Las exigencias del agro fueron planteadas en Artigas

URUGUAY  –

Carlos María Uriarte, en su discurso del 98° Congreso de la Federación Rural, reconoció varios aportes del gobierno, mas expuso una extensa lista de pedidos –

La Federación Rural  (FR) reclamó en su tradicional congreso anual –realizado en la ciudad de Artigas–, por un lado, una serie de medidas para atender la situación de la coyuntura determinada por la sequía y caída de precios de los mercados, y por otro hizo planteos para atacar a fondo el problema de la competitividad que enfrenta el sector de la exportación.

Este nivel de planteos de los productores se llevó a cabo a pesar de que el congreso, realizado en el local Chiflero de Artigas,  tuvo un viraje notorio. Fue un congreso analítico de la situación del sector y con un marcado espíritu de propuestas y de diálogo. Incluso esa era la tónica en los días previos y en la jornada preparatoria del encuentro, el pasado viernes.

En ese marco, fue valorada la presencia del presidente de la República, Tabaré Vázquez, y en particular su visita a esta zona tan alejada de la capital, donde muchas veces los sectores productivos y sociales denuncian sentirse postergados.

En una mezcla de reclamos y propuestas, el presidente de la FR, Carlos María Uriarte, cuestionó el valor del dólar, considerando que es necesario que refleje lo que sucede con sus principales socios comerciales. Es  prioritario recuperar la competitividad perdida, dijo. Al referirse a la competitividad, pidió que se evite transferir la ineficiencia del Estado a la competitividad del país.

Por otra parte, consideró que mantener tarifas públicas más altas de lo debido es una sobrecarga para todos los uruguayos. En ese marco y referido al precio del gasoil se pidió que en virtud de que al sector productivo no le llegó la baja que hubo en el valor del petróleo, se aumente en forma significativa la deducción del IVA de dicho combustible en la liquidación del IRAE, sobre todo en empresas ganaderas. Se pide además suspender el subsidio cruzado al boleto urbano.

Sobre el impuesto de Primaria la FR considera que al reimplantarse se debería bajar las tasas del Imeba para equiparar la situación original. Además, exonerar del pago del Imeba a todo productor menor de 500 hectáreas, y que no page IRAE ficto o real.
Pidió también que los recursos que se recauden desde el sector rural, por ejemplo con el impuesto de Primaria, se destinen a la educación en el medio rural.

Sobre los impuestos a la tierra, se dice que son insensibles e irreales, por eso se propone que se reduzca al mínimo posible su incidencia.

En materia de acceso a la tierra, sostuvo que los productores arrendatarios carecen de herramientas que les permita asegurar su permanencia en los predios. En este sentido propuso crear mecanismos que amparen a esos productores; se podría utilizar como referencia la forma en que se trabaja ese tema en Nueva Zelanda, dijo el dirigente.

Al referirse a las relaciones laborales, se propone fomentar el diálogo, fomentar el amor al trabajo, que haya una capacitación más eficiente, que  haya políticas preventivas en materia seguridad y salud y  trabajar en pro de formalizar el trabajo en las pequeñas empresas.

Por otra parte, Uriarte resaltó que es necesario disponer de herramientas que permita el ingreso de los menores al trabajo rural.

El presidente de la FR expresó también su visión renovada sobre el medio ambiente, fomentando las energías renovables e inclinándose  por el uso en la actividad rural de la energía fotovoltaica. Solicitó para ello la exoneración de impuestos para la compra de los insumos para su implementación y la creación de un fideicomiso para que pequeños y medianos productores puedan acceder a esta tecnología, cuya energía será vendida a UTE.

Sobre las relaciones internacionales, dijo que se ve con agrado la impronta que el nuevo gobierno le impuso, priorizando el acceso a los mercados y en el tema de los tratados comerciales.

En relación a los servicios públicos, se entiende que siguen muy retrasados los referidos por ejemplo a UTE, OSE, comunicaciones y caminería, por lo que se le pidió al gobierno los máximos esfuerzos para asegurarle a los uruguayos que viven en la campaña el mismo acceso a los servicios que tienen quienes viven en los centros urbanos.

En el tema de la ley de inclusión financiera, dijo que preocupa que el nivel de bancarización a nivel rural no sea el adecuado y se pide hacer los ajustes pertinentes.

Uriarte enfatizó, sobre el mercado de haciendas, que no ha existido una justa transferencia de los precios récord que está obteniendo la carne a los productores

El ganadero, sobre todo el criador, padecen una sensación de frustración y de desamparo por ello. Todo eso pone en riesgo la posibilidad de incrementar en US$ 1.000 millones los ingresos que Uruguay puede lograr por exportaciones de carnes.

En consecuencia, propuso que el pago de las haciendas se haga de acuerdo a los kilos en la tercera balanza de los frigoríficos.

También pidió que se fortalezca la exportación de ganado en pie, suspender el pago del FIS del 1% que grava ese tipo de exportaciones e instalar un cuarentenario en Artigas, así como también asegurarse que no se use el seguro de paro en la industria como herramienta para controlar la faena. Además pidió herramientas para detectar acciones colusivas. Y reclamó recursos humanos y materiales para la acción de los servicios sanitarios del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El presidente de la República, Vázquez, destacó en su discurso que compartía el concepto del congreso de que el agua es un recurso que “todos debemos cuidar”. Incluso, respondiendo a un planteo del presidente de la Asociación Agropecuaria de Artigas, Juan José Senattore, afirmó que el gobierno está apoyando fuertemente la construcción de represas multiprediales en esta región.

El mandatario reconoció contingencias adversas para la gestión productiva del país, como la caída de los precios y el déficit hídrico desde hace tres meses. Pero dijo que no hay que olvidar que hay también contingencias favorables que no son casuales ni mero viento de cola, como la certidumbre y confiabilidad de la política económica, la reorganización del gasto público, las acciones en pro de mejorar la competitividad y otros esfuerzos para mantener los recursos naturales.

Vázquez destacó el inicio del próximo diálogo social no como un fin en sí mismo y debate eterno y estéril, sino como herramienta para lograr políticas concretas, gestionando además diferencias. Dijo que con esa comisión iniciará en setiembre próximo un diálogo con un amplio arco de organizaciones sociales sobre temas diversos y en los que estarán incluídos los aportes “tan necesarios de la Federación Rural”.

HUGO OCAMPO  – ENVIADO DE EL OBSERVADOR A ARTIGAS

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos