Se esperan para agosto ayudas financieras para el sector lácteo

URUGUAY  –

El gobierno estudia tres posibles soluciones para resolver el problema de iliquidez que enfrenta el sectorlechero, a través de distintas herramientas financieras, las que se espera puedan estar instrumentadas para agosto próximo.

En el tema está trabajando intensamente el Instituto Nacional de la Leche (Inale), que analiza las dificultades del sector y efectúa las gestiones pertinentes ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) e instituciones financieras.

El planteo que se viene analizando desde hace varios días contempla la coyuntura crítica de los productores lecheros en función de los bajos precios de los mercados lácteos y la situación generada por la sequía.

Entre las herramientas financieras que se manejan sobresale en primer lugar la que se estudia con elBanco de la Republica (BROU), que procura establecer una línea de préstamos con un período de un año y medio a dos años de gracia y luego un plazo para el pago de cinco años, declaró ayer el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre, a Tiempo de Cambio de radio Rural.

Una segunda herramienta financiera refiere a la posibilidad de acceder a un fondo de características especiales de estímulo para su pago, que incluya un período de gracia de un año para los productores de menor tamaño, de menos de 600.000 litros por año.

Además se trabaja en la posibilidad de reiterar la figura del fideicomiso Fondo de Fortalecimiento de la Actividad Lechera (FFAL), como en años anteriores, pero ajustado a mejoras que eviten las dificultades que generaron y que no han sido aceptadas por los productores lecheros, dijo.

En esa línea de situaciones que no fueron de conformidad de los tamberos figuran las transferencias que debieron hacer los productores más activos del sector, lo que fundamentalmente ocurrió en el FFAL 2. También se debe contemplar a los productores que no lo quieran recibir, pues los fondos anteriores eran obligatorios para todos los productores. Además se debería establecer requisitos para evitar que haya productores que se vayan del sector luego de recibir el dinero del FFAL.

De Izaguirre explicó que, además de que todo el sector actúe como garantía, se crearían cuentas individuales para saber cómo está aportando cada productor y la posibilidad de asumir compromisos de devolución hacia los productores más activos.

Por otra parte frente a la posibilidad de que algún productor se retire de la actividad lechera, se procurarán las garantías propias de cada tambero en base a vales para poder cobrar lo prestado.
Las dificultades se extendieron a varias empresas, algunas de las cuales pagan a sus remitentes de $ 1 a $ 2 menos el litro menos que lo que paga Conaprole a sus productores, que abona un promedio de $ 8,60, en tanto otra decidió recortar un 50% la leche que recibe

Reclaman extender la asistencia

Los productores lecheros insisten en reclamar la declaratoria de emergencia para todo el sector, lo que involucra a todos los departamentos ubicados al sur del río Negro, destacó a El Observador el vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Walter Frisch. Explicó que se hace muy difícil sobrellevar una situación crítica generada por el alza de costos, las consecuencias de la sequía y los bajos precios de los productos que siguen complicados.

FUENTE:  HUGO OCAMPO  – EL OBSERVADOR

Tags: ,

Comments are closed.

Contactenos