Pasó “el peor mes de la historia” para los frigoríficos argentinos

ARGENTINA  –

Lluvias e inundaciones han causado estragos como hacía muy mucho tiempo no ocurría y complicaron, aún más, la oferta de hacienda.  –

Por Punto Biz Agro  –

Sobre llovido, mojado. Ha transcurrido un mes que esperemos no vuelva a repetirse en la historia. Lluvias e inundaciones han causado estragos como hacía muy mucho tiempo no ocurría y complicaron, aún más, la oferta de hacienda.

A la ya castigada realidad que estamos atravesando la industria frigorífica, la imposibilidad de operar con normalidad nos ha hundido un poco más en la crisis.

Por otra parte, y como si fuera poco, los precios de los subproductos siguen en baja. El cuero (principal fuente de ingresos de nuestra industria) acumula una depreciación del orden del 35% en relación al 2do. semestre de 2014 y las expectativas a futuro no son alentadoras respecto a su valor; el precio del sebo y hueso también han bajado en el orden del 30% en el mismo período. Todo esto ha influido en el costo de la carne y se ve reflejado en la baja de consumo de la misma, estando en estos momentos en los niveles más bajo de los últimos 60 años.

Los inconvenientes (nacionales o internacionales) para exportar, no hacen más que ahondar los problemas entre frigoríficos consumeros y exportadores. Esto lo venimos repitiendo hace tiempo: como estos últimos no pueden comercializar su producción en el exterior, la vuelcan al mercado interno, generando una competencia innecesaria entre ambos sectores, que no beneficia a nadie.

En el ámbito salarial ya se están llevando a cabo las negociaciones paritarias, que serán de las más difíciles de los últimos años, ya que si bien el reclamo gremial respecto de que a los trabajadores el sueldo no les alcanza es entendible, no es menos entendible que la industria no está en condiciones de otorgar aumentos, sino que está trabajando para ver la forma de mantener los puestos de trabajo que posee en la actualidad.

En lo que respecta a la propuesta que efectuáramos al SENASA sobre el Plan CREHA, a la fecha, no está instrumentado.

Finalmente, en materia de exportaciones, según el IPCVA, durante febrero se ubicaron en volúmenes moderadamente superiores a los registros de enero; además, se ubican en niveles ampliamente superiores a los observados durante el segundo mes del año 2014.

Respecto al mes anterior, las exportaciones tuvieron una variación positiva en los volúmenes del (+6,9%); y, en la comparación interanual, se mostraron en niveles superiores a los de febrero de 2014, (+43,0%), considerando los volúmenes embarcados en toneladas peso producto (no se incluyen menudencias y vísceras).

Los embarques de cortes enfriados, congelados, y carne procesada correspondientes a febrero de 2015 totalizaron 11.6151 toneladas peso producto, por un valor de aproximadamente 77,7 millones de dólares.

El precio FOB promedio por tonelada fue de u$s 8.919 para los cortes enfriados sin hueso; de u$s 4.809 para los cortes congelados sin hueso y de aproximadamente u$s 3.950 la carne procesada.

Los precios han sido moderadamente inferiores a los registrados durante enero para los cortes enfriados, y resultaron significativamente inferiores a los del mes precedente para los cortes congelados.

.El precio promedio de exportación del segundo mes del año 2015 es significativamente inferior, (- 16,2%), al observado a lo largo de febrero del año 2014; y resultó levemente inferior, (-0,9%), al registrado en enero de 2015.

Comments are closed.

Contactenos