El desafío para el complejo cárnico uruguayo

URUGUAY  –

El nuevo presidente del Instituto Nacional de Carnes, Federico Stanham, lanzó un desafío –

El miércoles pasado no fue un día cualquiera para el nuevo presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, porque hizo su primera aparición pública desde que asumió el cargo.

Lo hizo con una disertación en la Expo Melilla, donde compartió un panel con el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly, y el vicecanciller José Luis Cancela.

Stanham sorprendió con un planteo que marcó el camino que debe transitar a mediano plazo la ganadería uruguaya para incrementar la productividad, exportar más y lograr mejores ingresos de divisas para el país.

Partió del dato del stock vacuno de 12 millones de cabezas, que es histórico, al que consideró “un activo de gran valor a proteger”. A la inversa que el stock ovino, que está en los regristro más bajos de la historia, con 7,5 millones de cabezas, Stanham consideró que se puede incrementar la extracción de los vacunos para llegar a una faena de 2,4 millones, entre 200 mil y 300 mil cabezas más que en la actualidad.

El presidente de INAC mantuvo la producción de tres millones de terneros y le restó las exportaciones de ganado en pie y el consumo en los establecimientos para alcanzar la meta.

Stanham agregó que dijo que 60% de la composición de la faena “es de alta calidad” y remarcó la edad de faena –47% son novillos de 2-4 dientes– y el incremento del peso en los últimos 10 años (20 kilos más en novillos y 30 kilos más en vacas).

Stanham no planteó un cambio de sistema productivo sino de intensificación: un incremento de 20% a 25% en la extracción, a partir de un stock histórico, para enfrentar los desafíos “de los próximos cinco años”.

Con una mayor producción, el nuevo presidente de INAC trazó un camino de evolución para las exportaciones. Y usó una imagen popular en el campo, al decir que Uruguay “tiene una 4×4, es decir, 400 mil toneladas de exportación al año a US$ 4.000 la tonelada. Con lo que obtiene US$ 1.600 millones al año”.

Y agregó que “Uruguay podría cambiar la 4×4 y pasar a una 5×5”, al llegar a 500 mil toneladas a US$ 5.000 cada una. Pero advirtió que no es fácil y que sostener un mercado requiere una atención permanente de los exportadores.

“Parece ser una utopía”, pero el desafío no se trata de “una gran cosa, sino de varias cosas pequeñas”, de “algunos cambios en la producción”, dijo Stanham, y agregó que “tenemos un producto demandado, mercados y precios. Es el mejor de los mundos”.

Por último habló de generar mejores oportunidades en los mercados para “incentivar el uso de la capacidad industrial disponible”, que estimó que está ociosa en 40%. Y cerró con el deseo fortalecer la coordinación entre los actores públicos y privados.

FUENTE: PEDRO SILVA  –  EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos