantiene 1% nominal más alto que en aquel momento lo que, ajustado por inflación, representa sólo 1,5% por debajo de ese récord.

Esta devaluación le ha venido de perillas al sector de la carne ya que le ha permitido ofrecer carne más barata, sin que el ingreso de los productores haya sufrido, en momentos en que importantes clientes como Rusia, la UE y Chile, presionan las cotizaciones a la baja, forzados por la propia depreciación de sus monedas.

En Uruguay, las cotizaciones del novillo también han continuado su curso descendente. En estos diez días, cayó 7 centavos de dólar por kilo en gancho (2%) a U$S 3,33. La faena en la semana terminada el 13 de marzo fue de 46.500 cabezas, 5% más que la semana anterior y 11% más que el promedio de las diez semanas anteriores que, a su vez, tuvo una variación interanual de +13%.

En Paraguay, que venía bajando su cotización en dólares presionado por la baja de los países clientes, en estos diez días mostró un aumento de 5 centavos de dólar por kilo en gancho, a U$S 3,22. Sin embargo, este aumento no hace perder de vista la reducción del precio acumulada en los últimos meses, desde los U$S 3,62 de la segunda mitad de septiembre de 2014.

Mientras tanto, la Argentina sigue en su propio mundo. La cotización en pesos del novillo pesado con trazabilidad se mantiene estable desde diciembre –pasó de $30 por kilo carcasa en ese mes a los $31 de hoy- con lo que su equivalente en dólares aumentó de U$S 4/4,05 de ese momento a los U$S 4,15 de hoy.

Actualmente, son varias las fábricas que dada la buena oferta presente están pensando en bajar los precios ofrecidos en un futuro inmediato.

Con este panorama, el sobreprecio de la industria exportadora argentina con respecto al promedio ponderado de sus vecinos y socios pasó de 13%, a fines de enero, a 33% en este momento, lo que resta posibilidades de manera mayúscula a la hora de hacer negocios con el exterior. Por su parte, la dispersión de precios entre Brasil, Uruguay y Paraguay ha llegado al 10% entre el máximo y el mínimo.

Como hacemos periódicamente en Valor Carne, mostramos un gráfico con la evolución del sobreprecio en la Argentina en relación a sus socios:

En estas condiciones, parece muy improbable que la Argentina pueda superar en este 2015 a los alicaídos registros de exportaciones de 2012 a 2014, en torno a las 200 mil toneladas equivalentes carcasa (tec) por año.

Tags:

Comments are closed.

Contactenos