Productores argentinos de cerdos preocupados por eliminación de retenciones al maíz

ARGENTINA  –

La Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) expresó su preocupación por las consecuencias que la posible eliminación de las retenciones al maíz generaría en el sector de la producción porcina.

Ante las promesas de políticos que fijan como virtual política la derogación de retenciones al maíz, Juan Uccelli de la AAPP busca que la entidad se reúna con cuadros técnicos de la política. En los últimos años la importación bajó 81% mientras que la producción nacional creció exponencialmente y el consumo interno se cuadriplicó.
Desde el PRO aseguraron a El Enfiteuta que si Mauricio Macri gana las elecciones presidenciales este año “el 11 de diciembre quedarán eliminados los derechos de exportación para todos los productos agropecuarios a excepción de la soja” cultivo que tendrá una reducción gradual hasta llegar a cero por ciento en siete años.
Sergio Massa, candidato del FR, en tanto no formuló afirmaciones concretas sobre los cultivos en general. Adelantó que eliminaría los derechos de exportación para trigo y economías regionales, pero no hay definiciones acerca de lo que pueda suceder con el maíz y casi seguro que mantendría las retenciones a la soja.

Pero mientras la Sociedad Rural Argentina integra junto con CRA la usina de políticas agropecuarias del macrismo desde la Fundación Pensar y se entusiasma con una eliminación generalizada de los derechos de exportación a los granos, otros sectores que agregan valor comienzan a inquietarse.

Juan Luis Uccelli, presidente de la AAPP, señaló que en primer lugar “la mayoría de los candidatos declama una baja de las retenciones, olvidándose que es una parte importante de caja de éste, y de futuros gobiernos”.
El titular de la AAPP advirtió además que “el sector porcino debería adecuarse a este posible cambio”, que impactaría en un aumento generalizado de sus costos por la eliminación de retenciones. Por eso Uccelli adelantó que “hemos comenzado una ronda de consultas con los grupos técnicos de los distintos candidatos y la idea es ponerlos correctamente en situación de lo que significa y significará la cadena de valor porcina a futuro”.

Es que la expansión de la faena de cerdos y del consumo interno se conjuga con dos aspectos centrales de la política macroeconómica. Los derechos de exportación estimulan la agregación de valor local y por ende más porcinos para faenar. Pero la segunda parte del secreto está en el aumento de los ingresos y la generación de empleo que amplía la demanda por la carne porcina.

La consecuencia fue una disminución de las importaciones de cerdo de 86.835 toneladas en 2011 a 16.316 toneladas en 2014. En 2009 la FAA que cortaba rutas en Entre Ríos en protesta por el ingreso de carne de cerdo de Brasil, desde entonces la importación se derrumbó en un 81%.
Al mismo tiempo la faena porcina arañó el año pasado los 6 millones de cabezas rompiendo todas las marcas anteriores, lo que indica un fenomenal crecimiento desde las 1,8 millón de cabezas que se faenaban en 2003. Ello debido a que el consumo interno pasó de 2,5 kilos per cápita en 2005 a 11 kilos el año pasado, es decir que se multiplicó en 4,4 veces.
“En un año electoral todo puede suceder y hasta las promesas más inverosímiles, se pueden dar, en un marco donde la producción agropecuaria en general, exceptuando algunos sectores como el porcino, tuvo mala relación con el Gobierno”, dicen desde la AAPP.
Fuente: El Enfiteuta

Comments are closed.

Contactenos