Novillos criados con tecnología de punta lograron 56% de rendimiento

URUGUAY  – La primera faena de animales de la Central Kiyú mostró señales de eficiencia que generan expectativa –

El proyecto de mejora de la competitividad de la ganadería uruguaya, cuyos primeros resultados fueron presentados este jueves en la fase de faena, en el frigorífico BPU en Durazno, obtuvo logros importantes de cara a su proyección para los próximos años.

La señales de eficiencia de conversión de pasto a carne que demostraron los 28 novillos faenados indican cuánto es posible avanzar en esa dirección.

Se trata de uno de los proyectos que va a marcar una diferencia en cuanto a mejora genética y eficiencia de producción en Uruguay, destacó el gerente general del frigorífico BPU, Daniel De Mattos, durante la presentación del proyecto.

La faena inicial involucró a los primeros animales terminados en la experiencia de investigación que se lleva a cabo en la Central Hereford de Kiyú y que cuenta con la participación de diversas instituciones públicas y privadas.

De Mattos resaltó que para este frigorífico resulta una actividad trascendente, por la incorporación de la innovación en los procesos de producción de BPU. Dijo que es un camino que hay que seguir, tanto en innovación como en tecnología, como la genética con mayor eficiencia de producción, con el logro de más kilos de carne por cabeza que se van a faenar.

Remarcó principalmente que una de las cosas de este proyecto que más va a tener impacto es en colaborar con una producción más limpia, uno de los valores que esta empresa más vende desde este país y que más se va a agregar hoy y en el futuro.

El presidente de la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay, Alejandro Costa, resaltó a su vez el desempeño de los novillos en el predio de Kiyú, animales de diferentes zonas del país y de distintas líneas genéticas.

Los terneros ingresaron al corral con 170 kilos, tuvieron una ganancia diaria de un kilo y medio y fueron faenados con 22 meses, logrando 56% de rendimiento industrial y casi 280 kilos de carne, una buena noticia, porque demuestra el potencial que tiene la raza cuando se le dan mejores condiciones en predios comerciales.

Agregó que, como se sabe, los cambios en los precios relativos intensifican la función de producción y ya no es raro ver en Uruguay los sistemas de producción en corrales y el manejo de la suplementación con animales que responden de esa manera.

Álvaro Roel, presidente del INIA, resaltó que este proyecto es visto como una plataforma en las nuevas líneas de investigación de producción animal, trabajando en temas de hoy, pero también en la frontera del conocimiento.

Elogios del ministro al proyecto

El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, en el acto realizado en el BPU, recordó que este proyecto es el de mayor potencia científica que ha encarado el país en los últimos años. Destacó la valiosa información que aporta, que demuestra elementos determinantes, por ejemplo una diferencia en la eficiencia de conversión del 25%, y que esa es la diferencia entre ganar y perder en cualquier negocio.

Si esa diferencia se extrapolara a la población de 12 millones de vacunos que tiene Uruguay, es como decir que en lugar de alimentar a 12 millones se estaría alimentando a un rodeo de 14 millones de vacunos, explicó.

Añadió que si esa es la expresión de animales que provienen de rodeos que generalmente tienen un proceso de mejora genética importante, por quienes impulsan esos rodeos, es posible suponer que la diferencia en la población de los 12 millones de vacunos es mayor todavía y, por lo tanto, ese es un tema de competitividad puro.

Federico Stanham, presidente de INAC, destacó la articulación institucional que refleja el proyecto, participando siete instituciones: dos gremiales agropecuarias, dos centros de investigación, el MGAP, INAC y la ANII.

 

 HUGO OCAMPO  –  EL OBSERVADOR

Tags: , ,

Comments are closed.

Contactenos